Blame!, un futuro distópico por Tsutomu Nihei

blame!!!

Hace unos meses Panini comenzó la reedición de Blame!, el manga distópico creado por Tsutomu Nihei hacia finales de los años 90 y que, hasta el día de hoy, es uno de sus mayores éxitos a nivel mundial.  Publicada en edición kanzenban, Blame! nos muestra el viaje del aventurero Killy para encontrar humanos con genes de conexión a través de La Ciudad, una súper estructura que rodea la Tierra  que está formada por miles de niveles interconectados que no paran de crecer gracias a los androides constructores de El Sistema, la inteligencia artificial que domina La Ciudad,  una empresa que parece difícil y que se irá mostrando casi como imposible a lo largo de la obra. Representante del género del cyberpunk, Blame! nos sumerge en un silencioso, post-apocalíptico y trágico recorrido en busca de unos genes puros que bien podrían no existir ya a pesar de que habrá varias facciones que persigan un objetivo similar al del protagonista.

Blame!

Hay varios elementos que destacan de forma llamativa en esta obra. En primer lugar, es de justicia hablar de la narrativa y  del diseño de fondos de La Ciudad que plasma Nihei, puesto que se convierten en protagonistas al mismo nivel que los personajes que van apareciendo. Esto es así porque la mayoría de las páginas entre batallas sirven para el lucimiento visual y narrativo del autor, quien demuestra un amplio dominio de las perspectivas y del diseño de estructuras imposibles, así como de un gran dominio de la cadencia para compaginar las escenas de acción con el interminable devenir de Killy en su viaje. Basada en el concepto de la esfera de Freeman Dyson, La Ciudad es un lugar amenazador en todo momento, incluso cuando no se perciba la cercanía de ninguno de los múltiples enemigos que se irá encontrando Killy en su camino. Este rasgo se verá potenciado cuando, de la nada, surjan de los recovecos de este mundo post-apocalíptico los sórdidos androides dispositivos de seguridad, los inconmensurables constructores o los temibles Seres de Silicio a los que Killy tendrá que hacer frente en solitario o junto con sus ocasionales aliados.

Blame!!

Por otro lado, me gustaría destacar el uso estilístico del silencio hecho por Nihei, ya que es una obra en la que los pocos diálogos que podemos leer sirven para reubicar en la trama al lector , quien durante las páginas previas probablemente haya sido testigo del viaje solitario y silencioso de Killy  a través de los distintos niveles de La Ciudad, una estructura inmensa, casi infinita, y prácticamente vacía, en la cual los pocos humanos supervivientes están bien escondidos de los múltiples enemigos que los acechan. Los únicos que acompañan a nuestro protagonista en el viaje son esos extraños ruidos, representados mediante onomatopeyas, que tienen como función dar vida al escenario. A pesar de esta forma casi minimalista de desarrollar la historia, Nihei va aportando la información necesaria para el lector, bien por las breves secuencias de diálogo o bien a través de avisos y mensajes visuales contenidos en el gran escenario que es La Ciudad. Este abuso del silencio llega a ocasionar confusión en algunos momentos, especialmente hacia el final, del cual, he de decir, no sé si he comprendido el significado en su totalidad.

Blame!!!!

Finalmente, hay que señalar también que el diseño de personajes es muy significativo. Killy y su inseparable pistola de partículas todopoderosa, Cibo, Sanakan, los temibles androides del dispositivo de seguridad o los asombrosamente diseñados Seres de Sicilio contrastan con la inmensidad espacial en la que transcurre la historia por su excesivo pero simple diseño, acorde con las batallas que se plantean. Y es que las escenas de acción están hechas para el deleite visual del lector y Nihei pone todo de su parte para que las batallas resulten atractivas, llamativas e inesperadas. La contundencia visual en Blame! es abrumadora.

blame!!!!!

Blame! es uno de esos mangas que entran en la categoría de «clásico en su género» y que gracias a la reedición de Panini he podido disfrutar. Su lectura es ágil, aunque en ocasiones confusa, y la narrativa casi muda te va llevando a través de La Ciudad casi como si fueses un compañero de viaje del protagonista.  No siempre sabrás lo que está sucediendo porque la manera de contar los sucesos que han llevado a Killy a emprender el ascenso de la megaestructura no se cuentan de forma lineal ni de forma directa en algunas ocasiones, pero al final te quedarás con casi todas las respuestas. Por cierto, recientemente se ha estrenado en Netflix una película basada en parte de la historia original que también recomiendo.

Para más información sobre el argumento, recomiendo consultar su página en wikipedia (también en inglés)

Ediciones de lujo. Maldita sea.

Cualquier persona que me conozca, o que haya leído mi blog con cierta frecuencia, sabe que la mayor parte de mis compras comiqueras son de Panini. Vamos, cómics Marvel. Algo de Vértigo también cae. Y de DC, pero menos. Y también he seguido algunos mangas a lo largo de estos 20 años de lectura con viñetas. En mis estanterías están completas Death Note (que no acabé de leer), Monster (que no acabé de leer), 20th Century Boys (que no acabé de leer), Dragon Ball (adivinen, tampoco la acabé de leer).

Sí, vale, parece que está claro que lo del manga es algo que me cuesta un poco. Pero son obras que sé que terminaré. Como, en su momento, terminaré Kenshin (que acabo de terminar de comprar en la preciosa edición de lujo de Glenat y cuya lectura llevo justo a medias) y como terminé Ranma 1/2 y, precisamente, la serie que me ha llevado a escribir esta entrada: Saint Seiya.

Desde principios de este mes veo en las librerías de mi ciudad una cuidada edición integral que, con el mismo formato que la de Kenshin que acabo de terminar, recopilará la saga completa en 22 volúmenes, frente a los 28 de la antigua edición. Es algo que, a estas alturas, me cabrea. Por apenas 3 euros más de lo que me gasté cuando empecé a comprar los tomos de Glenat hace tal vez cerca de 10 años (y con lo que han subido los precios de todo desde entonces), podría comprarme una edición con mejor papel, con mejor tamaño, con tomos más manejables y con páginas a «color» (a cualquier cosa llaman color los mangakas). Claro que podría comprarla. ¿Pero qué hago con los 28 tomos que tengo en mi estantería? Podría venderlos, pero sería difícil con la nueva edición en los kioscos. Podría regalarlos o donarlos, pero sería una forma de perder/tirar dinero…Y, desde luego, paso de tener ocupadas las estanterías con dos ediciones tan extensas.

 

Y encima me dicen que es muy probable que la próxima serie en salir en edición integral sea Ranma 1/2, serie cojonudísima cuyos 38 tomos también tengo. Y también imagino que 20th Century Boys seguirán el mismo camino. Sinceramente, creo que  es una de las pocas veces en las que, como coleccionista, lector o lo que sea de cómics me siento realmente estafado. Con los superhéroes también me ha pasado, pero, ni de lejos, implicaba la cantidad de dinero gastado en las ediciones previas de estas obras. Así que cada vez que veo el tomo de Saint Seiya en las librerías me entra un cabreo… sigh.

Fin de esta entrada – pataleta. Pueden seguir con sus vidas.

 

Naruto. Tomos 1 y 2. Capítulos 1 al 10.

Txiki sigue dándome oportunidades para aumentar mi cultura friki, en realidad las únicas, ya que en la biblioteca estoy siempre castigado por entregar las cosas tarde… tsk… soy un hombre ocupado sin tiempo para nada, más consideración, hombreya 😛 … Txiki no me sanciona cuando tardo en devolverle las cosas (o no mucho ji ji ji). En esta ocasión, y para horror de Yota y Oneyros, me ha prestado los dos primeros tomos de Naruto. Tenía curiosidad casi científica por esta serie, ya que los niños con los que trabajo durante el curso escolar han empezado a ver la serie y no me queda más remedio que estar «al día» con ese tipo de cosas para seguir siendo un profe «enrollado» y tal.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Pues nada, ¿qué me encuentro en estos dos tomos? Pues a un niño con el pelo de pincho y ropa naranja (no, no, no tiene rabo… esto… ya me entienden… así que NO es Goku) que vive en un pueblo de ninjas, la Villa Oculta de la Hoja, llamado Naruto Uzumaki. Un niño complicado, gamberro, que busca llamar la atención y que es ignorado por los demás porque es la reencarnación (o así) de un zorro de 9 colas que atacó la Villa años atrás. Luego, lo típico, una chica que le gusta que no ha hecho nada interesante aún, un chico que es su máximo rival, un par de profesores, conspiraciones, exámenes ninjas, Naruto demostrando a los demás que tiene más poder del que aparenta, Naruto consigue pasar sus exámenes, comienza su instrucción, se mete en líos con otros ninjas de otras villas de ninjas, etc, etc, etc. Entretenido sin más. No mata, pero tampoco maravilla.

Sin duda, el gran éxito de este manga creo que debe residir en su versión anime, porque ahí sí que hay una banda sonora brillante, una animación más que correcta, y, también, unas voces estridentes de acuerdo con el origina,l, aunque menos tortudoras. Sí, he esperado a ver esta serie en español, que verlo subtitulado era un castigo a los oídos. Además, está muy bien adaptado. Hasta ahora, los capítulos son exactamente iguales al manga, incluso los diálogos. Luego parece que hay como 100 capítulos de relleno y tal, pero, bueno, supongo que tardaré mucho aún en llegar.

Berserk. Tomos 25 – 28.

Continúo con Berserk. Curiosamente, ya he llegado al «final» de la serie. Bueno, casi. Que sólo hay previstos 2 tomos más por el momento. Uno ya ha salido y estoy esperando a que me lo dejen y el otro sale en ¿noviembre? La verdad es que esta serie se está alargando demasiado y ya no me suscita mucho interés. Los nuevos personajes secundarios están muy bien desarrollados, pero no creo que haya demasiado más que contar sobre ellos. La relación entre Gatsu y Kiasca está más que estancada. Griffith aparece poco o no aparece. Los nuevos demonios no son demasiado originales. Sólo tengo interés por ver si Gatsu perderá la cordura definitivamente con su nueva armadura de Berserker y por saber si el niño que ha aparecido en los últimos tomos es o no el hijo perdido (y maligno) de Kiasca y ¿Gatsuo? ¿Griffith? ¿Los dos? 😛 Pero, vamos, que viendo el ritmo que tiene y ha tenido la serie, espero que no se alargue más de allá de unos 7 tomos porque no sé hacia dónde derivaría la historia. Parece que este manga se muere de éxito. La trama actual (a medio camino entre Angel y El Señor de los Anillos) está muy bien, yo lo iría terminando así.

 

 

 

Resumen de lo leído:

Tomo 25: Gatsu y sus compañeros salvan a un pueblo de los trolls usando sus nuevas armas mágicas. Las chicas refugian al pueblo en la Iglesia y Schierke empieza a levantar una barrera mágica a su alrededor. El cura intenta matarla, por lo que Farneze vence sus miedos y acude en su ayuda. La bruja levanta la barrera justo a tiempo de evitar que un ogro enorme entre en la Iglesia. Otro monstruo más aparece, así que Gatsu decide encargarse del Ogro y Sérpico del otro. Ambos enemigos son muy poderosos, así que Schierke usa la magia para causar una inundación. Sérpico resulta herido. Los trolls, finalmente, secuestran a Farneze y a Kiasca y los demás salen a buscarlas (menos Sérpico). Llegan a su guarida.

Tomo 26: Kiasca y Farneze descubren que los trolls tienen a varias mujeres del pueblo como esclavas sexuales y Farneze teme acabar como ellas, aunque Gatsu las rescata a tiempo. Salir de la guarida de los trolls será más complicado. Ahora le tocará a Isidoro llevar a cabo la misión, puesto que Gatsu se queda atrás luchando contra los trolls. Tendrá la visita de una de las maestras de la Mano Divina, que intenta seducirle y matarle. Gracias al caballero de la calavera, consigue salvarse. Gracias a todo esto, Gatsu aprende que puede confiar en sus compañeros y amigos. Schierke decide llevar a Gatsu, muy herido por el combate, a casa de su maestra Flora para curarle. Al llegar, descubren que Flora está bajo ataque del ejército de Griffith y, ni siquiera contando con la ayuda del caballero de la calavera (gran amigo de Flora) serán capaces de hacerle frente a Zodd y a los suyos estando Gatsu herido. Por ello, Flora le pide a Schierke que le entregue a Gatsu la armadura del Berserker. La armadura le otorga una fuerza y una salud inmejorables, pero también le hace caer en su lado más oscuro.

Tomo 27: gracias a la armadura Berserker, Gatsu derrota a sus enemigos, pero pierde totalmente la razón. Schierke se ve obligada a usar la magia para recuperar la mente de su amigo. Mientras tanto, en Windom, los enemigos del reino, los Kushana, y los monstruos se han hecho con el poder. La princesa Charlotte está retenida contra su voluntad. Los Kushana han creado un ejército demoníaco haciendo que demonios violen a las mujeres del reino. La cuadrilla del Halcón les ataca, masacra a gran parte del ejército y Griffith consigue liberar a Charlotte. En otra parte, Gatsu y su grupo llegan hasta el océano.

 

 

Tomo 28: Schierke se empieza a enamorar de Gatsu y descubre que el Caballero de la Calavera y su maestra Flora fueron amigos. Kiasca se encuentra un niño abandonado en la playa y, en su locura, lo recoge y lo trata como si fuera su hijo (y bien podría serlo). Son atacados por unos cocodrilos controlados mentalmente por los telépatas kushana (?¿ cocodrilos en el océano) y por un monstruo marino. Gatsu vuelve a perder el control al usar la armadura Berserker y Schierke vuelve a ayudarle a recuperarlo. Tras la pelea, el niño se va y les observa desde un precipicio. Poco después, el grupo llega a una ciudad donde se está organizando un ejército para reconquistar el reino. Schierke tiene una crisis y se aleja del grupo. Isidoro parte a buscarla. Schierke conoce a la adivina de Griffith, que está celosa de la atención que éste dispensa a Charlotte. Un grupo de piratas las ataca.

Uzumaki. Tomos 4-6

Increíble. Sin palabras me dejaron estos tres tomos. La atmósfera de auténtico terror que Junji Ito consigue en ellos me dejó clavado en el sillón, devorando tomo tras tomo. El episodio más impactante es, sin duda alguna, el de las embarazadas-mosquito del hospital. Pocas veces me he sentido más incómodo leyendo un manga o un cómic. Y, una vez que dejamos atrás esa trama, nos adentramos en los mundos de la pesadilla y la desesperación, de la lógica perdida y de la confusión más exasperante hasta que, finalmente, todo acaba como debería acabar. ¿O no? Porque no llegué a entender el final del todo. ¿Era todo un sueño como dice el autor en el epílogo? ¿Era real? ¿Cortó la serie porque no sabía cómo seguir? Bueno, sea lo que sea, da igual. Redondita que le quedó la obra. Nada de alargar innecesariamente y nada de sentimentalismos. Si hay que matar a alguien, se le mata. Terror psicológico del bueno.

Photobucket - Video and Image Hosting

 

Resumen de los tomos:
Tomo 4: Kirie es internada por las quemaduras sufridas en el faro. En el hospital se suceden extrañas muertes: los cuerpos aparecen llenos de agujeros como de picaduras. Pronto descubrirá que están causados por las embarazadas del hospital, que matan a los pacientes y se beben su sangra para alimentar a sus bebés. Al nacer los bebés, tienen la barriga muy hinchada, algo anormal. Con los días, Kirie descubrirá que el ombligo de los niños está formando otra placenta a su alrededor porque éstos quieren volver al útero de sus madres. El médico del hospital devolverá algún bebé al útero de su madre… Por último, se acerca un tifón al pueblo, un tifón que se ha «enamorado» de Kirie y que la sigue a todas partes, destrozando todo lo que encuentra, incluida su casa.
Tomo 5: La familia de Kirie, tras perder su casa, se muda a una vieja casa donde viven una mujer y su hijo, ambos afectados por una extraña enfermedad de la piel. Pronto, toda la familia tendrá esa enfermedad y también le pasará a su otro vecino, que intentará matar a Kirie. Más adelante, un grupo de reporteros llega al pueblo cubriendo el tifón que destrozó el lugar y un huracán les provoca un accidente. Sólo una reportera sobrevivirá y llegará al pueblo, que se encuentra devastado: algo ha pasado y, ahora, hasta el más mínimo susuro puede provocar un accidente, por lo que se debe hablar bajito y moverse despacio. Sólo las nagayas del pueblo parecen resistir las embestidas del viento. La gente se refugia en ellas, aunque algunos se hayan vuelto locos y vayan destruyéndolo todo a su paso por diversión. El pueblo no tiene salida y la gente, poco a poco, comienza a convertirse en caracolenses por tener que caminar despacio. Los demás se los comen al escasear la comida. En las nagayas, la gente se convierte en espiral y queda entrelazada. El padre de Kirie desaparece por un huracán.
Tomo 6: Kirie, su novio, su hermano y la reportera intentan abandonar el pueblo y se adentran en el bosque, pero no pueden escapar. En el pueblo, la gente empieza a ampliar las nagayas para poder entrar en ellas y estar a salvo. En el bosque, el hermano de Kirie se va convirtiendo en caracolense y los compañeros de viaje intentan comérselo, por lo que Kirie le obliga a escapar por un precipicio. Cuando vuelven al pueblo, Kirie, su novio y la reportera se asombran al ver que todo se ha convertido en una enorme nagaya en forma de espiral. La recorren y llegan hasta el centro, donde una enorme escalera de caracol les lleva hasta el subsuelo. Descubren unas enormes rocas/estatuas en forma de espiral que, parece, son las que lo han causado todo. Los habitantes de las nagayas, que llegaron hasta allí antes que ellos, están convirtiéndose en piedra. Kirie y su novio, al ver que no pueden escapar, también se transforman en espiral.
Hay una historia de complemento que no sé muy bien a qué viene justo después del final.

Uzumaki. Tomos 1 – 3

Txiki me sigue prestando cosas interesantes. Tras Berserk, le toca el turno a Uzumaki. Si bien no tenía muchas esperanzas porque el primer tomo de Tomie me pareció bochornoso, esta vez sí que estoy bastante satisfecho con lo leído.

La historia, aunque repetitiva en cierto grado, tiene bastante interés. No se trata de una historia de fantasmas retornados o de monstruos nocturnos, es un terror más psicológico, que está enfocado tanto en sus manifestaciones «reales» como en los efectos que producen en las mentes de los personajes. El misterio de las espirales es real hasta cierto punto, pero, por el momento, no sé cómo derivará la historia, pero me intriga saberlo y, sobre todo, me divierte leerlo. No me da miedo, pero hace que me coma un poquito la cabeza, que ya es algo.

Tomo 1: La Cicatriz. Kirie nos presenta los extraños sucesos que ocurren en su pueblo, Kurouzu, como la muerte de los padres de su novio o la de su amiga Azumi. Todas relacionadas con las espirales. Hay una atmósfera diabólica en la zona y hasta las incineraciones dan extraños resultados.

Tomo 2. Gente retorcida. Siguen pasando cosas raras: el padre de Kirie fabrica utensilios de barro que tienen la cara de los últimos fallecidos en el pueblo, unos novios a lo «Romeo y Julieta» acaban unidos para siempre en una enorme espiral, a una amiga de Kirie y a Kirie los rizos de su pelo se les descontrolan y les llevan hasta la locura y, a la amiga, a la muerte.

Tomo 3. El faro negro. Un pretendiente bromista de Kirie muere atropellado y en su cuerpo enterrado aparece el amortiguador del coche. Varios alumnos y un profesor se convierten en caracoles gigantes. El faro del pueblo se convierte en un horno asesino cuando cae el sol.

Un montón de paranoias muy llamativas 😀

Berserk. Tomos 21-24

Por fin comienza a mejorar esta serie. Casi diez tomos han tenido que pasar para que la serie retome el ritmo que perdió con el fin de la Cuadrilla del Halcón. Menudo rollo la saga con los tipos en Tierra Santa. Es un poco con estilo Bendis, una saga alargadíííííííííííííííííííísima para contar la unificación del nuevo grupo (como los Vendisdores) de Gatsu. Y lo más gracioso es que en un par de tomos más adelante la serie se paró, así que sólo quedan unos 5 tomos por leer hasta que el autor vuelva a ponerse las pilas… Eso sí, Kiasca vuelve a ser casi violada otra vez (y van…). La originalidad de este hombre es enorme… sigh.

Resumen de los tomos, que me los ha prestado Txiki (por cierto, tío, da señales de vida XD) y no los puedo releer si me hace falta:

 

Photobucket - Video and Image Hosting

Tomo 21: Gatsu consigue rescatar a Kiasca y vencer a los demonios de Mozgus. La presencia maléfica presentada en tomos anteriores empieza a ganar presencia y sale de su escondite, convirtiendo a los peregrinos en hordas de salvajes y arrasándolo todo a su paso. Al llegar al castillo, éste se convierte en una trampa infernal para todos los que allí están. Gatsu, Isidoro, Sérpico, Kiasca, Farneze y Pack le hacen frente como pueden con ayuda de unas antorchas, por lo que son de los pocos supervivientes cuando esa fuerza destruye el castillo y, tras sortear un ataque de los Bakiraka, descubren que Griffith ha renacido de esa fuerza maléfica, que es el hijo abortado de Kiasca (toma lío X_X). Mientras los Bakiraka se enfrentan a Zodd y a Griffith, Gatsu y sus compañeros aprovechan para huir y separarse.

 

Tomo 22: Gatsu lleva a Kiasca con Rickelt, pero se encuentra con que Griffith ha ido hasta la casa de Rickelt. Gatsu le ataca, pero Zodd se enfrenta a él. En un momento del combate, Zodd provoca una avalancha y Griffith rescata a Kiasca, cuyo estigma empieza a sangrar. Poco después, Griffith se marcha y Gatsu decide irse para buscar un seguro donde proteger a Kiasca, que sigue totalmente ida. Pack le propone llevarla hasta el hogar de los Elfos. Los Bakiraka, por otro lado, siguen atacando con sus ejércitos a Midland, pero Griffith y su nueva cuadrilla del Halcón, formada por demonios y mercenarios, empiezan a hacerles frente y a ganar adeptos, entre ellos, una joven vidente. Historia de complemento: el pasado de Sérpico y Farneze. Sérpico era el hijo de una criada y su señor. Hijo bastardo. Comenzó a trabajar en la casa de los Farneze y, con el tiempo, descubriría que era el hijo del señor y, por tanto, hermano de Farneze. Desde entonces cuida de ella.

 

Tomo 23: Gatsu, Pack y Kiasca siguen su camino hacia la tierra de los Elfos y cada noche se enfrentan a demonios. Gatsu tiene pesadillas recurrentes en las que viola y mata a Kiasca y un día está a punto de hacerlas realidad. Ella le teme, sobre todo porque, debido a sus continuas escapadas, Gatsu decide llevarla atada. Un día que se escapa está a punto de ser violada, pero consigue reaccionar y utiliza una espada para matar a los tres hombres que la atacaban. Gatsu, poseído por una extraña fuerza, intenta violarla (esta tía sólo está en la serie para eso). Isidoro, que lleva buscando a Gatsu desde que se separaron en Tierra Santa, se encuentra con Farneze y Sérpico y, poco después, se encuentran con Gatsu, Kiasca y Pack. Farneze le pide al «Guerrero Negro» que les deje continuar su camino junto a ellos y Gatsu acepta. Paralelamente, la nueva Cuadrilla del Halcón hace retroceder a los invasores y crece en número de forma imparable. La vidente es quien presenta a los nuevos capitanes a Griffith, que se ha convertido en una especie de medium, ya que consigue reunir a los caballeros muertos en combate con sus familias para que puedan despedirse.

 

Tomo 24: el grupo de Gatsu llega hasta un bosque en el que son atacados por una manada de trolls. Una joven bruja les rescata. Siguiéndola, llegan hasta su casa mágica en un árbol centenario, donde ella se presenta, es Schierke, la aprendiz de la gran bruja Flora de la Mansión del Árbol Espiritual. Flora les invita a pasar la noche en su casa, donde estarán libres de la maldición del Estigma del Condenado, es decir, libres de los monstruos que les acosan por la noche. Flora, además, le explica a Gatsu y Kiasca lo que significa su estigma, un enlace con el mundo astral, habitado por todo tipo de seres. También les revela quiénes son los 5 Maestros: los ejecutores de la voluntad de alguien que vive en el plano astral (un enemigo más poderoso, parece). Flora ordena a Schierke que, cuando sus invitados partan, ella se una a su grupo. Por eso, a la mañana siguiente ella les ofrece, como regalo, vestimentas y armas especiales a los amigos de Gatsu, aunque él rechaza el regalo que ella le hace. Poco después llegan al pueblo de un peregrino que les acompaña para matar a los trolls que les acosan. Aunque se meten en líos y no terminan de confíar los unos en los otros, comienzan a los trolls cuando éstos atacan al pueblo, descubriendo los poderes de sus armas y sus ropas mágicas.

Berserk. Tomos 14 – 20

Continúo con Berserk, gracias a que Txiki me ha prestado los siguientes 7 tomos. La verdad es que la serie pega un bajón tremendo y parece que Kentaro Miura no sabe muy bien hacia dónde quiere llevar la serie. Sagas alargadas que se desarrollan a trompicones, repetición de esquemas (las apariciones de los malos son prácticamente iguales) y la trama de amor entre Gatsu y Kiasca se atasca (aunque esto está bien) para presentarnos a otros personajes. La caracterización de los nuevos secundarios es lo más conseguido: al igual que la Cuadrilla del Halcón, los nuevos personajes se ganan pronto al lector y, en mi caso, ya me estoy temiendo que acaben como Judeau, Pippin y compañía.

 

¡¡El horror!! A partir de ahora, resumen para acordarme en el futuro de lo que he leído ^__^ (Se lo pueden saltar, que es todo información para mí).

Photobucket - Video and Image Hosting

Tomo 14: Kiasca aborta un feto demonio hijo nacido bien de su violación por Griffith, bien por sus relaciones con Gatsu y luego corrompido por la magia de Griffith. Poco después, un demonio ataca la casa de Godô en busca de Gatsu y Kiasca. Gatsu le ataca con la armadura negra que le ha hecho el herrero Godô y con una espada matadragones que nadie había podido levantar y manejar. Deja a Kiasca, que sigue totalmente ida, al cuidado de Rickelt, Godô y su hija Erika y parte a enfrentarse con otros demonios. Un tiempo después, la leyenda del Caballero Negro se ha expandido por toda Europa y ha llegado hasta El Vaticano, que manda a los Caballeros de la Santa Cadena (dirigidos por la virgen Farneze y su leal Sérpico) a encontrarle porque se le achacan varios misterios y asesinatos. En su viaje, los Caballeros llegan hasta el lugar donde murió la Cuadrilla del Halcón, donde aún quedan sus restos y un lago de sangre. Dos años después, Gatsu llega hasta un extraño bosque en el que se enfrenta a unos demonios-árboles y a unos bandidos que han secuestrado a una niña. La niña lleva a Gatsu y Pack a su pueblo, que está siendo acosado por los elfos, que devoran tanto a animales como a personas. Gatsu descubre que esos elfos son, realmente, demonios y, al matarlos, se convierten en niños. Son los niños secuestrados por la reina de los duendes, otra demonio.

 

Tomo 15: Jill, la niña que Gatsu rescató en el bosque, descubre que la Reina de los Duendes es su amiga Rocine, desaparecida junto a su familia unos años antes. Junto a Gatsu y Pack, se adentra en el bosque para encontrarla. Rocine intenta convencer a Jill en elfo, pero ella se niega al ver que se asesinan entre ellos como "juego". En el bosque, Gatsu lucha contra unos demonios-insecto. Los Caballeros de la Santa Cadena llegan hasta el pueblo de Jill y, junto a su padre, acuden a su rescate y a capturar al guerrero negro. Pack y Jill huyen de los elfos y llegan hasta la colmena de la Reina de los Duendes y ésta empieza a convertir a Jill en elfo, aunque Gatsu llega a tiempo de impedirlo.

 

Tomo 16: Los Caballeros de la Santa Cadena contemplan el resultado de la batalla de Gatsu y los demonios del bosque, convertidos en humanos al morir, y se horrorizan por la crueldad del guerrero negro. Mientras tanto, Gatsu y la Reina de los Elfos luchan en su nido, que se ha incendiado. Tras un duro combate, Rocine es derrotada, pero en ese instante, los Caballeros de la Santa Cadena llegan hasta ellos . Jill quiere irse con Gatsu, pero se aterroriza cuando éste le muestra el mundo de la oscuridad. Poco después, el caballero de la Calavera llega hasta el bosque y ve el resultado de la batalla. Los Caballeros de la Santa Cadena intentan apresar a Gatsu y, aunque éste los supera fácilmente a todos, consiguen capturarlo y quitarle sus armas gracias a un golpe de suerte de Farneze, que le hiere con su espada. Farneze le interroga y le tortura para que le diga por qué siembra de cadáveres su camino, pero no consigue respuestas. Esa noche, un demonio aparece ante Gatsu, que está indefenso y maniatado.

 

 

Tomo 17: Pack libera a Gatsu y éste acude a la tienda de Farneze, donde ésta guarda su armadura negra. Allí ve que está azotándose para purgar sus pecados. Tras ponerse su armadura, se la lleva como seguro para que los Caballeros de la Santa Cadena no le ataquen. Sólo Sérpico sale tras ellos. Los demonios les persiguen y se introducen en el cuerpo de unos perros salvajes para atacarles. Mientras Gatsu los mata, Farneze tiene una crisis de fe y un demonio la logra convencer de que el motivo de que Gatsu la desconcierte tanto es que, en realidad, ella desea acostarse con él, así que, dominada por el deseo, se lanza sobra Gatsu e intenta que él la viole con su espada. Cuando él se niega, aparece Sérpico y Farneze le pide que mate al guerrero negro, aunque Sérpico se niega. Ambos se marchan por un camino distinto al de Gatsu. Al mismo tiempo, la peste ha empezado a asolar Midland y hasta el propio rey ha caído. Charlotte deberá ser ahora la reina, pero, tras la muerte de su padre, es secuestrada. Zodd el inmortal sigue entrenándose asesinando soldados. Gatsu sueña que Kiasca va a ser quemada en una hoguera así que se encamina hacia casa de Godô, donde Rickelt y Erika le dicen que Kiasca se escapó un tiempo atrás y que no han logrado hallarla. Además, Godô está muy enfermo y no pueden alejarse demasiado. Godô y Rickelt hacen nuevas armas y una nueva armadura para Gatsu, que parte en busca de Kiasca. En Tierra Santa, los Caballeros de la Santa Cadena acuden a una nueva misión: proteger a los enviados del Vaticano de los herejes y los campesinos que allí se reúnen huyendo de la peste. Allí conocen a Mozgus y su grupo de torturadores, que están a punto de capturar a Kiasca (que sigue loca), aunque una prostituta la protege.

 

Tomo 18: El país también está siendo atacado por los terribles Kushana, que matan a los soldados y a los civiles y les roban todo. Un niño, Isidoro, se busca la vida como puede, pero los kushana le atacan cuando está robando comida y Gatsu le salva la vida y él decide seguirle. El líder de los Kushana es uno de los supervivientes del grupo que intentó evitar que Kiasca, Pippin, Judeau y Gatsu salvara a Griffith. En el campo de refugiados de Tierra Santa, la comida escasea y las acusaciones de herejía y traición son demasiadas, los monjes se llevan regularmente a campesinos acusados por otras personas, allí son torturados por los hombres de Mozgus hasta hacerles confesar hasta lo que no han hecho. Kiasca vive con Luca, una prostituta que protege a sus compañeras. Para ocultar la belleza de Kiasca, le han vendado la cara y dicen que tiene sífilis. Así podrá ir por los campamentos sin peligro de que alguien se aproveche de su enajenación. Jerome, uno de los clientes de Luca, se ha enamorado de ella y aprovecha su status como Caballero de la Santa Cadena para hacerle regalos y proporcionarle una vida más cómoda, aunque ella reparte todos sus lujos con sus compañeras y con sus vecinos para evitar que las acusen de brujas. Cada noche, los demonios se acercan un poco más a Kiasca, aunque un pequeño demonio parece salvarla. Farneze no está muy contenta con tener que trabajar para Mozgus, porque tanto él como sus torturadores son muy raros. Nina, una de las pupilas de Luca, se ha enamorado de Joahim, un chico pobre, y lo lleva a una cueva donde ella practica una religión pagana con ritos sexuales. Joahim intenta resistirse, pero acaba participando en la orgía. Al negarse a beber un brebaje hecho con cuerpos humanos, los fieles lo tiran por un precipicio. Luca descubre lo que está haciendo Nina e intenta sacarla, pero Kiasca les ha seguido y está metida en problemas: la cueva está llena de demonios, pero ella los espanta y creen que es una bruja. Gatsu y Pack, seguidos por Isidoro, llegan hasta el campo de refugiados. Farneze duda sobre su papel de virgen.

 

 

Tomo 19: Luca intenta proteger a una de sus pupilas de los soldados, que la acusan de hereje. Gatsu aparece y se enfrenta a ellos y, al interrogar a uno sobre Kiasca, Luca se da cuenta de que es la chica a la que ella llama "Elen" y le lleva a su tienda. Sin embargo, Nina se ha llevado a Kiasca creyendo que los soldados irán tras ellas como tras las otras prostitutas, pero son atrapadas por los seguidores de la secta donde Nina ha estado acudiendo a orgías. Isidoro y Pack las siguen. A Kiasca la adoran como a su líder, pero a Nina intentan sacrificarla, por lo que Isidoro empieza a tirarles piedras y las salva, aunque aparecen los demonios y ocupan los cuerpos de los hombres de la secta. Farneze y los Caballeros de la Santa Cadena llegan a la cueva e interrumpen el ritual, aunque son masacrados por los demonios. El líder de la secta se convierte en un demonio e intenta violar a Kiasca, pero Gatsu lo impide y lucha contra él. Isidoro, Nina, Kiasca y Gatsu escapan por una salida lateral, pero Sérpico impide que Gatsu consiga huir y lucha contra él en un desfiladero mientras Isidoro baja a sus compañeras por otro lado. Joahim las descubre y las entrega a los Caballeros, que las llevan a la Torre para ser torturadas por Mozgus y los suyos. Nina confiesa y se llevan a Kiasca para ser torturada, pero los demonios invaden el castillo para ¿protegerla? Gatsu, Luca, Pack e Isidoro, con la ayuda de Jerome, entran en el castillo y salvan a Nina. Mozgus y sus torturadores se defienden de los demonios.

 

 

Tomo 20: mientras los demonios acosan a todos en el castillo, Mozgus va a sacrificar a Kiasca porque cree que ella es la causante de todo lo que ocurre. Sus ayudantes se enfrentan a los demonios y Luca, Nina, Isidoro y Jerome. Gatsu intenta llegar hasta Kiasca. Luca cae por la torre y el Caballero de la Calavera la rescata. Gatsu empieza a combatir contra los torturadores de Mozgus y a sus enemigos les salen alas angelicales. El Caballero de la Calavera llega con Luca hasta una cueva llena de cadáveres. Farneze contempla el combate entre Gatsu y los Torturadores y su fe vuelve a tambalearse. En la cueva, Luca es raptada por un ser extraño que le cuenta su pasado: intentó salir a la superficie y fue rechazado por los demás. El ser es, realmente, un beherit que quiere crear un mundo perfecto. Gatsu sigue luchando, por lo que Isidoro y Pack se lanzan sobre Mozgus, aunque éste sale volando con ellos colgando. El Caballero de la Calavera rescata a Luca y el ser de la cueva comienza a alzarse, provocando terremotos y ataques de locura entre los campesinos que se agolpan en las puertas de la Torre. Al invadir el castillo, el ser destroza la torre, por lo que toda la construcción empieza a caer. Los protagonistas sobreviven al derrumbe. Gatsu ve, en el valle, un símbolo que reconoce: el estigma del condenado. En las zonas donde se símbolo ilumina el suelo, los refugiados se vuelven locos y se comen unos a otros o se matan. Convertido, parece, en un ángel, Mozgus convence a los refugiados para que quemen a Kiasca, la bruja que provoca los males. Aparecen 4 formas: las de los compañeros de Griffith en la mano divina (el castillo se ha derrumbado y se ha quedado con forma de una mano abierta). El caballero de la Calavera se encuentra con Zodd en las afueras de la Tierra Santa, muy cerca de la Torre. El Beherit enguye al pequeño demonio que se le ha aparecido a Kiasca en varias ocasiones.

Berserk. Tomos 11-13

Sigo con Berserk, otros tres tomos más en los que, para variar, hay muchas batallas, muchos desmembramientos, litros y litros de sangre, vísceras, demonios, violaciones y muchísima acción. En el tomo 13 acaba la historia de la Cuadrilla del Halcón y, encima, acaba con una auténtica orgía de muerte, en la que sólo 4 miembros de la Cuadrilla sobreviven para la siguiente parte de la serie (o, por lo menos, para el siguiente tomo). El dibujo es cada vez más violento, como en los primeros tomos, y refleja el nuevo mundo que rodeará a Gatsu a partir del alzamiento de Griffith como uno de los Cinco Maestros de la Mano Divina, un mundo intermedio entre la visión humana y la visión demoníaca. Además, tenemos un breve cameo de Pack, el elfo aliado de Gatsu en los primeros tomos. Me deja intrigado hacia dónde se derivará ahora este manga, que sigue alargándose mucho, no obstante, desde finales del tomo 3 hasta ahora (y continúa) es un gran flashback.

Resumen de lo leído:

Tomo #1: enfrentamiento de Gatsu, Pippin, Judeau y Kiasca contra Wild y el ejército del Perro Negro, formado por mercenarios crueles y atemorizados de fallarle a su líder. Gatsu y compañía consiguen esquivarles y llegar hasta donde les espera el resto de la Cuadrilla que se desplazó a Windom a rescatar a Griffith y derrotan a los mercenarios. Wild, entonces, se transforma y desvela su verdadero ser: es un demonio de gran altura y fuerza que derrota fácilmente a Gatsu e intenta violar a Kiasca, aunque Gatsu lo impide. Judeau ordena que la Cuadrilla proteja a Griffith y que no combata a Wild. Gatsu se enfrenta a Wild en una lucha salvaje que gana a duras penas. Mientras Kiasca cura las heridas de Griffith y Gatsu, Judeau medita sobre el fin de la Cuadrilla del Halcón, ya que cree que está muy próxima. Esa noche, Wild, que sobrevivió a la batalla con Gatsu, ataca el campamento y rapta a Griffith, al que enseña a todos para que los soldados vean que su líder es casi un muerto viviente, sin tendones, sin músculos, sin piel y sin tendones y, así, desmoralizarles. En ese instante, aparece el demonio Zodd (con quien se enfrentaron un año antes), mata a Wild y rescata a Griffith, al que le dice que el Bejerit volverá pronto a sus manos. Wild se transforma en humano al morir.

Tomo 12: Kiasca informa a la Cuadrilla del Halcón de que Wild decía la verdad y de que, probablemente, éste es el fin de la Cuadrilla, aunque aún esperará hasta encontrarse con el grupo de los heridos, dirigido por Rickelt, para tomar esa decisión. Kiasca no sabe que ese grupo ya no existe. Al curar a Griffith, éste se avalanza sobre ella para intentar tener relaciones sexuales, pero es incapaz. Kiasca comprende que nunca podrá abandonar a Griffith, porque es incapaz de valerse por sí mismo, aunque lo que quiera es estar con Gatsu. Al oír esto, Griffith consigue que los caballos del carro que lo transporta se desboquen y se alejen del campamento. El resto de la Cuadrilla le sigue. Griffith está teniendo extrañas visiones y sueños acerca de un castillo y de su vida futura, casado con Kiasca. De pronto, se encuentra en un desierto y con el Bejerit a su alcance. El eclipse solar pronosticado por Zodd y el caballero de la calavera tiene lugar y Gatsu comprende que algo no irá bien, así que intenta llegar hasta Griffith. Con la oscuridad, un gran número de demonios aparece. Rickelt, que viaja en otro carro para reunirse con la Cuadrilla, llega hasta Windom y ve el eclipse y acude hacia donde están sus compañeros. En ese carromato también van Pack y una bruja a la que hace de siervo. Los demonios rodean a la Cuadrilla y los Cuatro Maestros de la Mano Divina hacen su aparición para ungir al Quinto Maestro. Para el alzamiento, debe hacer un sacrificio: matar a todos los seres más cercanos a él y decidir si quiere cumplir sus sueños de poder. Griffith acepta y los demonios comienzan su ataque contra la Cuadrilla del Halcón.

Tomo 13: La Cuadrilla del Halcón poco puede hacer contra el ejército de demonios, sólo Pippin, Judeau y Kiasca, además de Gatsu, parecen con posibilidades de sobrevivir, aunque pronto muere Pippin y Judeau resulta herido y se sacrifica para que Kiasca pueda vivir. Gatsu intenta llegar hasta Griffith y rescatarlo. Sólo unos cuantos miembros de la Cuadrilla siguen vivos y Kiasca, que hace frente a los demonios como puede, pronto es atrapada y violada. En los alrededores de la batalla, Rickelt descubre un gran remolino oscuro y, fuera, a Zodd y el Caballero de la Calavera luchando. Gatsu descubre que es el único superviviente de la Cuadrilla y, en ese momento, Griffith renace como Femto, el Maestro Alado de las Tinieblas, y viola a Kiasca mientras Gatsu lucha con los demonios para poder llegar hasta ella. Un demonio le muerte el brazo izquierdo y no se lo suelta, así que Gatsu decide cortárselo para intentar matar a Griffith y salvar a Kiasca, pero todo es inútil. El Caballero de la Calavera consigue entrar en el remolino y rescata a Gatsu y a Kiasca. Los deja al cuidado de Rickelt, que tiene polvo de hadas para curarles. Al despertar, Gatsu descubre que está en la mina del hombre con quien entrenó durante el año que abandonó la Cuadrilla. Rickelt le informa de que Kiasca no recuerda nada y que sólo quiere estar con Erika, la hija del herrero. Gatsu huye asustado y un grupo de espectros le ataca. El Caballero de la Calavera le ayuda a salvarse y le explica que, debido al símbolo que el alzamiento de Griffith puso en su cuello, el estigma del condenado, a partir de ahora los demonios formarán parte de su vida. Como Kiasca también tiene un estigma, Gatsu acude a su refugio a rescatarla.

