Cinco años y un día

Pese a que el título de esta entrada parezca el período establecido como condena para un preso, lo cierto es que se trata del tiempo de vida que tiene esta humilde bitácora. Hace ya más de cinco años que creé Graymalkin Lane y, aunque en estos últimos meses ando excesivamente ocupado, lo cierto es que sigo teniendo intención de aparecer por aquí de vez en cuando. Me gustaría escribir más por aquí, pero el trabajo absorbe muchas horas y, además, sigo enfrascado en una titánica producción que me quita el resto del tiempo y que espero finalizar a lo largo del 2010, porque empiezo a quedarme ya sin fuerzas.

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Hoy recuerdo quién era yo hace 5 años y compruebo que soy una persona muy diferente, que ha pasado por etapas de profundos cambios que me han llevado a encontrar un camino en la vida que me gusta, que me hace feliz y, sobre todo, me han sucedido cosas que me han moldeado para ir puliendo todas aquellas aristas que eran innecesarias. No me voy a poner más filosófico, sino que voy a acabar este minipost expresando mi deseo de volver por aquí y afirmando que sigo leyendo los blogs de todos los que en su momento fueron habituales en este blog y de otros muchos (mi lector de feeds está hasta los topes), aunque no tengo tiempo para comentar la mayoría de las veces.

Saludos!!

Anuncios