El Poderoso Thor: Viaje al Misterio

De vez en cuando, los cómics americanos de superhéroes nos sorprenden al arriesgar con historias que, si bien no encajan dentro del género superheroico puro y duro, sí que parten de él o entroncan con las características de dicho género. Esto es lo que ocurre con el regreso de una vieja cabecera de la editorial Marvel, Viaje al Misterio, que vuelve con más fuerza que nunca y protagonizada por el, tal vez, héroe más imprevisto de todos.

El poderoso Thor: Viaje al Misterio

Guión: Kieron Gillen y Rob Rodi.

Dibujo: Doug Braithwaite, Richard Elson, Whilce Portacio y Pasqual Ferry.

Journey Into Mistery 622 – 630 y 626.1 USA

Tomo Panini. 224 Páginas. 18 €

Kieron Gillen se ha descubierto como uno de los grandes guionistas de Marvel de los últimos tiempos. A su excelente etapa en Uncanny X-Men (actualmente en publicación en España), se añade esta joyita que es Viaje al Misterio. Pongámonos en antecedentes:  durante el final de Asedio, Loki se sacrificó  y muchos pensamos que Marvel dejaría descansar a uno de sus más carismáticos supervillanos una temporada tras los acontecimientos vividos en la serie de Thor y el Reinado Oscuro. Sin embargo, no fue así y no tardaron en traerlo de vuelta en la serie regular de Thor, donde éste encuentra la “esencia” de Loki en el cuerpo de un joven ladronzuelo de poca monta. Así, este Loki niño está libre de sus actos pasados y es un dios inocente que vuelve a comenzar su periplo vital, aunque nadie se fía de él, algo que Loki parece estar dispuesto a remediar. Este es un hecho que Gillen explota inteligentemente en esta historia.

El guionista parte del mega evento llamado Miedo Encarnado para mostrarnos cómo Loki comienza un camino de redención lleno de sorpresas, actuaciones inesperadas y pactos inauditos que, en el fondo, no son más que una gran excusa para que Gillen nos encandile con su registro a medio camino entre lo épico-mitológico y el registro habitual de un cómic de superhéroes. Y es que, para nuestra sorpresa, las nuevas travesuras de Loki se van conformando en su nuevo relato mítico de forma parecida a una epopeya moderna en la que el héroe no presenta las características más altas que se le deben exigir a un héroe, pero sí una inteligencia y una astucia dignas de mención y que, sin que nadie lo sepa, acaban salvando el día en una situación muy complicada. También resulta fascinante cómo Gillen consigue que Loki se desenvuelva en un ambiente tan hostil como Asgard, un reino que está demasiado acostumbrado a sufrir los planes del dios de las mentiras y en el que pocos se fiarían de Loki de primeras. Sin lugar a dudas, la “cara B” del megaevento Miedo Encarnado que, sin desmentir la historia principal, la completa y mejora. Y mucho.

Otro de los grandes alicientes de este tomo es el más que eficiente dibujo del británico Doug Braithwaite,  que envuelve a los lectores y que, en todo momento, caracteriza de forma genial el ambiente en el que se desenvuelve la historia. Incluso las a veces complicadas composiciones de página resultan de interés para lo que se está contando. Además, el último número del tomo, el 626.1, está dibujado por Pasqual Ferry, que aporta su toque personal al tomo, al igual que hace el también británico Richard Elson en la genial historia centrada en Mefisto, uno de los secundarios de lujo del tomo.

En definitiva, tomo imprescindible para los lectores de Thor (no para fans del personaje, puesto que el heredero de Odín apenas sale) y para quienes busquen algo innovador dentro de Marvel.

Anuncios

Thor por Fraction y Ferry

En estos días he tenido la oportunidad de leer de un tirón la primera saga de Matt Fraction en Thor, dibujada por el español Pasqual Ferry. Había ido dejando su lectura aparcada durante meses por varias razones. La primera, porque la experiencia de leer el Iron Man de Fraction me llevó a pensar que la lectura del tirón sería más interesante que la de la grapa mensual. La segunda, porque el color “Bershka” que se ha aplicado a esta saga me echaba para atrás cada vez que abría un tebeo para echarle un vistazo. La última es que, en realidad, esta historia me ha dado bastante mal rollo desde el principio.

Tengo la teoría de que Matt Fraction debería centrarse solo en la escritura de series protagonizadas por grupos. Me gusta bastante su Patrulla X, pero su Iron Man me parece lento y excesivamente alargado. Y algo parecido le ocurre a esta saga de Thor. Siete números para contar el ataque de los Devoradores de Mundos a los Nueve Reinos del árbol del mundo y el retorno de Odín y Loki que me han parecido mal organizados, con personajes fuera de su rol habitual y actuaciones poco carismáticas.

Para empezar, he de decir que los villanos de esta saga son muy planos y sus motivaciones bastante simples. Su nivel de amenaza global es casi un chiste, ya que, tras atacar los diversos reinos y aniquilar a sus habitantes, el poder de Odín se basta para detenerlos en apenas unas cuantas páginas. Una amenaza que se esfuma no sin antes causar la muerte de Balder, un personaje principal cuya muerte tiene muy poca épica y es anticlimática. Y tampoco está nada claro su destino final. Además, en esta historia Thor decide resucitar (resulta que podía hacerlo…) a Loki porque, atención, echaba de menos sus días de infancia en los que jugaban y cazaban como buenos hermanos. Así que Loki resucita en forma de un adolescente trilero que parece no tener las malas intenciones que tuvo en el pasado. Además, Thor resucita (aunque hay que decir que no me enteré de cómo lo hace) a Odín para que éste use su poder, que creo recordar que estaba en manos de Thor, para sea el padre de todos quien se deshaga de unos enemigos a los que ni siquiera conoce. Lo dicho, un guión que es un desastre desde la primera página hasta la última

Por otro lado, Pasqual Ferry también me ha dejado muy frío. Sus composiciones de página están bien, pero el dibujo me parece irregular en muchos momentos. Además, el colorista se luce al aplicar un coloreado psicodélico-Bershka a las páginas de Ferry que desluce el tono supuestamente serio de la historia y da ganas de parar la batalla para pedir un cubata.

En definitiva, es una pena que Fraction haya desaprovechado esta primera toma de contacto con Thor y que haya echado a perder el trabajo de autores anteriores con resurrecciones o muertes innecesarias.

Mini-Reseñas

Thor: Juramento de Sangre.

Thor Blood Oath #1- 6
Guión: Michael Avon Oeming
Dibujo: Scott Kolins
Panini. 144 páginas. 9€

Si la semana pasada hacía referencia a lo mucho que me había gustado el Vengadores Año Uno, en esta ocasión no puedo sino decir que esta historia me ha gustado muchísimo también. No llega al nivel de Año Uno, pero sí que está muy bien desarrollada y planteada. También es cierto que tengo debilidad por Thor, Asgard y por todo lo que rodea al personaje desde que pude disfrutar de algunas aventuras del personaje plasmadas por Simonson y la etapa Heroes Return hasta el final de la serie (que no me canso de recomendar, por cierto). Juramento de Sangre es un cómic sin mayor pretensión que entretener y divertir. Para ello, Oeming (gran interesado en la mitología nórdica, parece), guioniza lo que bien podría ser una historia mitológica, una leyenda que se podría contar frente a una chimenea. Thor, Odín, Los Tres Guerreros y demás asgardianos actúan como personajes de relatos épicos y dramas, movidos por su orgullo, usando la picaresca y viviendo aventuras que pondrán a prueba su temple, su inteligencia, su astucia y, sobre todo, su valor.
Además de tener un guión fluido, con sorpresas y con buena trama, contamos con un excelente dibujo de Scott Kolins, que recrea con dinamismo y bastante detalle los parajes por donde se mueven Thor y sus aliados: la Tierra, Asgard, el Monte Olimpo, Irlanda… Además, el coloreado me ha parecido muy acertado para el dibujo de Kolins. En definitiva, y sin querer contar nada más de la historia por si alguien se anima a leerlo, digo una vez más que estamos ante un cómic que busca, única y excluvisamente, entretener y eso lo cumple de sobra.

Ultimate Spiderman #8.

Ultimate Spiderman Annual #1, Wizard 1/2
Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: Mark Brooks
Panini. 64? Páginas. 3,50€

Bueno… un cambio sustancial en la vida del Peter Parker definitivo. ¿Deja el traje rojo y azul por el negro? No. ¿Se une a los Nuevos Ultimates? No. ¿Un clon? No… aún. Cambia de novia. Con Gwen muerta y MJ siendo protegida por Peter para que no acabe como Gwen, Peter recurre a la opción lógica: buscarse una novia que se pueda defender por sí misma. No es ninguna novedad, en el úniverso 616 (y en el Ultimate) Peter ha tenido affairs con la Gata Negra o Marta Plateada y alguna más. En esta ocasión, la elegida es Kitty Pryde. Dado que ni el Hombre de Hielo ni Coloso (especialmente éste, cuya versión Ultimate gana puntos cada día, por cierto) están por la labor de hacer que Kitty se enamore, ésta recurre a la táctica más antigua del mundo: usar el teléfono e invitar a Peter a salir y tomar algo y conocerse y pegarse con los malos. Y todo el cómic viene a ser esto. Diálogos bendisianos típicos y todo lo habitual en Ultimate Spiderman salvo los infinitos primeros planos que dibuja Bagley y que Mark Brooks nos ahorra en gran parte. Brooks cumple bien, su estilo pega con el tono de la serie. Por lo demás, una historia de complemento bastante antigua ya en la que se nos presenta al Ultimate Puño de Hierro (al que ya habíamos visto en acción). Un cómic pasable. Se lee y ya está.

Los siete soldados: Zatanna.

Seven Soldiers: Zatanna #1 – 4
Guión: Grant Morrison
Dibujo: Ryan Sook
Panini. 96 páginas. 9€

Es el último tomo de los Siete Soldados que me compro. Razones: el precio (9€ por 4 números) y que los rotulistas/traductores (vamos, quien escriba, que no sé si viene de los traductores o si los rotulistas viven mirando al techo y no a la pantalla cuando preparan los textos) porque: VUELVEN A FALTAR LETRAS EN MEDIO DE LAS PALABRAS. Bueno, y el hecho de que ni siquiera se molesten en traducir los títulos originales en algún momento usando tipografías, sino poniéndolo todo debajo, en un cuadrito chiquito, también me toca la moral. Va siendo hora de empezar a reclamar seriamente a Planeta (y a Panini, ya puestos) EDICIONES DECENTES.
Por lo demás, Ryan Sook increíble. Me encanta cómo dibuja este tipo. Morrison… pues está mejor en la parte más de “acción” que en la mística, que se le va la pinza un poco y no aclara demasiado bien algunas cosas que ocurren en la historia. La historia, pese a todo, se deja leer y, desde mi punto de vista, tiene algunos aciertos, como la “sidekick” de Zatanna y todo lo que le rodea (que no queda muy explicado y no sé si se hará en las siguientes miniseries o no), la crisis en los poderes de la protagonista, algunos secundarios… Un tomo recomendado, básicamente, a fans del personaje o, como en mi caso, de los autores.