Una de mini-reseñas

Aniquilación #4

Contiene: Annihilation #1 al 5
Guión:
Kieth Giffen
Dibujo:
Andrea DiVitto
Tomo Panini. 144 páginas. 9,75 €

Qué final de saga. Las miniseries anteriores han constituido una excelente aproximación al conflicto y una actualización de varios de los personajes principales: Nova, Drax, SuperSkrull, Estela Plateada, Ronan y, cómo no, Annihilus y sus huestes. Si a lo largo de todo el transcurso de los acontecimientos previos hemos sido testigos de la devastación, del sacrificio de héroes, soldados y planetas; del cambio en el status de muchos personajes y de momentos tan dramáticos como la derrota de Galactus, ahora está todo preparado para enfrentarse ¿definitivamente? contra Annihilus. La resistencia está al borde de la extinción. Los Skrulls casi han desaparecido. Ronan debe lograr derrocar a la casa Fiyero si quiere dar a los Kree una oportunidad para sobrevivir. Nova y el ex Starlord coordinan a la resistencia junto a Gamora. Phyla Vell da a Drax la noticia de que Dragón Lunar ha caído en manos de Thanos.
Todo está listo para una guerra total.Momentos sorprendentes: Drax cumpliendo la misión para la que fue creado. Galactus desencadenado. Ronan y la Inteligencia Suprema. Giffen lleva a cabo una gran labor en esta miniserie final. Coordinar una historia tan vasta como ésta debe de ser algo titánico, sobre todo si se quiere dejar con un final redondo o, por lo menos, tan llamativo como el que tiene esta historia. No es de extrañar, por tanto, que, dado el buen hacer del guionista, la historia acabe de forma abierta para explotarla en las continuaciones que se están publicando actualmente en los USA. Aniquilación es una joya que, esperemos, no debería desvirtuarse demasiado.

Lobezno #20

Contiene: Wolverine vol 3 46 y 47
Guión: Marc Guggenheim
Dibujo: Humberto Ramos.
Panini. 48 páginas. 3,25€

Curiosamente, creo que no muchos esperaban demasiado de este Tie-In de la Civil War y, sin embargo, es magnífico. Una saga con acción a raudales, algunas burradas, humor (¡¡¡Logan hace chistes!!!) y una historia que es lógica con la forma de pensar del personaje. Por fin alguien hace una historia decente de Lobezno en la que Lobezno se comporta como realmente es. Millar lo desquició. Daniel Way lo ha llevado por caminos que a saber a dónde le llevan. Lástima que Marc Guggenheim no vaya a durar mucho. Ah, Humberto Ramos dibuja de vicio en esta saga.

Invencible: Auténticos Desconocidos

Contiene: Invincible 9 al 13
Guión: Robert Kirkman.
Dibujo: Cory Walker
Aleta. 138 páginas. X €

Kirkman, Kirkman… ¡¡qué gran escritor eres cuando quieres (olvidémonos de Ultimate X-Men por ahora)!! En los 13 números que he leído de esta serie hasta este tomo ya has conseguido crear un icono moderno. Mark Grayson ya tiene más carisma que personajes que llevan pululando por otros universos más de 20 años. Tiene un trasfondo propio (vale, no muy original, es una mezcla entre Superman, Spiderman y Robin, pero bien hecho), genera interés y la serie avanza con un ritmo trepidante pese a estar en plena época de la descompresión. En este tomo, Omni-Man revela a su hijo la verdadera razón por la que está en La Tierra y el auténtico peligro que su raza representa para el cosmos y esto provoca un enfrentamiento entre padre e hijo y, tras esto, un cambio de status para Invencible, su madre y sus dos mejores amigos. Kirkman dice que este giro argumental estaba planeado desde el principio y, sinceramente, yo me lo creo. Esta serie no es ningún cliché andante. Ahora a comprarme el sexto tomo.

Mini-reseñas veraniegas

Aniquilación #2 y #3

Contiene: Annihilation Silver Surfer #1 – 4. Annihilation SuperSkrull #1 – 4, Annihilation Ronan #1 -4 USA.
Guión: Kieth Giffen, Javier Grillo-Marxuach, Simon Furman.
Dibujo: Renato Arlem, Gregory Titus, Jorge Lucas.
Panini, Tomos 144 páginas. 9,25 € C/U
Tengo la impresión de que esta obra está pasando muy desapercibida porque apenas he leído comentarios, ya fueran positivos o negativos, en la blogosfera o en los foros que frecuento. Y, de ser así, sería una grandísima injusticia. Una de las mejores historias que estoy leyendo ahora mismo. Con mucha más tensión dramática que la Civil War, por ejemplo, y, además, se están planteando cambios realmente interesantes en personajes como Estela Plateada. Si en el primer tomo el protagonista absoluto era Nova, en esta ocasión, el protagonismo está repartido entre Estela Plateada, el Superskrull y Ronan. Tres personajes completamente distintos. Tres representantes de la mitología cósmica Marvel: Galactus, los Skrull y los Kree.
Si en el primer tomo veíamos cómo moría todo el cuerpo de agentes Nova o Quasar (por nombrar a unos cuantos nada más), en estos dos tomos continúa la oleada de aniquilación, que llegará hasta personajes tan conocidos como el Caminante Aéreo, Morg, Tana Nile o el propio Superskrull. Tenemos a más invitados cósmicos, como Glorian, Gamora, Cereza (o Cerise, que los traductores de Panini siguen empeñados en traducir lo justito), todos los heraldos de Galactus que siguen vivos (incluidos algunos a los que veo por primera vez), Thanos (que sigue sacando provecho de la intervención de Annihilus) y varias entidades cósmicas. ¿Lo que más destacaría de estos dos tomos? Pues… Todo. Buenísimas historias (quizás la más floja es la de Estela Plateada, pero por el pacto con Galactus ya merece leerla). Sobre todo la del Superskrull, muy épica. El dibujo de Renato Arlem para la miniserie de Estela. El dibujo de Jorge Lucas para la historia de Ronan. Las portadas. Vamos, IMPRESCINDIBLES.

Civil War Primera Línea #1

Contiene Civil War Front Line #1 y #2
Guión: Paul Jenkins
Dibujo: Ramón F. Bachs, Kano, Steve Lieber, Kei Kobayashi, Leandro Fernández.
Panini. 64 Páginas. 3,90 €
Uno de los aspectos más interesantes de toda guerra, vista desde fuera obviamente, es comprobar cómo la prensa da distintas versiones de los hechos en función de su ideología política o de qué partido es quien más dinero aporta a ese periódico, cadena de TV o radio o diario on-line. Gracias a Paul Jenkins podemos disfrutar de esto también en el gran conflicto que está teniendo lugar en estos momentos en Marvel. Por un lado tenemos al liberal Ben Urich siguiendo las directrices del enérgico J. Jonah Jameson para el conservador Daily Bugle. Por otro, a la recién llegada pero interesantísima Sally Floyd escribiendo acerca del conflicto desde un punto de vista liberal y demócrata para The Alternative.
Si la guerra civil debe dividir a los héroes y a los lectores, a través de este cómic debemos observar el conflicto para ponermos, definitivamente, de parte o en contra del Acta de Registro. Es decir, de parte de Iron Man o del Capitán América. Vemos, también, aspectos secundarios de la historia, como la reacción de Jameson al descubrir que Peter Parker es Spider – Man, la retirada de Estrella de Fuego por estar en contra del Acta de Registro, Iron Man «imponiendo la ley»… Además, cada número cuenta con dos historias más. La primera nos reencuentra con un milagrosamente vivo Speedball, personaje a quien Quesada dice odiar y, por eso, va a ser puteado hasta la extenuación en esta serie. Pinta bien. Por otro, Jenkins se nos pone histórico y compara la Guerra Civil Marvel con grandes eventos del pasado, como la entrada de EEUU a la Segunda Guerra Mundial o Julio César cruzando el Rubicón para entrar en Roma. En mi opinión, esto es un poco pedante, pero tampoco es que quede mal.
Escuadrón Supremo: Sangre y Arena
Contiene: MK Squad Supreme 1 al 6
Guión: J.M. Straczynski
Dibujo: Gary Frank y Juan Barranco.
Panini. Tomo 100% Marvel. 12 €.
Continúa este tomo donde lo deja el de Hyperion, publicado hace unos meses, en el que algunos personajes viajaban hasta el futuro de su línea temporal y descubrían ciertos acontecimientos que, imagino, tendrán importancia en esta serie. Tras conseguir que Hyperion se reconcilie con el gobierno de los EEUU, éste decide crear un grupo de superhumanos aprovechando las increíbles habilidades que la entrada de la nave de Hyperion a nuestra atmósfera dio a varios superhumanos. Nace, por fin, el Escuadrón Supremo y, dado el afán de llevar las historias a contextos «realistas» o similares a los que podemos ver nosotros cada día por la TV o leer por la prensa, acaban en Irak… digo…Arak y en un país africano bajo una dictadura. Los secundarios por fin van adquiriendo protagonismo y dejamos totalmente a un lado a Hyperion, el Dr Espectrum, y NightHawk en la mayor parte de la historia. En esta ocasión, los protagonistas son Emil Burbank, Zarda, Inercia, … Vamos, los personajes que, hasta ahora, han tenido un papel más insignificante o, directamente, acaban de aparecer. Me alegra de que Straczynski dé a esta serie un aire a lo «serie de grupo», no como en Supreme Power, donde el protagonismo de varios personajes era hasta cansino en algún momento. Gary Frank cumple como siempre y tenemos a «Juan Barranco» en el último número y, sin entrar en polémicas sobre la identidad del dibujante, he de decir que hace un trabajo francamente bueno y a la altura del dibujante regular de la serie.