Mystery Men


Como friky que soy, de vez en cuando intento ver alguna de esas “películas frikys de culto”, con algunas lo paso mejor que con otras y, en el caso de Mistery Men, me quedé a medio camino. Es decir, tiene sus momentos, pero luego la cosa es un poco sosa, el argumento un tanto previsible y los personajes se hacen un poco monótonos. Pero eso es ya en la segunda hora de la película, la primera parte es muy divertida tanto en la situación como en la forma de presentarnos a los personajes.

La historia es la siguiente: el Rajá Azul (con sus impresionantes tenedores…), el Zapador (un tipo que va por ahí deteniendo delincuentes, más bien intentándolo, con una pala) y Mr Furioso (el Lobezno impotente) intentan ganarse las simpatías del Capitán Asombroso, el gran héroe de la ciudad, una personalidad incomensurable, un paladín de la justicia, el hombre que todas las mujeres quieren tener en la cama y que todos los hombres envidian…. Un superhéroe sin enemigos, ya que es tan bueno que los tiene a todos en la cárcel. De ahí que, usando su personalidad secreta de psiquiatra, ponga en libertad a su peor enemigo, Frankestein Casanova, para, así, poder seguir ganando popularidad, ya que algunos sponsors que le llenan el traje de pegatinas con los nombres de sus productos le están dando de lado porque, básicamente, no hace gran cosa.

El Capitán Asombroso no hace ni puto caso a los tres protagonistas, a los que considera unos inútiles, pero ellos están decididos a seguir su ejemplo y proteger a Champion City de los villanos. Lamentablemente, son tan patéticos que lo único que consiguen son moratones y cortes. La madre del Rajá Azul piensa que su hijo es algún porrero fetichista friky, la mujer del Zapador quiere que su marido deje sus actividades nocturnas y la vida sexual de Mr Furioso es más patética aún que sus aventuras. Sin embargo, descubren que Casanova ha secuestrado al Capitán Asombroso, así que hacen un casting para montar su propio grupo de superhéroes. El casting es uno de los mejores momentos de la cinta y en él se ríen de todos y cada uno de los tópicos de los superhéroes. El nuevo grupo estará formado por La Lanzadora (una tía que tiene una bola de la de jugar a los bolos que contiene el cráneo de su padre… con quien sigue hablando..), el Chico Invisible (con la cualidad de ser invisible cuando nadie le ve), el Flato (cuyos pedos son para caerse muerto) y La Esfinge (el mentor del grupo). Todos ellos salen a luchar y les dan de hostias (además, se cargan al Capitán Asombroso por error…), así que tienen que reorganizarse para la batalla final.

A partir de aquí la película pierde mucho, los diálogos ya no son tan interesantes, la historia se hace tópica, hay mucha precipitación para resolver las situaciones de cada personaje, algunos personajes desaparecen sin saber por qué (como La Esfinge y alguno de los villanos) y, en general, es un poco más flojo que el resto de la película. Sobre todo por ese final… no sé, siendo héroes TAN patéticos, y aunque los enemigos tampoco se queden atrás, yo siempre pensé que lo lógico es que perdieran la batalla y, así, conseguir la burla total del género de superhéroes, ya que la primera parte de la película no es ni más ni menos que eso y con este final se pierde mucho y queda todo muy moralmente correcto y da a entender que, incluso siendo lo más patético del mundo, podrás superarte a ti mismo y triunfar… En fin… qué gonito!!

Eso sí, al ver esta película no paraba de pensar en los X-Statix de Milligan y Allred por eso de reírse de los mutantes y de los superhéroes, aunque las dos obras no tengan mucho en común. Espero que el final de su serie no sea tan moralizante. Ya sólo me quedan un mes y poco más para saberlo!!

Por cierto, ¿alguien sabe qué tal está el cómic del Hombre Zanahora del que sale esta película? ¿Salió en español?

Cambiando el blog un poco

Bueno, este es un mensaje que escribo, más que nada, porque como van a salir tropecientos posts de este blog en Tebelogs, pues a lo mejor a alguien le da por pasarse por aquí a curiosear…
He cambiado un poco el blog. Es decir, además de ponerle una imagen de entrada (que no me ha terminado de gustar, todo sea dicho; por cierto ¿alguien sabe cómo puedo quitar el segundo título? Es que pensaba dejar sólo la imagen y la frasecilla de debajo, pero no me deja quitar el título del blog :S), lo fundamental es que he creado un apartado de “secciones” donde están los links de mis propios posteos que más me interesan. Es decir, yo intenté crearme un blog en otros servidores tipo blogia o alguno así, de esos que te “organizan” los posteos en categorías, pero siempre me daba error (y me sigue dando…), por lo que me metí en blogger y ahora he recurrido a la opción rústica y he hecho yo mismo la clasificación de mis comentarios, menos mal que son pocos. Por eso los mensajes anteriores con una serie de enlaces.
También he cambiado mi nick, que deja de ser Ivánn y ahora es IvánN Díaz. Así aparece también en la Hemeroteca XMEN, +QC y Perdidos por Lost, los blogs en los que participo colectivamente. Además, he organizado mis enlaces por categorías: noticias, weblogs, foros, etc. Así no me hago un lío buscándolo todo.
Ale, pues ya está ^_^

Harry Potter y el Cáliz de Fuego.

Pese a la imagen que pongo, no voy a hablar de la cuarta película de Harry Potter, sino del libro en el que se basa su guión. Empecé a leer los libros de Harry Potter hará cosa de un año aprovechando que el primero de la serie era el libro más barato de la revista del Círculo de Lectores (^_^) y, también, movido por la curiosidad, ya que conozco a mucha gente muy enganchada a esos libros. La cuestión es que me enganché como un imbécil al primer libro y pedí el segundo al Círculo poco después. Me lo leí, me enganchó, pese a que ya vislumbré los topicazos y la estructura paralela que es un cliché en la obra, y repetí con el tercero y luego con el cuarto. Y menudo libro el cuarto. Me quedé sin palabras cuando lo leí.

La historia empieza como siempre (salvo el prólogo, que enlaza con las novelas anteriores con Colagusano y Voldemort), que si Harry malviviendo con sus tíos, los Weasly que le salvan y se lo llevan con él. Hermione en su línea de “lo sé todo, a ver si haces lo mismo y estudias”, etc. Pero pronto la cosa cambia con la aparición de las verdaderas fuerzas maléficas que tanto se temen en el mundo mágico y que amenazan hasta a los muggles. Los seguidores de Voldemort empiezan a dar señales de que éste está recuperándose y de que pronto todo va a cambiar para peor. Y así será, claro. Como siempre, Harry está destinado a participar en los hechos más peligrosos y, esta vez, tendrá que enfrentarse a ello solo. Sin la ayuda de sus dos mejores amigos: Hermione (que le ayudó en la primera y en la tercera novela) y Ron (que le ayudó en la primera y en la segunda). He aquí el gran gancho de la historia: Harry Potter por fin se ve las caras con Voldemort a solas.

Para darle más emoción a la cosa, la autora nos mete un torneo entre magos de distintas escuelas que tendrá lugar en Hogwarts y nos presenta al nuevo profesor de artes oscuras, Ojoloco Moody, un eficiente mago que no es lo que parece, pero que es muy poderoso. Tan poderoso que muy pocos podrían derrotarle. Además, vamos conociendo muchos retazos de la era Voldemort y del pasado de los personajes que rodean a Harry: Hagrid, el director Dumbledore, los Weasly… También empieza a aparecer cierta tensión, digamos, sexual, entre Hermione y Ron. El torneo de magos nos dará las escenas de acción más completas de los cuatro primeros libros y nos presentará al héroe trágico de la historia (Cedric) y a dos de los mejores magos del mundo: el jugador de Quidditch Víktor Klum y la francesa Fleur, que junto a Harry emprenderán la carrera por demostrar quién es el mejor. Todo esto, y el regreso del padrino de Harry, Hermione y los elfos domésticos y la presentación de Rita Skeeter, una periodista de métodos poco éticos, pasan a ser los subargumentos de este libro, que tiene un final de infarto.

Llegué al capítulo 25 con un poco de tedio, ya que todo lo que se nos relata hasta entonces no viene a ser más que un preludio muy extenso de lo que está por venir, pero a partir de ahí devoré el libro. Me leí más de 200 páginas de un tirón, cosa que nunca esperé cuando cogí Harry Potter y la Piedra Filosofal, que comencé con mucho escepticismo porque pensaba que sería mucho más infantil de lo que me encontré. Todo un gran paso. Eso sí, parece que la quinta parte es bastante mediocre y la sexta aún no sé muy bien por dónde va, así que no sé qué esperarme.

Por lo pronto, espero que la versión cinematográfica, que se estrena en diciembre, esté a la altura, no como la tercera película, que es muy mediocre en comparación con el libro y que da por sentado que todos los espectadores han leído ya la novela, porque, en caso contrario, se descubrirían muchísimos agujeros en el guión…

Frikyimágenes del día

Domingo… me levanto temprano no sé muy bien por qué… está nublado… nada de playa… así que toca ración de imágenes frikys, como todos los domingos desde… vale, sí, desde el domingo pasado… ale, me pongo a ello para dejar de poner puntos suspensivos.

Un pin-up de Quitely. Daredevil contra un grupo de ninjas que, presumiblemente, serán de La Mano o de algún grupo así. Quitely me gusta bastante, salvo en algunas caras muy raras que algunos dicen que son expresivas y yo no lo veo así (algunas veces parece que estén deformados). Daredevil es un personaje que ha ido a más en mis gustos, aunque últimamente me parece que hay un retroceso, supongo que por culpa de Bendis, que empieza a darme dolor de estómago. Lo de este mes en The Pulse no tiene nombre, así que la dejo. Y sus Vengadores “a tomá po culo” tampoco es que me atraigan. Total, todo lo que hizo lo deshizo en poco más o menos un año. En cuanto a muertes se refiere, quiero decir.

Un pin-up de los XMEN que no sé muy bien en dónde iría. Es decir, por los personajes que aparecen y por estar dibujado por Jim Lee, yo diría que este grupo era el original que se tenía en mente para la segunda serie de la Patrulla X, XMEN, y que luego cambió y quitaron a Forja, Tormenta y Guido y pusieron a Gambito y a Cíclope. A ver si me pongo y aprendo a colorear usando el Photoshop, que este dibujo quedaría muy bien a color.

Un pin up de Andy Park para una posible adaptación al cómic de la serie de TV Alias. La protagonizada por Jennifer Garner. Esta serie la dejé de ver hace mucho tiempo, a ver si le empiezo a pedir a mi tía Emilia algunos episodios. Andy Park no está del todo mal.

20th Century Boys. Esta serie es COJONUDA. En serio, todo el mundo a comprarla. Se me habían acumulado 4 tomos sin leer y en 2 días me he releído los tres primeros tomos y he seguido con los 4 siguientes. El tomo 7 se corta en la mejor parte, cuando nos explican, parece que por fin, lo que sucedió el día 31 de diciembre del año 2000 y por qué muy pocos de los que aparecen en esta imagen siguen vivos 14 años después. Estoy deseando que me llegue el tomo 8, porque esta serie te deja con un mono impresionante. Al principio pensé que el autor iba un poco a la deriva, pero ahora me parece una historia muy planificada, sobre todo el personaje de Kanna. A ver si explican qué le pasó a Kenji y a Amigo. Aunque yo tengo la teoría de que ambos son la misma persona… Lo cierto es que la serie lleva ya cerca de 20 tomos y no sé muy bien por dónde tirará.

Por último, mi nuevo fondo de escritorio (hasta que mi hermano lo quite y ponga alguno de motos o coches :). Tengo en mente empezar a hacerme esta serie, para ello voy a recuperar el último tomo de Planeta y ver si en la tienda de cómics donde hacen rebajas les queda algo de Hellblazer de NORMA.

Ale, más imágenes la semana que viene.

Últimas Lecturas

Aprovechando que ha hecho un día maravilloso (¡¡¡no ha parado de llover y ha refrescado!!!), me pongo a comentar algunas de mis últimas lecturas. No hay muchas novedades, ya que la distribución es así de guay y este mes se están haciendo de rogar las novedades de Panini. De las de Planeta ya ni comento. Me he leído, eso sí, la miniserie que Forum sacó hace unos años del líder de los New Warriors, Destructor Nocturno, que está bastante bien, y unos cuantos números antiguos de mutantes (básicamente de los 90) para ir aumentando las fichas de la Hemeroteca XMEN. Los he ido compaginando con la lectura de lo siguiente:

Lobezno El fin #3 de 3: Jenkins se mete en unos líos… A ver si me aclaro. Resulta que la Patrulla X funciona en este futuro como si del FBI se tratara. El hermano de Lobezno trabaja para alguien más, por lo que todo el rollo anterior no sirve para mucho… Lobezno engaña a un ejército ultratecnificado con un rotulador y cinta adhesiva… Y luego, así como el que no quiere la cosa, se carga a su hermano… sin “querer”…y todo se acaba… Pues vale, qué cantidad de chorradas… El dibujo de Castellini me gusta más en la primera parte, porque se le da muy bien lo de ambientar la historia dándole un toque futurista a objetos habituales, como los uniformes, los aviones (tanto por dentro como por fuera), las ciudades… En fin, una limited que es un bluff tremendo.

The Pulse #6 (Secret War parte #1): no sé cómo decir esto sin que se me reboten los fans de Bendis… bueno, lo mejor será liarse la manta a la cabeza… Este cómic es una puta mierda. Y punto. MUY alargado. TODO lo que cuenta es digno de contarse en dos hojas. Mucho misterio, mucho “Oh, han malherido a Luke” y ya está. En fin… ¿Era necesario? Pues va a ser que no… Me parece que paso de esta serie a partir de ya…

Daredevil #63 (El rey de La Cocina del Infierno #3): esto es otra cosa. Bendis le tiene cogido el punto a esta serie y sabe dar vueltas de tuerca al argumento. Milla se está convirtiendo en su mejor personaje. Urich sigue ganando puntos. Hay detalles muy buenos (como lo del pequeño Matt reconociendo a su padre tras morir), pero hay otros que no me convencen. El tal Sano Orii no me parece un villano a la altura de DD y lo del “Hospital para superhéroes” me parece una tontería tremenda… Sí, vale, que todos hemos pensado que cómo era posible que se curasen tan bien después de las palizas que recibían, pero… yo qué sé, no me convence… Y, bueno, la manera que tiene Urich de descubrirlo… ¡¡que lo contrate ya el FBI!! Eso sí, las páginas en el buffete, con Nelson, salvan el número, junto a las primeras con la conversación entre Milla y Urich.

XMen/4 Fantásticos: Primer contacto: no iba comprármelo, pero tuvo la “suerte” de que vino en una semana de esas en las que no hay casi novedades (o quizás llegó antes y no lo vi hasta entonces, no sé) y lo compré. Me arrepiento de haberlo leído. Qué historia más previsible. Qué dibujo más espantoso. Qué coñazo de tomo. Y encima se lee en un ratito… y son 5 números. Y lo peor es que el guionista es el que va a hacer la segunda parte de “La Era de Apocalipsis”… ya empiezo a temblar.

X-Statix: La cura: Milligan y Allred consiguen dejarme con un buen sabor de boca cada vez que termino un tomo de esta serie. Y eso que ya empiezan a flojear. Lo de poner a la Britney del grupo como líder sirve, además de para que nos riamos con sus planes, para criticar toda esa influencia mediática de personajes que no tienen demasiado que aportar y no, no me refiero a los salidos de los Reality Shows, sino a los artistas estos que se creen dioses por hacer música prefabricada y tener una cara bonita y un cuerpo decente (a veces). Se nota, por otra parte, que los artistas empiezan a no saber por dónde moverse, ya que se quitan a más personajes de un plumazo (Grasas, Lacuna momentáneamente, El Guapo y Spike Freeman), demostrando que son un grupo con una alta tasa de mortalidad. Además, Henrietta Hunter tampoco dura mucho… Eso sí, el que un par de miembros del grupo mueran combatiendo a alguien tan patético como el Código de Barras (toma ya crítica a los nombres ridículos de los personajes) es un puntazo. Para mí, lo mejor de este tomo es la segunda histora, la que da nombre al tomo de Panini. La cura nos muestra la frivolidad en la que se mueven no ya los personajes de la serie, sino un buen montón de artistas, actores, músicos, cantantes, directores, gente de televisión… Nos dicen claramente que lo que te hace distinto a los demás no es sólo que de verdad poseas unas características únicas (como todos nosotros tenemos), sino también que hayas asumido ese potencial y lo hayas explotado para sacarle provecho… en este caso, la fama. Y, claro, aunque esas habilidades, puedan parecerte una mierda y quieras deshacerte de ellas, siempre habrá alguien que quiera estar en tu lugar. Adoro esta serie.

En fin, a ver si la semana que viene me llega algo interesante, que lo único “nuevo” que tengo por leer son los cómics de Spiderman de Romita y Peter Parker… Y cada vez me aburren más…

Y entonces llegó ella

Hay películas que, pese a tener todas las herramientas para convertirse automáticamente en un éxito por su posible calidad, acaban resultando un rotundo bodrio. Este es el caso de Y entonces llegó ella, que pese a contar en su elenco con tres de los reyes de la comedia, no llega a ser, ni siquiera, una película decente. Vamos, que es un fiasco y, sobre todo, llega a ser ridícula en muchos momentos.

Por partes. La historia es la siguiente: una pareja (Ben Stiller y Debra Messing) se casa muy feliz y en la luna de miel, Lisa (Debra) le pone los cuernos a su reciente marido Reuben con un buceador nudista francés. Él se marcha a casa totalmente hundido mientras que ella decide quedarse y vivir del cuento (y del sexo) con el nudista. Total, que el marido llega a New York y junto a su mejor amigo, un actor de un sólo éxito que quiere reflotar su carrera vendiendo su vida a un reality show, se marcha a una fiesta y, casualmente, se encuentra con una compañera del colegio llamada Polly Prince (Jennifer Aniston). Polly Prince. Polly Prince. Polly Prince. ¿Qué por qué repito el nombre de Polly Prince? Pues porque el nombre de Polly Prince se repite, por algún motivo esotérico que se me escapa, como 50 veces en la película. Bueno, pues, como todos podemos imaginar, por la insistencia del cornudo, Polly Prince y Reuben empiezan a salir por ahí, a bailar salsa (o un sucedáneo, que nunca he visto bailar a nadie salsa como lo hacen en el garito al que ellos van… y tengo muchos amigos bailarines de salga…) y acaban enamorándose. Pero, claro, entonces llega ella: Lisa, la esposa. Y quiere recuperar a su marido. Y sus padres quieren que su hijo vuelva con Lisa. ¿Vuelven? Pues, obviamente, no. Y se acaba la película.

En fin, que no es gran cosa. Hay un par de momentos bastante buenos, como el partido de basket dos contra dos; el amigo de Rueben queriendo hacer de Jesucristo y ¿Judas? a la vez en Jesuscristo Superstar, algún gag de Stiller… y ya está. Vamos, que el resto no tiene fundamento.

Los actores: ¿Quién no se ha reído con Friends? ¿Quién no se ha reído con Will y Grace? ¿Quién no se ha reído con alguna película de Ben Stiller? Y, entonces, ¿por qué cuando juntamos a Jennifer Aniston, Debra Messing y Ben Stiller no nos hacen reír casi nada? No sé, a mí Stiller no es de los que más gracia me hacen, precisamente, pero es que ni Jennifer Aniston ni Debra Messing demuestran lo bien que actúan. Poco más que se dedican a reírle las gracias a Stiller y a poner caras de situación: ahora me río, ahora pongo cara de enamorada, ahora pongo cara de pena, ahora de cabreo… Vamos, que no llegan a la altura de las interpretaciones en las sitcoms en las que actuaban… En el caso de Jennifer Aniston no es una gran sorpresa, ya que en las películas que ha hecho no se ha lucido mucho, pero en el de Debra Messing es una gran decepción.

Pues ale, eso es todo.

Las Secret Wars de Shooter y Zeck

Todos los aficionados Marvel han oído hablar de la gran saga de mitad de los 80 llamada Secret Wars. Muchos la han leído y muchos la han disfrutado. Algunos, incluso, fuimos de los afortunados que tuvimos la línea de juguetes que Mattel sacó para aprovechar el tirón de los héroes Marvel y que dio origen a esta historia que cambiaría el futuro editorial de Marvel como muy pocas historias lo hicieron antes. Yo, por ejemplo, tenía a Iron Man, al Capitán América, a Klaw y a Spiderman (y creo que alguno más también), además de la base de los héroes ^_^ Aunque también tengo que decir que yo a esa edad (4 años) no tenía ni idea de quiénes eran esos tipos y recuerdo que jugaba haciendo que el Capitán América era uno de los dos malos… junto a Iron Man… Bueno, volvamos al cómic.

La historia surge, por tanto, para aprovechar el tirón de los juguetes en un ejercicio de fagocitación mutua entre Marvel y Mattel. Sin embargo, Shooter no se contentó con hacer una historia sencillita, con una trama ágil y previsible, sino que le dio cierto interés al escribir un nuevo crossover (el anterior había sido el Contest of Champions) en el que no se enfrentaban sólo los héroes entre sí, sino en el que también tenían que hacer frente a la alianza entre sus peores enemigos: el Dr Muerte, Kang, el Hombre Absorbente, La Encantadora, Galactus… Claro, que entre los villanos pronto surgieron piques y se dedicaron a matarse entre sí… y a aprovecharse unos de otros. Entre los héroes tampoco hubo entendimiento y la Patrulla X (acompañada de Magneto, que apareció en el lado de los héroes) se marchó de la base de los héroes, convirtiéndose en el as en la manga en un par de momentos de la contienda.

Bueno, a estas alturas a lo mejor te estás preguntando por qué escribo esto… Y la respuesta es simple: llevo leyendo Marvel desde los… 8 ó 9 años… y tengo 23. Tuve la línea de juguetes hasta que me mudé a los 15 y nunca supe dónde fueron a dar… Llevo oyendo hablar de esta historia desde hace más de la mitad de mi vida… Y la semana pasada la leí por primera vez. Y la disfruté como un enano. En serio. Un montón. Sí, vale que sea algo simple en algunos momentos, vale que haya más de un comentario acerca de “yo soy fulano de tal y soy así por esto y por lo otro”, vale que, a estas alturas, la historia se haya repetido unas cuantas veces y vale que haya personajes que no se sabe muy bien qué hacían ahí (aunque Shotter les dio su minuto a casi todos ellos), pero lo cierto es que, haciendo el ejercicio de ponerme “en situación”, la lectura resultó muy amena y, en más de un momento, emocionante. Lo de ponerme en situación se debió a que, como es evidente, la historia ha ido envejeciendo y, claro, algunas cosas ya chirrían… como lo de Coloso con Szaji… o lo de el Todopoderoso, al que no paré de encontrarme en cuantos números de los 80 fui consiguiendo hace un tiempo.

La historia tiene muchos puntos positivos para mí: el tratamiento de Magneto, el del Capitán Britania, el reflejo de las personalidades de entonces de la Patrulla X y Spiderman… También tiene puntos menos positivos, como los villanos escogidos en algunos casos (El Lagarto??? ¿Por qué no estaba el Juggernaut?) y que nadie se acordara de que ponernos un combate entre Hulk y La Cosa… Aunque ese momento bajo la montaña es uno de los grandes de la historia de Bruce Banner.

Pues eso, que se la recomiendo a los Marvel Fans.

Frikyimágenes del día

Hacía tiempo ya que no ponía imágenes que me llamaran la atención, así que ahí van tres de ellas:

El Hombre Halcón de la DC, un personaje que me parece visualmente muy impactante y que suele tener grandes portadas. No sé cómo andarán sus historias, ya que no puedo comprar vía previews y hace un tiempo que dejé de comprarme los tomos de la JSA de Norma porque me parecían una auténtica estafa por su precio. Eso sí, las historias de los personajes me parecían buenísimas, pero, claro, si tenía que escoger entre comprarme el tomo de la JSA o más de la mitad de las series Marvel que me hago, pues… el precio NORMA salió perdiendo… a ver si me da por recuperar los tomos que me faltan. ¿Cuántos salieron al final? Tengo los 2 primeros…

La Cosa a punto de decir eso de: ¡¡¡¡Es la hora de los mamporros!!! (Coloreable Panini dixit) o el más popular aún: ¡¡¡Es la hora de las tortas!!! Nuff Said!!

Y, por último, el crossover más curioso de los últimos tiempos: Invencible y Spiderman. No he leído nada de Invincible, aunque tiene muy buena pinta y no lo descarto en un futuro, pero lo que más me llama la atención de este crossover es que, parece, que recupera un poco el feeling de los Team Up del Spiderman poco más que adolescente siendo ayudado por un héroe adulto para vencer a algún villano… No sé, me transmite buenas vibraciones este cómic… Claro, que yo no tengo muchas esperanzas de ver esta serie publicada en España, así que…

Últimas lecturas

  • Los Invisibles: Infierno en América: Seguimos con la obra más personal de Grant Morrison, que cambia el ambiente en el que se mueven los personajes y se los lleva a los Estados Unidos para destapar el secreto de Roswell, destruir las conspiraciones del Gobierno de Washington, acabar con un antiguo enemigo y presentarnos a otro nuevo. Todo esto acompañado de más revelaciones sobre el mundo en el que se mueven King Mob, Robin, Boy, Lord Fanny, Jack Frost y compañía, que se amplía con la aparición de Mason, Jolly Roger y sus chicas y otros invisibles. El dibujo gana mucho con la regularidad de Phil Jiménez y, además, la historia da la sensación de “avanzar”, lo cual es algo muy positivo. Este tomo me ha gustado mucho. El punto negativo son cerca de una veintena o más de faltas de ortografía bastante evidentes que se han colado en el tomo. Lo cierto es que, debido a la incoherencia de algunas frases, me he planteado que a lo mejor es que Morrison escribió esos textos de una forma “especial” y que el traductor/rotulista lo ha reflejado así… Si alguien se ha leído esta historia en inglés, pues que me diga algo…

  • Lobezno #30: El regreso de la nativa. ¡Qué peñazo! Rucka apesta… Y, nuevamente, Lobezno acaba follando con la primera tía que se encuentra por el camino… aunque la chica haga por lo menos 20 años que no se baña… claro, como él tiene un factor de curación que le evita infecciones, pues…

  • Mística #6: La Marca del Hacedor. Interesante historia en dos partes en la que Mística y Forja hablan sobre su relación. Buen guiño para los lectores de los mutantes a los que les gusta la continuidad y que las cosas avancen. Vaugahn explota la faceta más “cómica” del personaje con la escena en el bar y luego nos mete en medio de una historia que no envidiaría nada a la serie de Jennifer Garner, Alias, en la que acuden al rescate de un niño mutante… bueno, más bien acuden a rescatar al padre de los poderes del niño. Impagable la pelea entre Mística y Forja con Raven tomando la forma de Ororo y Xavier. Y, para más buen hacer, las páginas finales, en las que Forja hace un retrato de Mística muy sorprendente.

  • Patrulla X #112: Ella está con los ángeles. Por fin acaba esta saga y, siguiendo la línea de Austen, acaba siendo un rollo. Paige follando con el Ángel por los cielos de Kentucky, su hermano que se muere y resucita, la novia de su hermano que se muere, los Cabot atacando a los Guthrie, el novio de la madre que se muere, Polaris enseñando su vagina por ahí, el sheriff que se sacrifica por su “amada”… Telefilm puro y duro… de esos de los de Antena Tres los fines de semana… Larroca mejora mucho.

  • New XMen #112: Luminosa mañana de duelo. Pues Austen lo hace bastante mejor aquí. Aprovecha la situación que dejó Morrison para evitar que Cíclope dejara la Patrulla X con una explicación que, al menos, resulta creíble. Lo mejor es el retrato de la Bestia, que reprocha a Cíclope su “traición” a Jean Grey como grandes amigos que han sido desde hace más de 40 años (unos cuantos menos en “tiempo Marvel”). Lo que ya me parece menos conseguido es que se quiten de encima a Emma Frost de una pedrada, pero bueno…Larroca está muy bien con estos colores no tan brillantes como en Xtreme, pero yo creo que un punto medio entre este color tan oscuro y el megabrillante de Xtreme sería más interesante… Y hay que ver las Cuclillos, que no paran de ligar… En manos de Austen no quisiera saber lo que serían estos personajes… Menos mal que le largaron pronto…

  • Xtreme Xmen #39: Prisionero del Fuego. La historia avanza y ahora es el turno de las chicas. Kitty Pryde y Pícara tienen una de las conversaciones más surrealistas que he leído en la serie: a ver, si Pícara lleva luchando con Sabia desde el número 1 de la serie (salvo un breve lapsus), ¿a qué coño viene ahora que le pregunte a Kitty (que apenas conoce a Sabia del asunto de Dios Ama, el Hombre Mata 2) si puede confiar en Sabia? En fin, dejando a un lado que Claremont vuelve con el rollo de que hay que confiar en los nuestros, porque aunque antes fueran malos son lo único que tenemos y bla bla bla, el resto de la historia no está mal hasta el momento en que se descubre que ni Gambito ni Bishop están dominados por Elias Bogan, ya que eso no resulta muy creíble y es bastante mediocre como giro argumental. Menos mal que el final, con Magma dominada y Sabia cagada de miedo, recompensa un poco. Kordey apesta, directamente.

  • Marvel Knights Spiderman #2: Entre los muertos. Menos mal que Millar demuestra que se puede hacer una buena historia y una buena saga sin tener que recurrir seis números en los que se cuenta lo que podría pasar en 2 ó 3. Me gusta el tono de desesperación que tienen las palabras de Peter Parker en todo momento. Me pareció muy conmovedora la despedida de MJ, la aparición de la Gata Negra es genial y la conversación con Norman Osborn es cojonuda. Por no hablar de que Spiderman deja a los Vengadores como unos aficionados a los que cualquiera puede invadir en su Mansión… filón que parece que aprovechará Bendis en sus “Vengadores, desbandada” o lo que sea… A destacar, especialmente, que Spiderman actúe más como Daredevil (con sus contactos con el hampa) que como lo suele hacer normalmente. El Electro “que ha descubierto cosas nuevas en la cárcel”(jurl jurl) y el Buitre a ver qué juego dan… Los Dodson como siempre, muy bien.

