Inicio > Cómics, DC, Literatura, Vertigo > The Unwritten

The Unwritten

Rompo mi silencio bloguero (debido al exceso de trabajo y a múltiples obligaciones) para hablar del primer tomo de The Unwritten, una historia escrita por el nunca bien alabado Mike Carey (que está haciendo maravillas en X-Men) y dibujada por Peter Gross. Antes de pasar a comentar qué es lo que me ha parecido, os dejo por aquí con la premisa básica de la historia, medio fusilada de la contraportada del tomo de Planeta:

Tommy Taylor es el protagonista de una serie de novelas de fantasía que se ha convertido en un fenómeno cultural. Wilson Taylor, su creador, ha desaparecido y sus fans esperan ansiosamente su regreso y la continuación de la saga con el  último libro de las aventuras del personaje. Por otro lado, Tom Taylor, el hijo de Wilson y fuente de inspiración del personaje, es venerado en todo el planeta y se le considera una leyenda hecha carne. Pronto, la vida de Tom Taylor empezará a tomar paralelismos con la de Tommy Taylor.

Para hacernos una idea, Tommy Taylor es un trasunto muy magnificado de Harry Potter y sus millones de fans están deseando que se publique el último libro de la saga para ponerle un punto y final, ya que, parece, Tommy moría en el penúltimo libro luchando contra el Conde Ambrosio, su archienemigo. En el mundo real, Tom Taylor vive del legado de su padre y se gana la vida acudiendo a convenciones literarias y de ciencia ficción para firmar los libros que muchos creen que él protagoniza. Está bastante asqueado de que le comparen con Tommy y de sufrir ataques de ¿chalados? que creen que son el Conde Ambrosio. Sin embargo, es evidente desde las primeras páginas que algo extraño ocurre y que los libros de Tommy Taylor esconden algo más de lo que parece. Además, cuando la prensa acuse a Tommy de ser un farsante ya que no hay ninguna evidencia real que demuestre que es hijo del escritor, éste emprenderá la búsqueda de Wilson Taylor, pero pronto se dará cuenta de que padre (¿y él mismo?) tienen más enemigos de los que esperaba.

¿Qué me gusta de esta historia? Para empezar, lo más evidente: la crítica ácida hacia los fenómenos literarios del momento. No sólo nos podríamos quedar en Harry Potter por ser su más que claro punto de partida, sino que podríamos trasladar la crítica hacia el fenómeno fan total hacia otras franquicias igualmente rentables, como la de Crepúsculo. Cada vez que aparece un fan en esta historia (y lo hace muy a menudo en los dos o tres primeros episodios) se produce una situación tan surrealista como descacharrante. Igual que cuando oyes a una adolescente gritar orgásmicamente porque sale Edward Cullen en pantalla.

Otro aspecto sumamente atractivo es la referencia continua a otros hitos literarios. Para empezar, y como he leído en internet (para qué engañarnos, no tenía ni idea jeje), a Tom Taylor le ocurre lo mismo que al hijo del creador de Winnie the Pooh, que se inspiró en su hijo al crear al dueño del pesado tierno oso de peluche inmortalizado por Disney y sufrió por ello durante años (¿merecidamente? Puede ser ji ji ji). Además, Carey liga la creación de Tommy Taylor con la de Lucifer y la de Frankenstein al haberse escrito sus novelas en la misma casa donde John Milton y Mary Shelley dieron forma a sus dos “monstruos”. Hay más referencias e, incluso, un número completo en el que Rudyard Kipling (el autor de, por ejemplo, El libro de la selva) es el protagonista y no precisamente de forma gratuita, ya que en este número se dan muchas pistas sobre la posible conspiración literaria que sigue la pista de Tommy Taylor y es el episodio que más ganas me ha dejado de continuar leyendo la historia.

Habrá que ver cómo continúa esta historia y si Carey no alarga demasiado la historia (van unos 15 números aproximadamente y dos tomos recopilatorios, el segundo a la venta en USA el mes que viene) como han hecho con la totalmente destrozada Fábulas (qué pena de serie ahora mismo…), pero creo que tiene pinta de llegar a ser una de esas historias que recordaré durante bastante tiempo.

Categorías:Cómics, DC, Literatura, Vertigo
  1. 9 julio, 2010 a las 10:52 am

    Maravillas en X-Men, lo de carey, ejem….. ah es cierto que te gustan los cómics aburridos😄

  2. 9 julio, 2010 a las 11:04 am

    No son aburridos! Son muy buenos! xD

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: