Inicio > Cómics > Los 4 Fantásticos: El fin

Los 4 Fantásticos: El fin

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Guión y dibujo: Alan Davis

Tinta: Mark Farmer

Color : John Kalisz

Desde que en Marvel se puso de moda realizar la “última” historia de sus personajes punteros, hemos sido testigos de varios especiales que nos han sorprendido más o menos con las ocurrencias de los guionistas, casi todos ellos muy vinculados a los personajes. Hemos visto al Punisher en su batalla definitiva. A Lobezno enfrentándose a su hermano mayor. A la Patrulla X siendo atacada por casi todos sus enemigos. A Hulk como último superviviente de la Tierra. Sin embargo, ninguna de esas historias había tenido una amplitud tan grande como la que posee la historia imaginada por Alan Davis para la Primera Familia Marvel.

Como creo que nadie podrá negar que el dibujo de Alan Davis para esta historia no es bueno, sino que es magnífico, excelente, grandioso y con unos diseños acertadísimos, creo que pasaré directamente a comentar qué me ha parecido la historia.

En primer lugar, he de decir que la trama presenta una situación que podríamos considerar típica: los 4 Fantásticos están separados. Sin embargo, ninguno pronunció esta vez el tan cacareado “¡Abandono los 4 Fantásticos!”, sino que la aparente muerte de Franklin y Valeria durante la batalla final con el Doctor Muerte llevaría, paulatinamente, a la disgregación del grupo y a que cada uno de los componentes hiciera vidas independientes. En primer lugar, La Cosa vive en Marte con su esposa, Alicia Grimm, y sus tres hijos y ya controla cómo volver a su verdadero aspecto. La Antorcha Humana es uno de los miembros más valiosos de Los Vengadores, cuyo campo de acción ahora incluye a todo nuestro sistema solar. Reed Richards vive encerrado en su satélite espacial desarrollando una tecnología de teleportación que permita el tránsito instantáneo por la galaxia. Por último, Sue Richards ha emprendido una búsqueda arqueológica que le ha llevado a recorrer toda la Tierra buscando la forma de recuperar a sus hijos.

Esta separación permite a Alan Davis desarrollar muchísimos aspectos que harán las delicias de los fans del grupo. Gracias a que Reed Richards ha decidido centrarse en su trabajo para olvidar la muerte de sus hijos, la humanidad disfruta de una era dorada en la que la posibilidad de vivir eternamente es posible gracias al Proyecto Matusalén. Vivir en cualquier planeta del sistema solar tampoco es algo extraño gracias a los proyectos de terraformación. Tras la desaparición de la raza mutante durante las “Guerras Mutantes”, los demás superhéroes son ahora quienes velan por la seguridad de los humanos, confinados en los límites del Sistema Solar por un pacto entre las distintas razas espaciales. La raza humana goza de una etapa de relativa paz y de crecimiento científico como pocas veces anteriormente.

Sin embargo, esto no durará mucho y pronto comenzarán los problemas. Es entonces cuando la historia de Alan Davis empieza a ganar puntos al hacer un recorrido bastante acertado por la historia del grupo, mostrándonos a secundarios de lujo, como la familia real de los Inhumanos, Estela Plateada, Hulka, Namor, Pantera Negra, HERBIES, Ronan el Acusador, Attuma, los Skrulls, el Dr Extraño, el Hombre Topo, el Pensador Loco, Wyatt Wingfoot y Thundra, Galactus, Uatu, Diablo, Annihilus y personajes tan míticos del panteón Marvel como Spiderman, Hulk, Daredevil, Luke Cage, el Capitán América y el Hombre Gigante, La Visión, Thor y la Avispa.

La batalla, al igual que el resto de la historia, está plasmada desde los 4 puntos de vista de los protagonistas y acaba confluyendo en el momento en que la Mujer Invisible consigue viajar en el tiempo para salvar a sus hijos y, nuevamente, enfrentarse al Dr Muerte y, esta vez sí, derrotarlo. Aunque al gran villano Marvel por excelencia no se le derrota fácilmente y, como comprobaremos más tarde, quizás sólo han conseguido darle la oportunidad de que vuelva más poderoso que nunca. Como punto negativo, el deus ex machina (aparición de Galactus) un tanto forzado que termina con la batalla estelar entre los héroes Marvel y las flotas Kree y Shi’ar (que tampoco entiendo muy bien qué pintan los Shi’ar en la historia).

Por parte de la edición de Panini, creo que va siendo hora de que la editorial decida coser sus tomos. Cada vez da un poco más de miedo abrirlos y tanto las primeras como las últimas páginas de este 100% Marvel, tal y como me pasa últimamente con todos sus tomos, se me han “abierto” demasiado. Y, bueno, creo que en la biografía de Alan Davis que se incluye hay algún dato mal ubicado, pero, bueno, tampoco es demasiado relevante.

Categorías:Cómics
  1. 18 agosto, 2007 a las 11:15 pm

    Mira que he he quedado mirando la foto un rato pensando que era otra descontextualización….después me ha dado por seguir leyendo y he dicho : “¡¡Una reseña!!”…y esa es al historia.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: