Inicio > Cómics, DC > Crisis Infinita de Geoff Johns, Phil Jimenez y otros

Crisis Infinita de Geoff Johns, Phil Jimenez y otros

CRISIS INFINITA

Basta con echar un vistazo rápido a mi blog para saber que, en general, no soy un lector de DC Comics. Conozco a sus principales héroes, su “continuidad” general y he seguido algunas etapas y series (JSA, Nuevos Titanes y Green Lantern de Johns, Doom Patrol de Morrison, Outsiders y unas cuantas cosillas clásicas más, especialmente), por lo que mis lecturas son mucho más seleccionadas que las de Marvel o Image o cualquier otra editorial. Por eso esta reseña llega ahora. En su momento, la palabra “crisis” me provocaba mucha desidia porque implicaba una especie de reseteo, aunque nada comparado con lo que vino después, claro, y no seguí esta historia, aunque sí viví sus consecuencias en las series que leía. Animado por la reedición de ECC, me hice hace un par de meses con el tomo recopilatorio publicado en julio de 2012 y, tras pasar una temporada en la pila de lectura, me lo he despachado ávidamente porque este homenaje a las Crisis en Tierras Infinitas de 1985 engancha y se disfruta por igual. Por cierto, debería hacerme también con esas Crisis porque hace como diez años que las leí y tengo ganas de volver a hacerlo.

 CRISIS INFINITA 2

Estamos ante una gran historia. Con menos épica que las Crisis en Tierras Infinitas originales, pero con momentos para recordar. Además, y como es habitual en él, Geoff Johns toma aquellos elementos claves de la historia de la editorial para enriquecer esta nueva Crisis Infinita, que parte casi allá donde se quedaron las originales. El Multiverso sigue siendo un elemento pertubador en el Universo DC y, como se supo en las primeras Crisis Infinitas, no debió existir, siendo tarea del Antimonitor destruirlo. En las Crisis originales, los héroes de las últimas cinco (me parece) tierras se unieron para derrotar al Antimonitor y, como resultado, únicamente Tierra-1 sobrevivió y a ella se reintegraron héroes de otras tierras, como los miembros de la JSA. Hubo además muchas bajas y varios héroes quedaron sin Tierra y decidieron vivir al margen del universo que se estableció como único. Así, Superboy Prime, Alexander Luthor de Tierra 3 y Superman (y Lois Lane) de Tierra 2 adquirieron un nuevo rol: vigilar Tierra-1 desde su “cielo” particular. Sin embargo, tras los sucesos acontecidos tras “Crisis de Identidad” lo que ven no les gusta. La caída en la oscuridad “noventera” con esos héroes perdidos en un mundo violento y la posterior etapa más realista pero menos “superheroica” de principios del siglo XXI llena de héroes desconfiados y recelosos unos de otros no son del gusto de Superman de Tierra -2 y sus compañeros, por lo que se disponen a arreglarlo por la vía fácil: eliminando Tierra-1 y recuperando Tierra-2. Esta ¿crítica? a los propios derroteros editoriales me parece lo más acertado de la premisa, aunque, viendo el resultado y cómo DC ha evolucionado posteriormente, no sé si era una crítica como tal o una mera excusa para comenzar la historia.

CRISIS INFINITA 3

Éste sería el punto de partida de una historia que, como la historia original que homenajea, está llena de sacrificios, de héroes caídos, de mundos en peligros y de enemigos que pondrán contra las cuerdas a los héroes más poderosos del mundo. El primer número ya es muy revelador y en él se produce una de las secuencias más sobrecogedoras que recuerdo leer: la disputa entre Batman, Wonder Woman y Superman mientras los Luchadores por la Libertad son literalmente masacrados por algunos de los villanos más peligrosos de la editorial. El papel de los villanos, totalmente desatados, en los primeros números de la serie es otro de esos aciertos de Johns porque el terror que inspiran sus apariciones no se puede casi ni medir. A partir de ahí, Geoff Johns acierta de pleno en el desarrollo de una historia que hace que el lector vaya pasando por diversos estados emocionales, pasando de la sorpresa a la rabia o a la angustia a medida que amenazas como OMAC, Alex Luthor, la Sociedad de la Injusticia o Superboy Prime van entrando en acción y la destrucción y la muerte se van volviendo más presentes. Johns consigue que cada página sea importante y que cada héroe que aparece se gane la atención del lector, resolviendo también algunos misterios de la época, como el del origen de Power Girl. Consigue ese efecto incluso cuando creo que algunas de las escenas no son más que anticipos de lo que, imagino, se desarrolló en otras series que actuaban como complementos a la saga, estrategia que también Marvel sigue hoy en día con sus grandes historias y muchas veces me consigue sacar de quicio. Por cierto, que las últimas diez páginas de historia tienen algunos momentos que rayan lo sublime, especialmente la despedida de Superman de Tierra-2 y la venganza del Joker y Lex Luthor.

CRISIS INFINITA 5

Como comentario transversal, y visto desde diez años después de su publicación, he de confesar que no me queda claro si DC apostó por una vuelta a la grandeza tras esta historia, como se ponía en boca de Superman de Tierra-2, o si acabó perdida nuevamente en un limbo oscuro, violento y noventero (especialmente desde los Nuevos 52) a pesar de los esfuerzos que creo que Geoff Johns ha ido haciendo en el camino contrario desde que empezó a trabajar en la editorial. Supongo que alguien que haya leído más de DC que yo recientemente sabría responderme, porque lo único que he leído desde el reseteo es Maldad Eterna y esa historia más lo que hojeo en la librería me hace pensar que DC ha vuelto a los 90 de forma triste y absurda. Por lo pronto, habrá que esperar, ya que unas nuevas crisis están a la vista y amenazan con dejar atrás ese universo de los Nuevos 52 para regresar a la Tierra-1 de estas Crisis Infinitas. Y luego están Morrison y su Multiversity por otro lado, quizás el proyecto más atractivo sobre mundos alternativos que podamos tener. Seguramente ambas historias serán tan polémicas como lo fue ésta en su momento, en todo caso.

CRISIS INFINITA 4

En el apartado gráfico, Phil Jiménez realiza un trabajo excelente y las páginas dibujadas por George Pérez, Jerry Ordway o Iván Reis sirven para complementar y/o homenajear momentos destacados. Desde luego, creo que Phil Jiménez firmó aquí una de las obras por las que será recordado, dando al conjunto de la obra un excelente resultado. Una de esas historias que hay que tener.

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: