Chandelier de Sia

Chandelier es un tema que me ha ido ganando poco a poco en los meses que hace que suena en diferentes radios y programas de televisión. El estribillo tiene una fuerza que habla por sí sola.

 

Party girls don’t get hurt
Can’t feel anything, when will I learn?
I push it down, push it down

I’m the one “for a good time call”
Phone’s blowin’ up, ringin’ my doorbell
I feel the love, feel the love

1, 2, 3, 1, 2, 3, drink
1, 2, 3, 1, 2, 3, drink
1, 2, 3, 1, 2, 3, drink

Throw ‘em back ‘til I lose count

I’m gonna swing from the chandelier, from the chandelier
I’m gonna live like tomorrow doesn’t exist
Like it doesn’t exist
I’m gonna fly like a bird through the night, feel my tears as they dry
I’m gonna swing from the chandelier, from the chandelier

But I’m holding on for dear life, won’t look down, won’t open my eyes
Keep my glass full until morning light, ‘cause I’m just holding on for tonight
Help me, I’m holding on for dear life, won’t look down, won’t open my eyes
Keep my glass full until morning light, ‘cause I’m just holding on for tonight
On for tonight

Sun is up, I’m a mess
Gotta get out now, gotta run from this
Here comes the shame, here comes the shame

1, 2, 3, 1, 2, 3, drink
1, 2, 3, 1, 2, 3, drink
1, 2, 3, 1, 2, 3, drink

Throw ‘em back ‘til I lose count

I’m gonna swing from the chandelier, from the chandelier
I’m gonna live like tomorrow doesn’t exist
Like it doesn’t exist
I’m gonna fly like a bird through the night, feel my tears as they dry
I’m gonna swing from the chandelier, from the chandelier

But I’m holding on for dear life, won’t look down, won’t open my eyes
Keep my glass full until morning light, ‘cause I’m just holding on for tonight
Help me, I’m holding on for dear life, won’t look down, won’t open my eyes
Keep my glass full until morning light, ‘cause I’m just holding on for tonight
On for tonight

On for tonight
‘Cause I’m just holding on for tonight
Oh, I’m just holding on for tonight
On for tonight
On for tonight
‘Cause I’m just holding on for tonight
‘Cause I’m just holding on for tonight
Oh, I’m just holding on for tonight
On for tonight
On for tonight

Anuncios

El corredor del laberinto

Pasada la época de los grandes blockbusters veraniegos, mi última visita al cine fue este jueves para ver El Corredor del Laberinto. Cómo no, una película de esas que mencionaba hace unas semanas sobre futuros distópicos con protagonistas adolescentes que tanto me gustan. En esta ocasión, también está basada en un libro homónimo que forma parte de una trilogía que pienso leerme en algún momento, por lo que no voy a juzgarla como adaptación, sino como producto de entretenimiento.

Corredordellaberinto

Para empezar, el argumento, sacado de FilmAffinity:

Año 2024. Cuando el joven Thomas despierta, se encuentra en un ascensor y no recuerda quién es. De pronto, el ascensor se detiene, las puertas se abren y una multitud de chicos lo recibe. Ha llegado al Claro, un lugar rodeado de altísimos muros con dos portones que todas las mañanas se abren y dan paso a un inmenso laberinto. De noche, las puertas se cierran y por el laberinto circulan unas aterradoras criaturas llamadas laceradores. Todo lo que ocurre en el Claro sigue unas pautas: al abrirse las puertas, algunos chicos salen a correr al laberinto para buscar una salida. Una vez al mes, el ascensor sube con un nuevo chico, nunca una chica… hasta ahora. Tras la llegada de Thomas, suena una alarma y el ascensor trae a otra persona. Es una chica, y en la nota que la acompaña pone: “Ella es la última. No llegarán más”. Las cosas en el Claro empiezan a cambiar, y lo único en lo que Thomas puede pensar es en lo mucho que desea ser un corredor.

Hay algo especial y llamativo en esta película: su empeño en huir de todos los tópicos dramáticos y amorosos que caracterizan a la mayoría de estos productos cinematográficos. Así, en ningún momento sentimos que haya tensión amorosa ni sexual en cuanto el personaje femenino aparece en escena ni, tampoco, percibimos un gran drama por el hecho de estar encerrados durante años en un claro en medio de un laberinto poblado por criaturas asesinas, sino más bien al contrario: los habitantes anteriores a la llegada de Thomas, el protagonista, se han adaptado a su vida allí con mucha calma y mucha armonía, estableciendo una pequeña sociedad en la que todos tienen un rol determinado. Esto permite al director, Wes Ball, poner toda la atención en lo que más sobresale en la película: un ritmo trepidante incluso en las partes en las que la acción no es predominante, destinadas a contar lo que está sucediendo y presentando correctamente los misterios a resolver en la trama. Una vez que se conoce la razón de la existencia del laberinto y del experimento con los chicos, la película se lanza hacia una frenética carrera (ejem) por la libertad que me parece muy bien contada. Junto con el ritmo, quizás lo mejor de la película es la BSO, aunque tampoco es especialmente memorable en un primer visionado.

En cuanto a los actores… bueno, a Dylan O’Brien lo conozco por su papel de Stiles en Teen Wolf. Allí hace el típico papel de amigo gracioso y poco afortunado en el amor del protagonista soso y fucker de turno y aquí tiene un rol bastante opuesto. En Teen Wolf a veces es gracioso y en otras ocasiones resulta lamentable su actuación. La verdad es que como la película la vi en español no me atrevo a opinar demasiado y diré que está correcto por lo que se deja entrever. El resto, salvo Thomas Brodie Sangster (Jojeen Reed en Juego de Tronos) y Kaya Scodelario (de la serie Skins, pero justo de las temporadas que no he visto), son actores bastante desconocidos para mí y tampoco tienen minutos para lucirse mucho interpretativamente hablando, más bien están para lucir músculos y ropa cutre. Y demasiado es, ya que están destinados a ser carne de cañón.

Por lo tanto, El Corredor del Laberinto, es una película correcta para los amantes del género, que innova en algunos aspectos y que es una buena introducción a la trilogía y que deja con ganas de ver la continuación. No es una maravilla, pero se deja ver. Buen inicio para el novel Wes Ball.

Yours – Ella Henderson

Hace dos años el mundo conoció a Ella Henderson en el primer programa de la edición 2012 de The X-Factor UK. Una adolescente de 16 años que sorprendió a todos con un tema propio sumamente emotivo. Ella no ganó. Fue eliminada incomprensiblemente poco antes de la final, eso sí, enfrentándose al genialísimo ganador de esa edición, James Arthur. Una final entre ellos dos habría sido, posiblemente, el momento culminante de ese formato, y eso teniendo en cuenta cualquiera de los países a los que ha sido exportado. El próximo 13 de octubre sale a la venta el primer álbum de Ella Henderson y Yours tiene pinta de ser uno de sus grandes temas.

I wear your winter coat
The one you love to wear
So I can feel in close
To was beyond compare
The moment we can have
You catch me in your eyes
That beauty on my pillow
They haunt me in the night
And I will find my strength to untame my mouth
When I used to be afraid of the words
But with you I’ve learned just to let it out
Now my heart is ready to burst

Cause I, I feel like I’m ready for love
And I wanna be your everything and more
And I know every day you say it
But I just want you to be sure
That I’m yours

If I’ve been feeling heavy
You take me from the dark
Your arms they keep me steady
So naive of falling apart
And I will find my strength to untame my mouth
When I used to be afraid of the words
But with you I’ve learned just to let it out
Now my heart is ready to burst

Cause I, I feel like I’m ready for love
And I wanna be your everything and more
And I know every day you say it
But I just want you to be sure
That I’m yours

Reto Graymalkin. Informe Cuarto.

Primer informe de septiembre y, por tanto, primer informe que tiene lugar tras las vacaciones. La primera semana de trabajo fue algo tranquila y pude sacar tiempo para seguir leyendo cómics más o menos con calma y pude leerme los cuatro primeros tomos que voy a comentar.

NextMen3

John Byrne’s Next Men. Volumen 3.

Guion: John Byrne. Dibujo: John Byrne y Mike Mignola. Tercer tomo de la reedición de Next Men y aquí llegamos al final de la etapa clásica de la serie con tres arcos argumentales: “Fe”, “Poder” y “Mentiras”. La serie avanza en todas sus subtramas y continúa mostrándonos cómo el mundo es un peligro para los supervivientes del proyecto NextMen, que seguirán siendo perseguidos, cazados y manipulados por los responsables del proyecto. Por otro lado, Byrne utiliza estas historias para demostrarnos que hay temas poco tratados en el género superheroico que pueden dar juego si se saben enformar correctamente, como son la religión, el aborto o la violación/manipulación mental con fines sexuales. La evolución de algunos personajes es bastante llamativa, especialmente Jack, Jasmine y Tony Murcheson. La idea de que los NextMen puedan activar a humanos corrientes y darles poderes a través del sexo, como si fuera una enfermedad de transmisión sexual, es, al mismo tiempo, muy valiente y trágica, sobre todo si tenemos en cuenta que en la época en la que estos cómics fueron publicados el SIDA causaba estragos, porque le da a los personajes un lado de peligrosidad que hasta ahora no había leído en ningún cómic. Por otro lado, Byrne hace un gran uso de uno de esos personajes activados a través del sexo para hacer que los NextMen tengan alguna que otra batalla “real”, ya que el poder activado de Sandy consiste en hacer reales a los personajes de los cómics de superhéroes, lo cual sirve a Byrne para dar aparición a personajes de Dark Horse, como HellBoy (con dibujo de Mignola incluido), Concrete o MonkeyMan & O”Brien. El tomo acaba con la historia en un punto álgido y no me puedo ni imaginar lo que habrá supuesto a los lectores de la época tener que esperar tantos años para finalizar la obra. Me intriga saber cómo acaba la historia, aunque también es cierto que el John Byrne de los últimos años está bastante lejos del nivel que tenía en sus años de gloria y creo que los episodios clásicos de Next Men son su última gran obra, así que espero no llevarme un chasco con el cuarto y último tomo, cuando sea que Norma quiera publicarlo.

supergod

Supergod.

Guion: Warren Ellis. Dibujo: Garrie Gastonny. Warren Ellis en estado puro. Si algo sabemos los seguidores de este escritor es que siempre tiene presente a la tecnología en sus obras, una tecnología creada no tanto con el noble propósito de proteger a los ciudadanos o para hacer el bien, sino para enriquecer a sus creadores o, en este caso, hacer una demostración de poder sin precedentes. Tomando como punto de partida la carrera armamentística de la segunda mitad del siglo XX, Ellis va desgranando, a través de un narrador testigo y la utilización de flashbacks, cómo diferentes naciones usaron toda la tecnología y fuentes de poder a su disposición para crear superhombres con los que poner fin a las eventuales guerras con otros países. Sin embargo, esos superhombres fueron más allá y la mayoría de ellos obtuvieron un poder prácticamente omnipotente, por lo que se les empezó a considerar dioses, aunque estos dioses creados en laboratorios acabarían entrando en guerra y arrasarían el planeta. A lo largo de esta miniserie, recogida en tomo por Glenat, Ellis va haciendo una reflexión brutal sobre el poder y sobre la mentalidad de estos seres todopoderosos creados por humanos cuyo poder y pensamiento trasciende los escuetos límites de la humanidad, que los ha creado saltándose todas las normas éticas. Quizás esto es lo más interesante de esta obra, ya que ni el dibujo de Gastonny ni el desarrollo de la historia ni la caracterización de los personajes son realmente acertados. Es más, me quedo con la duda de saber si la nula caracterización de los personajes es intencionado o fruto de una trama alargada para dar pie a las espectaculares páginas dobles del dibujante. Además, la historia está contada de forma algo monótona por el abuso de flashbacks y páginas de combates entre los superdioses.

1959

Los Vengadores 1959.

Guion y dibujo: Howard Chaykin. Se suele decir que quien tuvo, retuvo. En el caso de Chaykin cada vez lo tengo menos claro. Puedo entender que, con el paso de los años, las cualidades artísticas mermen un poco por cuestiones de edad, pero la capacidad de saber contar historias no debería hacerlo y esta historia tiene muchos momentos que no hay por dónde cogerlos. Miento. La historia entera no hay por dónde cogerla. No me he enterado de muchísimas cosas. Hay apariciones de personajes sin venir a cuento. No distingo algunos secundarios. La caracterización de algunos personajes (Namora, Dientes de Sable, Furia…) es lo mejor. El dibujo está medianamente bien, lo mejor la narración. Olvidable al 300%

La segunda semana ha estado caracterizada por un montón de ensayos que me han quitado demasiado tiempo para la lectura. Además, llegaron las grapas del mes y he empezado con ellas también (llevo 4 grapas, todas mutantes, desde el viernes). Solamente dos tomos esta semana:

Guerra sin cuartel - Parte 2

Los Muertos Vivientes: Guerra sin cuartel. Parte 2

Guion: Robert Kirkman. Dibujo: Charlie Adlard. Enfrentamiento final entre los supervivientes al mando de Rick y las fuerzas de Negan. En esta ocasión Kirkman lleva a los personajes más allá de lo visto anteriormente (pegarle un tiro al villano de turno) y decide que Rick use otro tipo de estrategia para vencer a Negan. Acostumbrados a que todo acabe en una orgía de sangre, en esta ocasión apenas se producen bajas entre las facciones y apenas hay zombis involucrados, aunque la idea de utilizar a los caminantes como munición vírica me parece una genialidad. El final está bien, se produjo un cambio en la forma de enfocar a los personajes y me gustó, aunque me dejó algo frío porque me recordó bastante a cómo los guionistas dejaron vivir inicialmente al Gobernador en la serie de TV y le restó originalidad. Aunque también es cierto que dejar a ese loco vivo puede llegar a ser un buen aliciente de cara al futuro de la serie. A ver cómo sigue desarrollando Kirkman la historia…

Protegido

Buffy Cazavampiros. 9ª Temporada. Volumen 3: Protegido.

Guion: Andrew Chambliss, Jane Spenson y Drew Z. Greenberg. Dibujo: Georges Jeanty, Karl Moline y Ben Dewey. Buffy sigue sin encontrar su sitio en el mundo después de haber terminado con la magia en la octava temporada. Otras antiguas cazadoras han sido más avispadas y han sabido sacar partido a sus poderes. Kennedy es una de ellas y forma parte de una empresa que ofrece los servicios de las cazadoras como guardaespaldas y Buffy empieza a trabajar para ella. Su primer cliente es el creador de TinCan, la red social demoníaca que sigue en funcionamiento entre dimensiones y a quien Wolfram & Hart han decidido eliminar. Buffy tendrá que protegerle y, al mismo tiempo, destruir la instalación en la que están los servidores de la red social demoníaca para poner fin a las maquinaciones de la antigua empresa de Angel. Estamos ante una historia bastante simplona y más bien anecdótica que no deja demasiado recuerdo, aunque a Buffy le sirve para darse cuenta de que ella, a diferencia de las otras cazadoras, no piensa en proteger a una persona concreta, sino en salvar al mundo, puesto que ella es LA cazadora. La segunda historia tiene algo más de chicha, se trata de la presentación de Billy, Cazavampiros, el primer cazador de vampiros, y de Devon, su vigilante y futuro amante. Además de por el hecho de ser hombre, gay y de no tener poderes, la historia de Billy consiguió sacarme alguna sonrisa al recordarme a las primeras temporadas de la serie.

Si no pasa nada, en 15 días más 🙂

Una de sesiones de estudio

Hace un rato estaba dándole vueltas al post del Reto Graymalkin que se publicará mañana mientras escuchaba a algunos de mis grupos favoritos en Spotify. Por eso he decidido compartir por aquí algunas versiones en directo de varios temas que me gustan para amenizar la tarde de domingo.

A Great Big World. Este dúo tiene algo especial. Sus canciones son pura emoción y te contagian el estado de ánimo. Los conocí cuando GLEE versionó su tema “This Is The New Year” en su cuarta temporada y les he ido siguiendo la pista desde entonces. Esta canción se ha hecho internaciolmante famosa gracias a la colaboración de Christina Aguilera.

Daughtry, grupo al que sigo desde hace ya varios años, tiene en su último álbum, Baptized, un pequeño homenaje a Superman. Cabe recordar que el líder y vocalista del grupo, Chris Daughtry, es un gran fan de los cómics (especialmente de DC) y que es amigo personal de Jim Lee y otros artistas del género. Este rockero, además, parece dispuesto a llegar a dibujar cómics, tal y como podemos atestiguar los que le seguimos en Instagram.

Keane versionando su increíblemente magnífico tema “Somewhere only we know”

Por último, un directo de Train, la banda de rock procedente de San Francisco, tocando una de sus canciones más aclamadas, Drops of Jupiter (Tell Me) del año 2001.

Recopila momentos

Esta es una imagen que encontré hace no mucho por internet y que he decidido compartir aquí porque resume bastante mi estado de ánimo actual. Tras mucho tiempo obsesionado con el futuro, con encontrar una estabilidad laboral y poder volver a disponer de mi tiempo y mi vida, es hora de volver a disfrutar del presente.

Collect moments

Sé que estos posts son un tanto crípticos, pero, primero, casi nadie lo va a leer (por lo que me puedo poner un tanto “místico” si me apetece) y, además, es cierto que llevo varios meses tratando de cambiar algunas cosas y de adaptarme a mi nueva situación personal tras pasar casi diez años intentando llegar hasta aquí. No se puede  cambiar todo de un día para otro.

Reto Graymalkin. Informe Tercero.

Segunda quincena de agosto. Mes de hacer el vago por excelencia. En realidad no he tenido mucho tiempo para hacer el vago, aunque pueda parecerlo por las pocas lecturas que he hecho.

Entre el martes 19 y el sábado 23 estuve en Madrid de vacaciones. Tuve la genial suerte de estar con mis tres grandes amigos bloggers, Yota, Oneyros y Katamotz, que se han convertido en mi familia madrileña y me acompañan a todas partes y me llevan a un montón de sitios que sólo los habitantes de la ciudad pueden conocer (y además, hablamos tanto por whatsapp que no nos da casi ni tiempo a echarnos de menos aunque nos veamos de año en año). Fue un viaje genial, en el que además he conocido a Mike, con quien sólo había coincidido brevemente en algún Expocómic, y he tenido la suerte de coincidir casi todas las noches con Harry, otro buen amiguete con quien charlar en el hostal hasta las tantas aprovechando mi jetlag. Estas vacaciones las quería, básicamente, para cambiar de aires, frikear y comprar material atrasado. Y todo eso se ha cumplido. En el lado económico, hay que señalar que Madrid está lleno de ofertas. Grapas a 1€, tomos rebajados, 5 tomos a 18€ y cosas así… Total… como unos 110€ gastados + otros 30 en pelis tiradas de precio. Un buen porrón de cómics para casa, pero un enorme porrón. Podría haber sido peor. La verdad es que fueron unos días fantásticos, con muchas risas, muchos temas recurrentes, muchas coñas recurrentes, acuñar el término “Frikster” (el que era friki antes de que estuviera de moda ser friki), ver Los Guardianes de la Galaxia en VOSE, ver el musical El Rey León y disfrutarlo como si tuviera 12 años… Ya tengo ganas de volver.

En Madrid también tuvo lugar la conferencia “Los cómics como herramienta didáctica” que impartí en la Fnac Castellana. No hubo mucha gente (lo normal de Madrid en agosto) y, aunque al principio me puse nervioso, creo que luego salió bastante bien. No sé si logré explicar exactamente que el cómic es una grandísima herramienta para encarar las exigencias de la educación del siglo XXI, pero, si no fue así, al menos espero que fuera amena.

 

Al lío, mis lecturas:

Las grapas de agosto.

Ya finiquitadas, Superior Spider-Man es lo mejor del mes, junto a la Nueva Patrulla X de Bendis, Los Poderosos Vengadores de Al Ewing y Los 4F de Robinson. Para mí, estas tres últimas series son de una calidad totalmente inesperada. Jamás pensé que pudieran gustarme tanto cuando se anunciaron. Puestos de honor para Thor de Aaron y el Capitán América de Remender.

Masacre Pulp

Masacre Pulp

Guion: Adam Glass y Mike Benson. Dibujo: Laurance Campbell. Cuando Marvel comenzó con su línea Noir, me pareció una buena idea. Esperaba que pudieran llevarla a cabo de forma inteligente y enfocándola hacia un público más adulto, para que las historias no fuesen demasiado sosas y dieran buena cuenta del género noir. Asimismo, cuando vi anunciado esta versión pulp del mercenario bocazas le vi muchísimas posibilidades. Para empezar, se alejaba del período de entre guerras y se sumergía en los comienzos de la guerra fría, con todo lo que eso implicaba: peligro atómico, amenaza constante, políticos y militares endurecidos, espías, mercenarios, proyectos secretos… Además de por tener un apartado gráfico muy sobrio, esta historia destaca por un guion en el que el tándem de guionistas aprovechan cada página de estos cuatro números al máximo y nos proporcionan una lectura en la que están presentes los elementos más característicos de Masacre (su enfermedad, sus personalidades múltiples, su facilidad para romper la cuarta pared, sus secundarios más característicos, sus planes locos pero exitosos… ), pero totalmente adaptados para que tengan la importancia justa y nada estrambótica en una historia que recuerda a las películas de James Bond. Una grata sorpresa.

X-O manowar

X-O Manowar. Planeta Muerte.

Guion: Robert Venditti. Dibujo: Cary Nord y Trevor Hairsine. Creo que le ha costado mucho, pero esta serie ha conseguido despegar al fin. Quizás es la serie que menos me atrae del universo Valiant, a pesar de que Cary Nord es uno de mis dibujantes favoritos, y a Venditti le ha llevado demasiado tiempo hacer que sintamos algún tipo de empatía por el visigodo Aric de Dacia. Sin embargo, en Planeta Muerte vemos crecer al personaje y llevar la guerra hasta el mundo natal de sus captores, convirtiéndose en el líder de la revolución de los esclavos. El final del tomo parece que puede proporcionar un nuevo landscape a la serie y espero que estos cambios sean bien aprovechados, a pesar de que lo próximo para el personaje imagino que estará relacionado con el crossover Harbinger Wars publicado este mes. Por otro lado, he de confesar que en este tomo Cary Nord me ha dejado frío. Hay un cambio en su estilo que no me ha terminado de gustar.

Seconds

Seconds.

Guion y dibujo: Bryan Lee O’Malley. Scott Pilgrim vs The World es una de mis historias favoritas. Me pareció una genialidad. Por esa razón, esperaba con muchas ganas este Seconds, que no defrauda. O’Malley aprovecha para potenciar todos aquellos recursos característicos de su obra anterior, como la forma en que presenta a los personajes, la interacción entre la protagonista y el narrador omnisciente, la narrativa o el elemento fantástico. Quizás lo que más me gustaría destacar es cómo la narración te atrapa hasta el punto de hacerte leer la obra del tirón, avanzando la lectura a gran velocidad y aprovechando al máximo las páginas en el que, por cierto, la calidad del dibujo y del color destacan especialmente. La historia es también más madura y se centra en la crisis vital de una casi treintañera que ve cómo sus sueños no se realizan como ella quiere, una historia con la que me pude idenfiticarme perfectamente y que me hizo pensar qué habría escrito yo en la libreta de errores si se me hubiera dado esa oportunidad hace un par de años. Mientras que Scott Pilgrim tenía un ritmo más de videojuego, el de Seconds recuerda más al de una película indie. En el lado negativo, los personajes secundarios te dan bastante igual y no son tan carismáticos como los de Scott Pilgrim (salvo excepciones) seguramente por la menor extensión de la obra. Además… Katie me pareció bastante odiosa en gran parte de la trama, pero, pese a todo, consiguió interesarme por su historia.

Riesgo Suicida portada.indd

Riesgo Suicida: El rencor de la guerra.

Guion: Mike Carey. Dibujo: Elena Casagrande. Últimamente me ha dado por leer acercamientos al género de los superhéroes que se desvían de las historias más tradicionales y BOOM Studios! me ofrece la posibilidad de hacerlo. Tras Supurbia y DeathMatch, llega el turno de esta serie, que, como las anteriores, . En este caso, quise probar con Riesgo Suicida por dos razones: Mike Carey y porque la historia presentaba un mundo en el que los villanos campaban a sus anchas y eran los policías los que debían detenerlos al coste que fuera. Dado que no he leído series como Gotham Central o AIDP me pareció que este tomo podría servir para irme metiendo poco a poco en una serie ambientada en estos términos y, además, de la mano de un guionista que no me suele defraudar. Entre las virtudes de la serie destaca el ritmo frenético con el que transcurre la historia, que cambia de escenario en cada número y amenaza con tener un tono muy global. Otro de los elementos llamativos son los diálogos, ya que delimitan las personalidades de los personajes a la perfección. La mezcla de géneros (policíaco y superheroico) también está lograda y me intriga mucho saber cómo piensa continuar la historia Carey. Como pega, he de decir que me parece que el guionista acaba muy pronto con la premisa, o al menos es lo que se intuye a lo largo de este arco argumental, aunque también es cierto que Carey ha dicho que la trama se irá complicando y que tiene planes a muy largo plazo. El dibujo de Elena Casagrande potencia la fluidez narrativa y destaca en las expresiones faciales, aunque flojea en fondos y anatómicamente en algún momento. En todo caso, realiza un trabajo más que bueno.

MiracleMan

MiracleMan: El sueño de volar

Guion: El guionista original anteriormente conocido como Alan Moore. Dibujo: Garry Leach, Alan Davis. Por fin llega a España Miracleman, una serie que muchos podemos disfrutar por vez primera a pesar de haber escuchado hablar de ella desde hace más de 20 años, como es mi caso. Aunque sea una obra inicial, Alan Moore no decepciona en este primer tomo y sorprende con un tratamiento adulto y oscuro del superhéroe tomando como punto de partida las historias del MarvelMan de los años 50.  Uno de los mayores logros es reinterpretar los códigos del género superheroico y, sobre todo, de lo que significa ser un superhéroe. Hay momentos sorprendentes, como la historia del verdadero origen secreto, que me cogió totalmente desprevenido y me parece una genialidad, y hay situaciones que imagino que a los lectores de la época tuvieron que hacerles alucinar en colores, como los temores de Mike Moran ante el hecho de que MiracleMan haga todo mejor que él. Moore quita al superhéroe todo su heroismo y todo su glamour para presentarnos a un ser súper poderoso al que nadie conoce, que  no tiene verdaderos (archi)enemigos, que debe combatir contra el que había sido su sidekick y cuyo alter ego cuestiona continuamente si debería permitir que MiracleMan ocupara su lugar o no, puesto que la frustración que siente ante la superioridad de su otro yo es mayor que la certeza de que MiracleMan es necesario para el mundo. En el apartado gráfico, tanto Garry Leach como Alan Davis hacen un trabajo genial y, aunque no pueda disfrutar la obra con su coloreado original, creo que Steve Oliff hace un trabajo de altura. Desde luego, ya tengo ganas de leer los próximos dos tomos y, a continuación, releer la historia completa.

Poca cosa en esta quincena en cuanto cantidad. Ahora mismo tengo a medias el tercer tomo de Next Men de John Byrne, del que si no pasa nada, debería hablar en 15 días. Para los próximos días intentaré comentar algo de Orange is the New Black, Orphan Black y varios tomos leídos este verano que me gustaría comentar de forma individual. A ver si la vuelta al curro, con los desquiciantes primeros días del curso, me dejan tiempo.