Lecturas semanales. (23 – 30 Julio 07)

Breve repaso de las lecturas de esta semana. Seguramente hay spoilers.

Lobezno #18 y #19: Lobezno decide ir a por Nitro ya que los superhéroes prefieren darse de leches entre ellos en lugar de dárselas al verdadero culpable de la masacre de Stamford. Como es un tie-in de la Civil War, tiene que pelearse con algún héroe y el elegido no es otro que Namor, quien tiene razones personales muy evidentes, como la muerte de su prima Namorita, para querer torturar a Nitro. Interesante la aparición de los atlantes espías en la superficie. También la dirección en la que apunta el nuevo guionista en relación a quien podría estar detrás del aumento de poder de Nitro. Como realmente sea cosa de Control de Daños, creo que la historia me gustará. El guionista, Marc Guggenheim, cumple muy bien. La historia no se hace pesada ni es decepcionante, tiene dosis de brutalidad made in Lobezno y, como todo guionista del personaje que se precie, lleva su factor de curación al límite. De lo más legible del personaje tras la marcha de Mark Millar. Humberto Ramos, por su parte, también realiza un trabajo interesante. A muchos no les gustará, pero es que yo tengo debilidad por su estilo.

X-Men #19: Llegan Carey y Bachalo en sustitución del «dúo maravilla» que tan ¡GENIALES! momentos nos hicieron vivie en números anteriores. Empezaré por Bachalo. Está controladito. Sus páginas son legibles. Menos mal que ha vuelto por el buen camino. Mike Carey, por su lado, escribe una historia que, de momento, plantea muchas preguntas y ninguna respuesta. Por no saber, no sé aún ni el nombre del nuevo grupo de villanos ni sus intenciones generales. Sin embargo, esto no supone ningún problema para la lectura de este número, que, por otro lado, me da buenas vibraciones y me hace esperar grandes momentos de esta nueva etapa, no obstante, en estas páginas tendremos a la Patrulla X «de siempre» en el sentido de que será un grupo de respuesta rápida, sin labores escolares, por lo que, espero, tendremos acción a raudales

Aniquilación #2 y #3: Tengo la impresión de que esta obra está pasando muy desapercibida porque apenas he leído comentarios, ya fueran positivos o negativos, en la blogosfera o en los foros que frecuento. Y, de ser así, sería una grandísima injusticia. Una de las mejores historias que estoy leyendo ahora mismo. Con mucha más tensión dramática que la Civil War, por ejemplo, y, además, se están planteando cambios realmente interesantes en personajes como Estela Plateada. Si en el primer tomo el protagonista absoluto era Nova, en esta ocasión, el protagonismo está repartido entre Estela Plateada, el Superskrull y Ronan. Tres personajes completamente distintos. Tres representantes de la mitología cósmica Marvel: Galactus, los Skrull y los Kree. Si en el primer tomo veíamos cómo moría todo el cuerpo de agentes Nova o Quasar (por nombrar a unos cuantos nada más), en estos dos tomos continúa la oleada de aniquilación, que llegará hasta personajes tan conocidos como el Caminante Aéreo, Morg, Tana Nile o el propio Superskrull. Tenemos a más invitados cósmicos, como Glorian, Gamora, Cereza (o Cerise, que los traductores de Panini siguen empeñados en traducir lo justito), todos los heraldos de Galactus que siguen vivos (incluidos algunos a los que veo por primera vez), Thanos (que sigue sacando provecho de la intervención de Annihilus) y varias entidades cósmicas. ¿Lo que más destacaría de estos dos tomos? Pues… Todo. Buenísimas historias (quizás la más floja es la de Estela Plateada, pero por el pacto con Galactus ya merece leerla). Sobre todo la del Superskrull, muy épica. El dibujo de Renato Arlem para la miniserie de Estela. El dibujo de Jorge Lucas para la historia de Ronan. Las portadas. Vamos, IMPRESCINDIBLES.

Daredevil #15 y #16: La serie de Brubaker sigue sorprendiéndonos con esta saga a lo Prison Break. Matt encerrado en la misma cárcel que Kingpin, Bullseye, Cabeza de Martillo y Punisher. Un intento de fuga. Matt llevado hasta el límite y dejando K.O. a aquellos que le han ayudado a escapar. A ver cómo concluye. La miniserie de Lapham que viene de complemento, sí, esto…. pasapalabra.

New Warriors vol 1 #2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 10, 17, 20, 21, 22, 25: Algunos números de la serie original que tenía sin leer aún y que he disfrutado como un enano. Y pensar que en la Civil War llaman a estos personajes «Grupo de tercera». Sí, sí… Fabian Nicieza y Mark Bagley en todo su apogeo. Más información sobre los New Warriors próximamente en +QCómics.

BM Vengadores #3: Números USA 14, 15 y 16. Por dios. ¡¡¡¡Que alguien mate a La Avispa y al Capitán América!!!! Qué personajes más insoportablesssssss. Menos mal que la Avispa se pira en el número #16 y que el Capitán América ya se cargó a Zemo y va a dejar de lloriquear por los rincones por su amor perdid… digo… por Bucky. Qué momento histórico el poder leer el cambio generacional en Los Vengadores y la entrada de Wanda, Clint y Pietro al grupo. En estos tres números la serie ya ha empezado a mejorar, que antes era literalmente insoportable. Cada vez es más legible. Seguramente por quitarse de encima a La Avispa y a Hank Pym ji ji ji.