El último posteo del 2005 (Con Rima!!! Sólo quedan 12 horas para poder hacerlo hasta dentro de 20 años!)

Pues el 2005 llegó… y se fue. Recuerdo perfectamente que hace exactamente un año menos 12 horas estaba yo viendo las campanadas de TVE, cosa que nunca hago porque, en general, no veo TVE, pero la ocasión lo merecía: decirle a Ramón García "por el culo te la hinco", dijera o no dijera lo de "Feliz 2005". Claro, que yo lo dije porque no tenía la boca llena de uvas (es lo que tiene empezar el año una hora después que el resto de España). Total, que echo la vista atrás y para mí ha sido un año intenso en todos los aspectos de mi vida. En lo "profesional", acabé la carrera, he hecho cursos, me estoy preparando el CAP, soy becario, empecé a prepararme unas oposiciones… En lo personal también ha sido un año movidito disfrutado, mayormente, con mis amigos (ya que este año nada de novias ¬¬) y mi familia. En mis aficiones también ha sido un año muy intenso: ensayos, actuaciones, movidas por la parte musical y, en la faceta friky (que es la que más le interesará a la gente que entra aquí), pues también ha sido muy intensa.Mi labor como "cronista friky" en +QC ha sido muy interesante y ha tenido su recompensa cuando, por fin, la gente se ha animado a comentar lo que vamos poniendo en el blog; la Hemeroteca X-Men ha tenido un resurgimiento durante la segunda mitad del año que me ha sorprendido mucho. No sólo por las visitas, sino porque alcanzó mucha popularidad entre los usuarios del fotolog (sí, hay un mundo friky más allá de Tebelogs y Dreamers, pequeños padawanes) y me animó a seguir adelante con el proyecto (desde aquí agradezco su labor a Edu, Wolvie, Ojosombra y Redivivo); mi intervención en los foros se ha reducido prácticamente a "mi" foro (el Xtreme X-Men) y a hacer apariciones estelares en el resto, pero he vuelto a disfrutar recientemente de la actividad forera, que me había empezado a aburrir MUCHO en los últimos tiempos.

Por último, este blog, Graymalkin Lane, me ha servido para compartimentar mis recuerdos, sí, será una chorrada, pero yo no escribo aquí noticias, ni hago cosas graciosas, ni descontextualizo viñetas ni nada. Yo aquí lo único que quiero es dejar constancia de lo que he hecho con mi vida para recordarlo dentro de un tiempo. Por eso miro las secciones del flog y me sorprendo al descubrir todas las películas, los cómics, la música, la TV… que he disfrutado o padecido este año y me sorprendo, porque algunas cosas no las recordaba…

En fin, además de agradecer a todos los habituales comentaristas del blog (a los voyeurs de Tebelogs no, que sólo miran y no comentan), a mis compañeros de +QC y la Hemeroteca X-Men y a los foreros del X-Treme X-Men foro sus aportaciones a mi faceta friky, termino esta entrada con una breve lista de propósitos frikys para el 2006 (aún no sé si quiero hacer la rima del "igual que el 2005, pero al revés" o no XD):

– Recuperar números que me faltan en mis colecciones

– Cuidar más mi colección de cómics

– Comprar sólo lo que realmente me interesa

– Expandir "la palabra friky"

– Comentar más por los foros

– Postear más en este blog, que tengo aún una gran lista de películas, discos y cómics de este año para comentar

– Cumplir con determinados proyectos que tengo en mente

– Comentar por los blogs de los demás (sí, sé que comento poco, pero no tengo tiempo)

– Crear una base de datos para mis cómics (se agradece recomendaciones de programas, que yo sólo uso el Access y es TAN feo…)

Y con eso y un par de tés, nos vemos en el 2006 (diox, mejor que no me dedique a la poesía…)

IvánN

Mi vida sin mí


¿Qué harías si supieras que te quedan sólo un par de meses de vida? A esta pregunta trata de responder esta película de Isabel Coixet (estrenada en el 2002) y lo hace con una sensibilidad y una efectividad que, pese a que en algún momento no parece dejar claras las razones de la protagonista, hacen que te identifiques con Ann, la joven limpiadora enferma de cáncer y, también, con el resto de su familia. Se convierte, pese a todo, en un alegato vitalista y que deja un buen sabor de boca.

El argumento es de una simplicidad brutal: Ann, una limpiadora de los suburbios de Vancouver, se desmaya una mañana y poco después el médico le comunica que tiene un cáncer terminal y que le quedan un par de meses de vida. Ella decide no contárselo a nadie, sólo el médico lo sabe, y escribe una lista con todo aquello que hará antes de morir: decirle a sus hijas que las quiere, decirle a su marido que le quiere, decir lo que piensa, enamorar a un hombre, tener sexo con otros hombres, buscarle una nueva esposa y madre a su familia, ver a su padre (en prisión desde hace 10 años), ponerse uñas postizas, … La película nos muestra cómo irá cumpliendo sus planes y cómo se enfrentará con una sonrisa a su inminente muerte.

Creo que el principal factor para que esta historia haya calado en mí es la actuación de Sarah Polley, a la que descubrí hace casi 10 años en la serie "Camino de Avonlea" que emitía Telecinco por las mañanas, y a la que desde entonces he seguido en otras películas, como Exótica y algunas más. Si ya en aquella época me impresionó la fuerza que le daba a Sara Stanley, la niña pija que acababa en Avonlea, un pueblo perdido en medio de la Canadá de principios del Siglo XX (un poco "Lobezno: Origin" en el ambiente), aún más impresiona la sinceridad con la que interpreta a Ann en Mi vida sin mí, donde tiene todo el peso del guión. Es un personaje complicado: una chica pobre, que vive en una caravana en el jardín de su madre con su marido, y primer novio, y con sus dos hijas, que trabaja como limpiadora en la Universidad (la única manera en la que pudo entrar a dicha Institución) y con un padre en la cárcel. Rodeada de gente corriente en un mundo en el que los recursos económicos escasean y en el que darse caprichos no está a la orden del día, Ann decide aprovechar sus últimos días para ser feliz, para hacer todo aquello que siempre pensó que nunca haría y, a la vez, para cambiar la vida a su familia, pero siempre sin que ellos lo sepan.

A cada paso, Ann se va acercando a la muerte, pero cada día se siente más y más viva, con más ganas de seguir adelante y conseguir que, tras su muerte, todo lo que ha deseado que ocurra sea su "vida sin ella": quiere que su madre sea feliz, que su marido encuentre una esposa (su nueva vecina Ann, Leonor Watling), enamorar a Lee, un chico que está pasando por una temible etapa de soledad, y cambiarle la vida, reconciliarse con su padre (Alfred Molina que aparece 4 minutos y es todo un papelón), y despedirse de sus hijas. Un elenco de secundarios magnífico, por cierto. Me ha gustado volver a ver a Scott Speedman, a quien había perdido de vista después de que Telecinco quitara Felicity…

Recomiendo verla, yo capté un mensaje muy positivo: no esperes a que todo vaya mal para que quieras cambiarlo, no será tarde, pero no lo disfrutarás como quisieras.

De cómo fue que llegué a ser un “friky” (Parte 4: multiplicación mutante)

¿Dónde nos habíamos quedado? Uhm… Ah, sí! Por aquí:

ROB!!! LIEFELD!!! ROB LIEFELD!!!! ¿Alguien puede imaginarse lo que esa portada pudo perturbar a un chico impresionable acostumbrado al triste blanco y negro del manga y a la sobriedad espectacular de los X-Men de Jim Lee? Pues algo así como si un arco iris hipermusculado te cayera sobre la cabeza. Fue ver esa portada y comprarme el cómic. Ni siquiera sabía de qué iba. Lo compré. Y lo leí. Durante su lectura descubrí que había algunas cosas que me sonaban. Por ejemplo, Bala de Cañón y Mancha Solar, a los que conocía de Los Nuevos Mutantes, serie de la que había leído algunos números, perdidos a saber dónde. El resto no me sonaban tanto, salvo Bum-Bum y Feroz, pero Feroz porque pensaba que era Loba Venenosa con nombre nuevo y mala leche. Todos esos músculos, esos pistolones, esa chulería, las bocas llenas de dientes y tacos y demás me cautivaron. Me dejé seducir por ROB!, bueno, por sus dibujos, que ya nos conocemos y luego acusan al pobre ROB! de cosas que no son. La cosa está en que al final de ese número (mi primer número #1 que compraba antes que el resto de la serie) decía: continuará el mes que viene! (o algo así). Y yo, que no sabía ni en qué día vivía, decidí bajar al día siguiente (o el otro, no sé) a ver si había llegado ya. Y lo había hecho. Pero también el 3, el 4, el 5…. Hasta el 13!! Así que me los compré. Poco a poco, que no era rico (y sigo sin serlo).

Total, que fue una época en la que compaginé X-MEN (la de Jim Lee y sus sustitutos) y X-Force (la de ROB! y sus sustitutos) y creo que Dragon Ball hasta que acabó. Hasta que lo dejé. Pero dejé por completo los cómics. No sé muy bien por qué. Ni siquiera tenía novia en condiciones… No tenía una vida escolar ajetreada (nunca la he tenido), no tenía razones para dejar de comprar cómics. Pero lo hice. ¿Por qué? NI IDEA. Simplemente, me tiré varios meses, casi un año, sin comprar un cómic. Pero, claro, la vida es dura y recaí. Y la culpa fue de Telecinco. Un día empezaron a emitir la serie animada de los X-Men y yo la vi. Ver los primeros capítulos, La noche de los Centinelas parte 1 y 2, fue como un orgasmo friky. En serio, me pasé toda la tarde babeando y buscando por todas partes los cómics que tenía de los X-Men. Me los leí todos esas dos tardes y, poco después, me fui a comprar todos los que no había comprado durante los meses en los que había estado haciendo una vida "normal". El primer cómic de esta "nueva era friky" fue éste:

Me enganché (pese a que era de Lobdell) y decidí volver a hacerme con la Patrulla X, pero no encontré más números de Patrulla X, así que me compré los X-Men y X-Force que me faltaban y me puse a leerlos. Así descubrí que Cable tenía serie propia, Lobezno también, que iba a salir una serie llamada Generación X con Júbilo… Un día me compré un cómic de Cable y en su interior, a modo de complemento central, venía un boletín sobre la próxima macrosaga mutante: La Era de Apocalipsis. No tengo que decir lo que ocurrió después, ¿verdad? Todo fueron nervios hasta que llegó. Eso sí, antes me sorprendieron con el cambio de papel: del amarillento de toda la vida al satinado, que en aquel momento me hizo alucinar y, todo hay que decirlo, acordarme de la madre del que decidió ponerlo porque significaba un aumento considerable de precio y yo seguía sin tener ni un duro. Total, que me hice con toda la Era de Apocalipsis… menos con el X-Men Alpha, que nunca lo conseguí y tuve que esperar muchos años (concretamente hasta el coleccionable de la EdA en tomos amarillos de Planeta) para obtenerlo. Y ahí empezó mi perdición definitiva.

Sí, vale, yo era hasta "normal" por aquella época. Estudiaba, hacía deporte, salía por ahí, estudiaba música, veía la TV, etc. etc. Pero el fin de la Era de Apocalipsis supuso también un cambio en mi mundo: decidí hacerme con más y más cómics de los X-Men. Ya seguía X-Force, X-Men y Generación X, así que decidí tirar la casa por la ventana y seguir también Patrulla X y Excalibur (Cable, Lobezno y X-Man fueron más bien ocasionales, cuando la portada y lo que miraba al [h]ojearlo me llamaban la atención). X-Factor se hizo también compra segura poco después, ya que llegó Matsuda y a mí siempre me ha gustado mucho el amerimanga. Total, que si sumamos las 6 series regulares, las otras esporádicas y las miniseries, anuales, especiales, los crossovers (Onslaught, Cable/X-Man; Excalibur/X-Man, etc. etc) fueron tiempos (como 2 años o así) con mucha lectura y poco dinero. Pero aún podía controlarlo todo. Conmigo funcionó lo de "hagamos crossovers a ver a cuántos pringados captamos"…

He de confesar que fue una época en la que disfruté MUCHO de la lectura de las series mutantes. Sí, vale, que eran los años 90, que la gente tiende a poner esos cómics a parir por crear estereotipos y repetirlos hasta la saciedad, por tener argumentos que no llevaban a ningún lado, por presentar personajes que no eran demasiado interesantes… Dicen que la peor época de los mutantes (y de Marvel en general…), pero yo disfruté MUCHO leyéndolos. Y a día de hoy sigo disfrutando mucho, aunque la perspectiva me diga que hay cosas mejores, no sólo por los recuerdos que me traen, sino, también, porque a mí me gusta mucho la sensación de ir releyendo esas historias y compararlas con todo lo que ha venido después, ver la evolución de los personajes (que SÍ que evolucionan), conocer la resolución de determinadas tramas y sorprenderme descubriendo que todo estaba, o parecía estarlo, pensado desde muy al principio… No sé, ese tipo de cosas…

Sin embargo, aún estaba por llegar el momento definitivo: el momento en que pasé de fan de los mutantes a fan de Marvel y de ahí al infinito!

Próximamente:

  • Nada peor que mudarte para convertirte en friky.

  • El redescubrimiento de… ROB!!!!!!

Anteriormente:

LIBROS

Listado de los libros que he comentado por aquí. No son todos los que he leído desde que abrí el blog, pero sí los que comenté en su momento.

2005 (por orden alfabético)

2006 (por orden cronológico de lectura)

——————————-ARTÍCULOS———————————

  1. Novela histórica en “El país” (2005/2006)
  2. Sobre el día del libro…

Hora Punta 2… el horror!!! ¡¡¡EL HORROR!!!

Dicen que las resacas son el lado negativo de todo lo bueno que tiene una noche de fiesta… Yo hoy tengo resaca, con todo lo negativo que ello conlleva, como ver esa cosa llamada Hora Punta 2.

Hora Punta 2

Director: Brett Ratner

Actores: Chris Tucker (detective James Carter), Jackie Chan (detective inspector Lee), John Lone (Ricky Tan), Alan King (Steve Reign), Roselyn Sanchez (agente del servicio secreto Isabella), Harris Yulin (agente Sterling), Zhang Ziyi (Hu Li), Kenneth Tsang (capitán Chin).

Año: 2001

Nunca he soportado a Jackie Chan. Nunca he podido ver entera una película suya. Hasta hoy. Como ya he dicho, estoy de resaca, lo cual ha hecho que esté en un estado cuasi vegetativo que me impide razonar bien… eso explica que al hacer zapping después de comer me haya quedado echado en la cama delante de la TV para ver esta película emitida por Antena Tres hoy a las 15.00 (hora de aquí). Si es que lo que mal empieza, sólo puede acabar peor… Es increíble, pero esta película ha hecho que prefiriera ponerme a ver el especial Nochebuena de Operación Triunfo…

No sé muy bien qué clasificar primero, si el argumento sin sentido alguno (tríadas chinas, servicio de inteligencia americano, dos policías patosos, un protagonista que necesita urgentemente masturbarse y patadas y puñetazos), si la capacidad tan expresiva de Jackie Chan (para que se note el sarcasmo, lo digo yo, que no debo andar muy fino, pero escribo esto impulsado por una imperiosa necesidad) o si el hecho de que esta película sea tan infumable y yo le esté dedicando parte de mi escaso tiempo para hablar de ella. Se supone que los chistes de esta película me deberían haber hecho gracia, pero es que entre que no tienen gracia ninguna y que el doblaje de Chan y, SOBRE TODO, Chris Tucker es tan horroroso, más de una vez he estado a punto de echarme a llorar. Se supone que el argumento (o lo que sea que se hace pasar por él) está al servicio de los espectadores apra que pasemos un buen rato, aunque provoque pesadillas. Se supone que esta película debería hacer que me lo pasara bien y ha acabado siendo una experiencia muy desagradable que sólo se sostuvo buscando la forma de ver cómo iba a peor…

¿Que por qué me la he visto? Pues porque Brett Ratner, su director, es el próximo director de XMen 3 The Last Stand y como no he visto ninguna película suya (creo recordar… que me suena que vi la de Lecter, pero no lo sé seguro…) pues quería ver alguna muestra. Espero que no le haya dado por hacer algo similar con la tercera parte de la trilogía empezada por Bryan Singer.Valoración: el horror, EL HORROR!!

Recomendada a: euh… no se me ocurre nadie vivo a quien torturar así

***Discúlpenme esta entrada escrita con resaca, pero necesitaba purificarme… o algo***

Ultimate Elektra

Comienzo hoy la nueva dinámica de comentario de mis lecturas. Espero que a partir de ahora sean más organizadas y pueda hablar de sagas, tomos, miniseries… en conjunto, nada de números sueltos. Más que nada para mi comodidad y por la mejora que supone plasmar mi visión de conjunto y no alabar y criticar lo mismo cada vez que sean sagas de series regulares. A ver si retomo mis comentarios de las series de TV, las películas y los discos (que últimamente me he encontrado con cosas de todo tipo). Para empezar, uno de los cómics que he sacado recientemente de la biblioteca.

Ultimate Elektra

Publicado en los USA entre junio y diciembre del 2004 (creo)
Guión: Mike Carey
Dibujo: Salvador Larroca
Publicación española: novela gráfica con tapa dura. Junio del 2005.

La línea Ultimate se caracteriza por ser una revisión del origen de los personajes clásicos para actualizarlos en sintonía con los gustos de los lectores más jóvenes y, de paso, darle un poco de aire fresco a los lectores de toda la vida. En este proceso ha habido de todo. Desde series que se han actualizado bastante bien (Ultimate Spiderman, The Ultimates) a series directamente bochornosas (como Ultimate Team Up), pasando por series que están a medio camino (Ultimate XMen, que no empezó a despegar hasta la llegada de Brian K. Vaughan o Ultimate Fantastic Four, que a mí no me convenció mucho). Las miniseries de este Universo han caído también dentro de estas tres líneas y junto a miniseries muy buenas, como por ejemplo Ultimate Nightmare, nos encontramos con otras que están bastante flojas. Y éste es el caso de Ultimate Elektra.

La historia de Mike Carey adolece del principal defecto que le atribuyo también a Ultimate Fantastic Four: la edad de los protagonistas. Si bien Elektra no es tan “adolescente” como los 4F definitivos, sí que su edad es un gran handicap para que yo me crea al personaje. No me sirve que la historia quiera mostrar a una chica que supera sus temores y debilidades para convertirse en una aseina porque, entre otras razones, no me transmite esa superación. De principio a fin, Elektra Natchios es una chica que no da miedo. No es la asesina brutal que todos conocemos, sino una joven valiente a la que se le da muy bien pelear y que, accidentalmente, se ve obligada a matar para ayudar a su padre. Casi como otros cientos de personajes que se te puedan ocurrir. Quizás este origen (como no he leído la miniserie Ultimate Daredevil & Elektra, para mí es el “origen” del personaje) es lo que le falle a la historia, porque es demasiado… ¿humana? No es, ni por asomo, la mercenaria que se supone que podría llegar a ser. También se puede deber a que la rodean de toda una serie de vínculos familiares, como su padre, su tía y sus primos; amorosos, Matt Murdock; y amistosos, Foggy Nelson, Phoebe MaCallister… que la sitúan demasiado en el “bando bueno” de la historia.

El argumento, bastante tópico, creo que contradice en un par de puntos a la cronología Ultimate, aunque, para estar seguro, tendría que mirar si Elektra aparece antes o después en esta serie que en Ultimate Spiderman. Además, la historia de mafiosos huele un poco ya de tanto usarlo y, encima, tampoco es que sea nada novedosa esta vez… Uno de los aspectos más interesantes es la aparición de Benjamin Poindexter, al que no sé si llamar Bullseye porque no se le llama así en toda la historia… Él sí que es un mercenario en condiciones: cínico, cruel, despiadado, eficiente… Su primer combate con Elektra y, sobre todo, la reacción de temor que ella siente al verle, son la muestra de la diferencia entre ambos: él es un asesino; ella, que debería serlo, es una aficionada con estilo. Su combate final, una vez que ella se ha decidido a convertirse en guerrera, es muy poco convincente y parece resuelto con demasiada prisa. Entre los otros puntos de la historia, destacan la relación con Matt, bastante fría (supongo que por algo ocurrido en Ultimate Daredevil y Elektra); el rollo “Sopranos” a la griega de la familia Natchios y el papel casi testimonial de Kingpin.

El dibujo de Larroca está muy en su línea: trazo claro, viñetas que podrían fácilmente ser splash pages, espectáculo visual, movimientos bastante ágiles,… Lo habitual en él. Destaco el coloreado, que a mí no me convence Liquid con Larroca salvo en raras excepciones y esta vez no es una de ellas. No sé si será cosa de la edición española o ya viene desde los USA, pero ese tono “apagado” no me gusta demasiado.

Por último, la edición que Panini ha escogido para su publicación me parece bastante desproporcionada. Vale que se quiera apoyar a un autor español y que la película de Elektra estaba aún bastante reciente y que podía llamar la atención de los espectadores que fueron al cine a verla, pero ni de coña la historia vale los 12 euros que costaba el tomo (menos mal que lo he leído vía “biblioteca”, que si no…). Con un tomito tipo “Exiliados” o, por eso de aprovechar el posible éxito de la película, uno tipo 100% Marvel hubiera bastado. Aunque, claro, lo sacaron en este formato por seguir el que Forum le dio a Ultimate Daredevil y Elektra, así que es lo que hay.

Valoración: casi aprobado, por lo menos no aburre ni se hace largo.

Recomendado a: fans acérrimos del personaje, fans acérrimos de la línea Ultimate y espectadores de la película Elektra (porque ni esta Elektra ni la de Jennifer Garner “son” Elektra y ésta está más en consonancia con la versión fílmica que la tradicional).

Mi felicitación navideña

Sí, hay algunas personas que ya la tienen, bien porque se la envié al mail personalmente, bien porque se la mandé por MSN, bien porque se la envié el año pasado. Sí, ya lo he dicho. Soy tan vago (más bien es que tengo poco tiempo) que he enviado la misma felicitación friky dos años seguidos… Lo más triste es que mis conocimientos del Photoshop no han mejorado en este año mucho más de lo que se ve en la felicitación … Para los que no tuvieran mi felicitación (no encontré algunos e-mails), la cuelgo por aquí. Ya que me pongo, quiero agradecer a todos aquellos que han comentado mis tonterías este año por aquí (el año que viene escriban más y tal :P), a todos los voyeurs de Tebelogs que no escriben nunca, a todos los tipos que han llegado a mi blog desde sitios recónditos, a todos aquellos que han venido buscando pornografía, a los que han venido buscando pornografía gay (es el weblog de un fan de los "hombres X", tenía que pasar) y a aquella persona que llegó a +QC buscando fotos de Edurne la de OT (es que ése tío/tía me llegó al alma XD). ¡Cuidadito con lo que se come estos días! Y si ven a un tío gordo rojo volando con cosas raras alrededor… NO, repito, NO es ninguna portada alternativa de Spiderman The Other con un Spiderman fusionado con La Mole…

de cómo fue que llegué a ser un “friky” (Parte 3: La distribución de Planeta y sus consecuencias)

La última vez lo habíamos dejado en el momento más crucial de la forja de este “friky” que escribe por aquí: el descubrimiento de la “tienda de los cómics”. Sí, no sé si era o no una tienda especializada, pero allí había millones (exagero y tal) de cómics y también rol. Recordemos: buscando los atrasados que me faltaban de Los Caballeros del Zodíaco, descubrí la tienda. ¿Qué pasó después? Pues que si no fuera porque con aquella edad aún no tenía orgasmos, se podría haber dicho que tuve uno al entrar a la tienda y echar un vistazo. La tienda tenía un expositor central en el que colocaban las novedades y, a su alrededor y debajo del expositor, un montón de estanterías con los cómics atrasados. Allí descubrí los atrasados de Los Caballeros del Zodíaco y me hice con todos los que pude, creo que tenía en la cartera como 1200 pesetas que “desaparecieron” automáticamente… más o menos unos 7 cómics…. sí, hombre, en aquella época aún te comprabas más de 2 cómics por 1000 pesetas, no como ahora… Además, corre el rumor que en aquella época NORMA publicaba barato, pero yo no lo sé, que era demasiado inocente como para ponerme a mirar sus precios… También dicen que Zinco publicaba DC, pero yo pienso que eso es una leyenda inventada para intentar justificar el hecho de comprar DC vía NORMA (me enganché con Zinco, la culpa de que me le pagara a NORMA 20 euros por 5 cómics es de ZINCO, que dicen algunos…). Lo que daría por una máquina del tiempo.

Por aquella época también me hubiera venido bien un escalón o unos tacones. No, no era para travestirme, sino porque, como no llegaba a ver la parte alta del expositor, me perdí, seguro, un montón de cómics que llegaban como novedad y que, con la siguiente remesa de novedades, a saber en qué parte de las estanterías acabaron. En la parte baja la verdad es que había todo lo que necesitaba: Caballeros del Zodíaco por un tubo. O eso pensaba yo. Resulta que la distribución de Planeta siempre fue una mierda por Tenerife. Aún me parece que lo sigue siendo, porque las novedades suelen llegar como con un mes de retraso o así. Qué bello vivir aquí… Bueno, resulta que después de descubrir “la tienda de los cómics”, empecé a ir a ella, como mínimo, una vez por semana para ver si había llegado el número de turno. Sin embargo, una semana no vino. EL HORROR. Que alguien se ponga en mi lugar: ¿9? ¿10? ¿11? ¿12? años. Sábado por la mañana. Aburrido. Mi manga no estaba. ¿Qué hice? Pues lo que haría todo el mundo… Ponerme a mirar por el resto de las estanterías, a las que ya había echado un vistazo otras veces.


Y MJ en la boda!

¿Qué me encontré? Pues… veamos… Spiderman para parar un tren. Superman. Batman. Patrulla X… Ésta última me llamó la atención, pero como no sabía de qué iba, pasé y me llevé un cómic que me llamó mucho la atención: la boda de Spiderman… con la Gata Negra. ¿Qué? ¿¿Que eso nunca ocurrió?? ¡¡¡MENTIRA!!! Aún tengo el cómic y puedo demostrarlo. Obviamente, era un What…if? serie que, como medio mundo sabe, iba de las paranoias de Uatu el Vigilante, que, como se ve que tenía mucho tiempo libre en sus funciones de voyeur interplanetario (sí, es un voyeur, ve TODO lo que ocurre en la Tierra… sí, hasta “eso” en lo que estás pensando), pues también se ponía a echar un vistazo a otras realidades alternativas para contarnos historias que, generalmente, acababan muy mal. El caso es que esta historia iba de que Spiderman, por un giro del destino, rompía con Mary Jane Watson y empezaba una tortuosa relación con la Gata Negra que acababa en boda… en Las Vegas… y con la parejita hincando a todas horas. Además, eran una especie de DD y la Viuda Negra y salían juntos a luchar contra el mal. Sin embargo, ella moría en una batalla contra elBuitre, Paladín, el Hombre de Arena y Marta Plateada en la que Peter tenía que elegir entre salvar a Felicia o a MJ de morir por una caída (sí, la enésima vuelta al trauma por la muerte de la guarrilla de Gwen… sí, la he llamado guarrilla… la culpa de JSM… cómo caen los mitos). Total, que al final, y para que no fuera previsible, Spiderman se casa con Marta Plateada. Yo flipé. Qué guay era Spiderman. Además, había un poster que me gustaba mucho (y que, con el tiempo, resultó que era de Salvador Larroca). Sin embargo, me compré otro número de What if..? la semana siguiente (tampoco vinieron Los Caballeros esa semana) ya que el logotipo era el más reconocible y había un montón, pero no trataba de Spiderman, sino de un fulano raro… un tal Thor que hablaba en tercera persona… No recuerdo de qué iba porque no lo leí sino una vez y se lo di a mi hermano, que hizo buena cuenta de él con una caja de ceras y una tijeras. Aquí termina el subargumento que más se ha extendido en estos artículos sobre mi excelsa vida: Cómo engancharte a los cómics Marvel con What if…? y no volverte loco. Resulta que compré más cómics de esta serie y yo flipaba porque los personajes que morían en un número, en el siguiente estaban vivos y volvían a morir. Los buenos eran malos. Los malos eran buenos. !Me encantaba esta serie! Eso sí, me costó años confirmar mis sospechas de que Peter Parker había preferido a MJ antes que a Marta Plateada y la Gata Negra… o que Fénix Oscura murió, pero que resucitó en otra serie que no era What… if?, sino la de los 4F de Byrne. O de que La Patrulla X no se quedó en Asgard tras las Guerras Asgardianas o que…