Berserk. Tomos 8 – 10

La historia se sigue complicando y avanza bastante, aunque para ser tres tomos no lo hace muy rápidamente. Esta serie tiene momentos que se alarga demasiado y otros en los que las cosas pasan excesivamente rápido y sin saber muy bien por qué se produce este cambio de ritmo tan brusco. El autor quiere que nos fijemos en los detalles importantes de la relación Kiasca-Gatsu-Griffith y en los cambios que se producen en la Cuadrilla del Halcón y pasa por alto algunos de los cambios personales de los propios protagonistas individualmente. No sé si es que los valorará más adelante o si es que le dan igual. El dibujo sigue bien, no se percibe mucha evolución, pero tampoco le hace falta.

Resumen de lo leído:

El asedio a Doldrey (conclusión): Kiasca y su grupo consiguen derrotar a los que custodian el castillo inexpugnable. Gatsu y su cuadrilla derrotan al ejército enemigo. Griffith mata a Ganon, el conde con el que se acostó para poder financiar a la Cuadrilla del Halcón. Gatsu ayuda a Kiasca a recuperarse de sus heridas. Un demonio vigila la marcha de la Cuadrilla del Halcón y anuncia que queda poco para el eclipse que traerá el advenimiento del demonio.

Regreso triunfal/Momentos de gloria/Pira mortuoria: Griffith y los suyos vuelven a Windom, donde les espera un intento de asesinato: la reina (amante del conde asesinado por Gatsu) y sus consejeros planean matar a Griffith envenando su copa en la recepción para celebrar su victoria. Griffith averigua lo que planean y les hace creer que ha muerto. Gatsu se encarga de matar a quienes conocían la trama y Griffith prende fuego a la habitación donde la reina y sus secuaces se reúnen. Poco antes, en la fiesta, la tensión sexual entre Gatsu y Kiasca aumenta.

Cierta noche nevada/La mañana de la marcha: Gatsu decide que ya es hora de dejar la Cuadrilla del Halcón, pese a que Kiasca y sus compañeros intentan convencerle de que se quede. Griffith le reta a duelo: si le vence, podrá irse, si es derrotado, seguirá en la Cuadrilla. Gatsu derrota a su líder fácilmente, puesto que mientras él ha estado enredando en la corte, Gatsu ha seguido entrenándose. Al partir, Kiasca se da cuenta de lo que siente por Gatsu.

El caballero de la calavera/El comienzo de la noche interminable/El Halcón caído: Gatsu pasa su primera noche solo como peregrino y echa de menos a la Cuadrilla. Siente una presencia maléfica a su alrededor y aparece un caballero con cara de calavera que le habla de cosas que están por venir y a las que se tendrá que enfrentar. En el castillo de Windom, Griffith se cuela en la habitación de Charlotte, la princesa, y se acuesta con ella. Una criada los descubre y él es apresado por la mañana y encerrado en una torre para ser torturado. El rey le pide a su torturador que le deje vivo durante un año, pero que no deje de hacerle daño en todo momento. A su vuelta al castillo, el rey intenta violar a su hija, aunque ella no se deja.

El final de un sueño/Campeonato de lucha/ Fugitivos/ Guerreros/ Aliados/ Cicatrices: la Cuadrilla del Halcón es emboscada por el ejército de Windom y muchos mueren en el ataque. El hombre que tortura a Griffith tira el Bejerith a la alcantarilla. Un año después, Gatsu acude a un campeonato de lucha y se enfrenta a Shirat, un guerrero oriental que poco después ataca a los supervivientes de la Cuadrilla del Halcón para conseguir la recompensa que dan por ellos y por su líder: Kiasca. La cuadrilla está llena de heridos, así que Gatsu les ayuda a hacerle frente a Shirat. No mucho después, sus compañeros le cuentan a Gatsu lo ocurrido en ese último año: el ataque de Windom, los muertos, las heridas de Kiasca… Gatsu y Kiasca se apartan para ir a hablar y acaban confesando que se quieren y acostándose juntos. A medio polvo, a Gatsu le da un ataque y recuerda cuando le violó el compañero de su padre.

Chispas en la lucha/Incursión en Windom/La Víspera: Gatsu le cuenta a Kiasca que durante ese año estuvo entrenando en las montañas. En las catacumbas, Griffith, que lleva un año siendo torturado, recibe la visita de un extraño ser. Kiasca y Gatsu lideran a un grupo que irá a Windom a rescatar a su líder gracias a la información que alguien les pasa desde dentro del castillo. Ese informante resulta ser Charlotte, que insiste en formar parte del grupo de búsqueda. Se adentran en la Torre de la Regeneración. En el campamento de la Cuadrilla del Halcón, Rickelt cuida de los heridos y, al ir a por agua, ve un hada. A su vuelta al campamento, se encuentra con un monstruo que se ha comido a todos sus compañeros y que ahora le amenaza a él. El caballero de la calavera se enfrenta al hada y al demonio.

Confinamiento eterno/Reencuentro en las profundidades/Senda Sangrienta/ Bakiraka/La flor del Castillo de Piedra: Kiasca, Gatsu, Charlotte, su criada Anna, Pippin y Judeau bajan hasta las catacumbas (y ven a unos cadáveres con un extraño signo) y se encuentran con Griffith en un estado lamentable (sin lengua, con heridas, desnutrido…) y, para subir, Gatsu mata a todos los guardias del castillo. El rey ordena que los Bakiraka (unos mercenarios salvajes) acudan a rescatar a Charlotte, pero sin hacerle daño. Los Bakiraka hieren a Charlotte, por lo que se la llevan para curarla. Kiasca, Gatsu y compañía derrotan a sus enemigos y huyen. El rey ordena que el demoníaco Wild, líder del Perro Negro, el grupo más salvaje de todos, vaya a por ellos.