Archivo

Archive for 25 marzo 2015

I swear… I lived

25 marzo, 2015 Deja un comentario

GLEE ha llegado a su final. Una de las comedias más ácidas de los últimos años acabó este viernes 20 de marzo con un doble episodio que cumplió con dos propósitos: homenajear al malogrado Cory Monteith y  dar un final decente a los personajes protagonistas y a aquellos espectadores valientes que hemos resistido hasta el final del camino con ellos. Básicamente, la sexta sido una temporada para recordarnos que en el piloto de la serie se nos presentaban tres personajes con tres sueños diferentes y que ha llegado el momento de que se cumplan (aunque hayan sustituido a Finn por Sam por razones más que obvias). Si bien las tres primeras temporadas fueron bastante compactas, aunque irían perdiendo fuelle a medida que los personajes fueron dulcificándose, la cuarta y la quinta temporadas no estuvieron a la altura porque se cargaron a los personajes y su evolución previa y porque la nueva generación de estudiantes eran copias descafeinadas de los protagonistas originales. Por suerte, la sexta temporada está bastante cerca de las primeras y los niveles de mala leche vuelven a ser muy potables gracias especialmente a la enorme labor de Jane Lynch dando vida a Sue Sylvester. También a nivel musical hay buenos momentos con un nuevo relevo generacional en el coro, que canta muy bien pero tiene únicamente un rol decorativo en la trama y que caen mucho más simpáticos en 12 capítulos que la generación anterior en la temporada y media que tuvimos que aguantarlos. A modo de despedida, los últimos minutos de la serie:

 

Y el último solo de Rachel Berry, ese personaje que odiabas hasta que empezaba a cantar y que los guionistas se empeñaron en hacer menos desagradable.

Categorías:GLEE, Televisión

Vengadores: Poder en La Tierra.

22 marzo, 2015 Deja un comentario

La popularidad del género de superhéroes en la última década no ha parado de aumentar gracias a las adaptaciones cinematográficas. Convertidos en iconos pop, la cantidad de productos relacionados con ellos es ingente: llaveros, colgantes, camisetas, pijamas, tazas… Algunos de esos productos son más enriquecedores para los lectores de toda la vida, como la gran multitud de libros teóricos que se han ido publicando recientemente. Poder en La Tierra es uno de dichos libros y fue publicado por Dolmen en 2012. Con la coordinación de M. F. Soto y J. J. Vargas, doce escritores hacen un repaso a la historia de Los Vengadores, uno de los supergrupos con más solera de Marvel.

poder en la tierra

Si bien la edición es excelente (a color, tapa dura y unas 275 páginas), el hecho de que el repaso cronológico haya sido llevado a cabo por tantos escritores da un resultado algo irregular en su calidad literaria. Destacan los primeros episodios, especialmente los dedicados a repasar la historia editorial y de los personajes hasta finales de los años 90 y principios de este siglo, en los que se van desgranando poco a poco las idas y venidas editoriales que fueron provocando los cambios en los equipos creativos y algunas derivas argumentales. También hay un correcto análisis de las primeras películas de los Marvel Studios que, aunque escaso en datos técnicos, está enfocado desde el punto de vista argumental y de preproducción, ofreciendo los vaivenes creativos hasta llegar a los resultados vistos en las salas de cine. En el apartado de decepciones, creo que el artículo sobre la etapa de Bendis falla al centrarse en poco más que en resumir las historias y hacer algunas comparaciones y relaciones con sucesos de actualidad (que pueden estar más o menos acertadas, en todo caso) y casi ignorar las cuestiones editoriales escondidas detrás de los cómics publicados. Lo considero un error porque, precisamente, es una etapa en la que hay muchos datos que comentar gracias a la exposición de Marvel a los medios en la era de Internet.

En todo caso, es un libro muy útil para todos aquellos que quieran iniciarse en la lectura de la franquicia vengadora y para aquellos lectores veteranos interesados en conocer más información sobre aquellos autores y aquellas historias que marcaron nuestras vidas.  Como dato, hay una segunda parte, Poder Absoluto, que no he podido comprar porque no lo encuentro en ninguna librería, a ver si consigo hacerme con ella.

Categorías:Cómics, MARVEL

Ciencia Oscura Volumen 1. Cómo caer eternamente.

8 marzo, 2015 2 comentarios

CIENCIA-OSCURA1

Rick Remender lo ha vuelto a hacer. Es decir, tengo pendiente su Fear Agent porque creo que será mejor leer los dos tomos del tirón y Norma lo va a publicar en los próximos días, pero todo lo que le he leído me gusta. Bueno. Todo menos Axis, que es, probablemente, una de las peores ideas y sagas que he leído jamás. De resto, todas sus obras me parecen geniales y Ciencia Oscura me ha encantado.

¿Qué es Ciencia Oscura?

El argumento es el siguiente: Grant McKay, líder de la Liga Anarquista de Científicos, ha logrado lo imposible descifrando la Ciencia Oscura y atravesando las barreras de la realidad con su invención: el Pilar. Pero en uno de sus experimentos algo no fue bien y ahora Grant y su equipo están perdidos en el multiverso, saltando de realidad a realidad, en un océano infinito de mundos desconocidos. Solo pueden seguir adelante, pero ¿qué precio tendrán que pagar para volver a casa?

Black-Science

En serio, ¿qué es Ciencia Oscura?

Pues probablemente, Ciencia Oscura sea una de las series de ciencia ficción  más dinámicas y mejor hechas que podamos encontrar en nuestras tiendas. Remender recoge ideas vistas muchas veces antes y las unifica para dar forma  a una historia que, a pesar de recordar poderosamente a otras que probablemente ya conozcas, te introduce en sus propios parámetros y hace que olvides todas las posibles referencias, convirtiéndose así en una lectura fresca y amena. Además, la narración está llena de giros argumentales, algunos muy sorprendentes, y comienza en medio de la acción, sin presentarnos a los personajes ni lo que sucede, pero, como veremos a lo largo del tomo, todo se irá definiendo paulatinamente.

La trama no es especialmente intricada y transcurre en diferentes mundos a medida que el Pilar, el malogrado artilugio inventado por McKay para viajar entre dimensiones, va llevando a los Dimensionautas a diferentes realidades en las que el tiempo de estancia también estará condicionado por el mal funcionamiento del Pilar. Cada uno de esos mundos estará claramente definido gracias a los mil y un detalles que el dibujante irá introduciendo, enriqueciendo la lectura de forma magistral. Entre medias, y con el objetivo de dar profundidad a los personajes, el escritor plantea una serie de flashbacks en los que va desgranando las personalidades del grupo de viajeros y los posibles motivos de alguno de ellos para haber manipulado el Pilar y haber causado que todos hayan acabado perdidos en el multiverso. Así, Remender resuelve con nota la papeleta de explicar lo que está sucediendo y, al mismo tiempo, deja espacio para escribir unos diálogos claros y creíbles que van al grano sin tener que pararse en detalles que el lector ya conoce, dando mucho dinamismo a la obra y contribuyendo al desarrollo de personajes. Otro de los aciertos es incluir los pensamientos de McKay en cuadros de texto, ya que sus reflexiones sobre el uso de la ciencia, o el mal uso, plantean un escenario interesante: la búsqueda para encontrar la cura de diferentes enfermedades o abastecer a la Tierra de aquellos elementos que escasean ha acabado por sucumbir a los intereses de la corporación que les financiaba.

BlackScience_02_Cover_B-Dressed

El arte, perdón, el ARTE de Matteo Scalera en Ciencia Oscura es dinámico, hipnótico, absorbente, imaginativo… creo que me quedaría sin adjetivos si siguiera. Las viñetas pasan ante tus ojos como si fueran fotogramas y te centras en disfrutarlas. No solo su narración es magnífica, sino que la enorme labor que realiza en el diseño de los diferentes mundos que visitan los Dimensionautas es digna de elogio. Da igual que los personajes se enfrenten contra seres-pez, seres-rana, el ejército alemán, indios robóticos, monstruos o monos, el dibujo de Scalera consigue transmitir una sensación casi cinematográfica que no deja indiferente. A eso se une que aprovecha su anguloso estilo para enfatizar las expresiones de los personajes en determinados momentos clave en la historia. Por último, no debo dejar de hacer referencia a la gran labor que lleva a cabo Dean White en el color porque es el complemento perfecto para Scalera. Juntos realizan una labor casi insuperable en la creación de mundos de ficción.

No puedo esperar a la continuación de esta historia.