  • Spiderman tomo #40: en Amazing comienza Sin Past y, hombre, no está mal, pero en este número no es que pasen muchas cosas… se agradecería un poco más de ritmo. Deodato ha mejoradu un montón desde la última vez que lo vi. La saga A flor de piel de Spectacular no pasa de ser una cosa correctita con un dibujo bonito…

  • Los 4Fantásticos #23: un bonito homenaje a Jack Kirby, sí señor. No me lo esperaba.

  • Los Vengadores #81: Invasor una vez… Pues el primer número no está del todo mal. El USAgente reuniendo a los Invasores, un grupo variopinto y que daría juego en buenas manos. El segundo ya es algo más… austeniano, con ese polvo de la Avispa y Ojo de Halcón (que sí, que todos pensamos hace tiempo que son tal para cual, pero es que de esta forma no parece nada creíble que se líen) y con las vueltas y más vueltas a los malos tratos de Hank Pym (tema recurrente para todos los guionistas que pasan por la serie) y la nueva Capitana Britania, que parece que no pierde sus poderes cuando sale de Inglaterra, como le pasó durante un tiempo a Brian Braddock… Lo mejor, el regreso de Namor en plan cabrón. El dibujo de Kolins apesta… no tanto como el de Kordey, pero casi…

La sonrisa de Mona Lisa

Cuando se estrenó esta película hubo un descontento bastante general entre la gente que conozco (no sé la reacción general… ni me interesa), ya que fue vendida como la versión femenina del Club de los Poetas Muertos y, obviamente, esta película no le llega ni a la suela de los zapatos al Club… Lo cual no quiere decir que el film esté mal, pero, claro, las comparaciones son como son y, en este caso, funcionan en detrimento de la película.

La historia es bastante sencilla: una profesora de Historia del Arte californiana llega a la costa Este de los EEUU a impartir clase en una prestigiosa escuela femenina. Al llegar se da cuenta de la hipocresía que recorre en el centro de formación, ya que ninguna de las alumnas tiene más aspiraciones que casarse y vivir sirviendo a su marido como ama de casa. La profesora se rebela al ver el gran potencial de su alumnado y decide ejercer de influencia “nociva” en sus alumnas, animándoles a que decidan seguir estudiando una carrera que les mantenga y que no se contenten con vivir siendo una ama de casa más cuando podrían ser todo lo contrario. Contará, entonces, con la oposición de una de sus mejores alumnas, que además de ser la hija de una de las familias más influyentes de la ciudad, es columnista en un periódico escolar desde el que se dedica a denunciar cosas tan “malas” como el reparto de anticonceptivos en la escuela o las actividades de la profesora de Historia de Arte. Además, la profesora dejará a su novio y se liará con el profesor de Italiano, que no es lo que parece (además de aprovechar el tiempo acostándose con sus alumnas), por lo que la relación no cuajará.

La película se basa en que todos veamos los esfuerzos continuados de la profesora para que sus chicas no se dediquen a limpiar, planchar, hacer la comida y demás y, también, en que Kirsten Dunst se dedique a elogiar la buena vida de la mujer casada… aunque su marido se acueste con otra… Todo el rato con el mismo tema (menos la relación de Julia Roberts con su novio y luego con el profesor de italiano), por lo que llega a aburrir. Eso sí, hay una interesante reflexión que hace que la película suba varios puntos: cuando la alumna más brillante le dice que por muy buenas notas que tenga, por muchas ofertas de universidades que tenga o por muy prometedor que sea su futuro como estudiante, ella no quiere sino ser ama de casa y estar feliz con su marido. Un punto de vista completamente necesario y, además, muy realista en la época que retrata la película.

Por lo demás, la historia no es gran cosa, las interpretaciones son bastante normalitas y el paisaje es precioso… Eso sí, el friky que llevo dentro no pudo dejar de apreciar la buena pareja que hacen Kirsten Dunst y Topher Grace en la pantalla… 😉

Por cierto, que ahora que he visto a Topher de rubio, y aunque aún es muy pronto para que se haya teñido para el rodaje de Spiderman 3, me he fijado que haría muy bien de Peter Parker en la época en que era la Araña Escarlata….