Después probé con un montón de cómics más: Patrulla X en plena época australiana, poco antes de lo de Jim Lee, si me coge Jim Lee en esa época, seguro que a día de hoy tendría más cómics de los que ya tengo; también Vengadores, Nuevos Mutantes (me gustaban mucho… ¡¡¡¡REEDICIÓN YA!!!!), Superman, Batman, Spiderman, etc, etc Así, compaginaba un Caballeros del Zodíaco con un cómic de superhéroes. Hasta que pasó. Dragon Ball. Sí, me enganché a Dragon Ball. Esto no sería nada especial, porque todos los niños españoles se engancharon a Dragon Ball. Pero sí que es especial. ¿Por qué? Porque yo no vi la serie de Dragon Ball hasta 4 ó 5 años después. Aquí no teníamos cadena autonómica (y la que tenemos ahora es casi como si no la tuviéramos, que es una mierda), así que nada de ver Dragon Ball hasta que la emitió Antena 3 cuando todo el mundo la había visto… como ahora con Shin Chan. ¿Por qué me enganché? Pues porque un chico de mi calle que venía de la Península se tenía grabada toda la serie y se iban todos a verla a su casa… todos menos yo, que estaba en clase de música a esas horas… Mis amigos se engancharon a Dragon Ball y yo con ellos (donde va la gente, va Vicente…). Me compré bastantes números de la serie blanca y la roja la completé. Me gustaba mucho. De hecho, cuando vi la serie de dibujos años después, me gustó más el manga… aunque la acabaría vendiendo hace como 7 años al hermano de un amigo de mi hermano. Que es un friky en el armario, por cierto. Sólo yo sé que lee cómics y me hizo prometerle que no se lo diría a nadie. Aún trato de averiguar por qué.


-¡Algún día le diré al mundo mi verdad!

Empecé a compaginar, más o menos, Dragon Ball, Caballeros del Zodíaco y XMEN, que conseguí el número 5 con la reaparición de Dientes de Sable y la aparición de Rojo Omega y se me salieron los ojos de las órbitas viendo el dibujo de Jim Lee. Y así llegó el día en que me encontré, buscando un número de la serie Blanca de Dragon Ball, ¡¡¡¡el X-Force #1 de ROB!!!!! Pero eso será otro capítulo, junto a mi abandono de los XMEN y mi vuelta por la serie de televisión.


ROB! GRANDE!

Próximamente:

  • de cómo dejé los cómics (El horror!!!) y de cómo volví a ellos y no los dejé nunca más.

Anteriormente:

Añadiendo y quitando enlaces…

Pues eso, que he quitado algunos enlaces que tenía a blogs que ya no se actualizan (víctimas de las Crisis en los Blogs Infinitos) y de otros blogs que están naciendo en estos momentos, como el de mi compañero de la Hemeroteca Edu y el de un par de coleguillas censurados del Fotolog 😛 y algún que otro blog bastante veterano como UTCON o el blog de Trotty. También hay un enlace nuevo en los foros: El foro del Coleccionista de cómics, en el que he flipado leyendo todas las cosas que hay para guardar/proteger/blindar nuestros más preciados tesoros comiqueros… como los Youngblood de ROB! Los 4F de Jim Lee o cualquier otro cómic que se precie. Ale, enlaces en la columna de enlaces. También he flipado con el grado de “friquerío” de algunas personas, ya que estamos.