Inicio > Cómics, Daredevil, DC, Green Lantern, MARVEL > Mini-reseñas

Mini-reseñas

Green Lantern Especial #1 (de 5)

Green Lantern Secret Files. Green Lantern #1
Guión: Geoff Johns
Dibujo: Darwyn Cook, Ethan Van Sciver, Carlos Pacheco.
Planeta de Agostini. 64 páginas. 3,50€

Vuelve Hal Jordan. Para ello, en este primer número de su “miniserie regular especial” (o algo así) tenemos un número idóneo para ponernos al día en el pasado del personaje en el que se desarrollan algunos aspectos ya tratados en el especial del retorno del personaje, como la relación con su padre y la inspiración que éste supuso para el futuro Green Lantern durante su niñez. Es un número emotivo, con una historia que se lee sin mayores problemas y que, simplemente, está hecha para que los lectores novatos entendamos mejor al personaje y los veteranos pasen un rato agradable. Darwyn Cook no está nada mal, aunque también es cierto que es una historia en la que no hay que hacer grandes alardes.

A continuación, se incluye el primer número de la serie regular. Tras presenciar el momento en el que Hal fue escogido para ser Green Lantern, volvemos a la actualidad. Hal está tratando de adaptarse a su nueva vida, hablando con viejos amigos y familiares que le creían muerto y buscando trabajo. Tras una llamada de John Stewart le pondrá al tanto de que una posible amenaza ha llegado a la Tierra en una nave espacial amarilla. En efecto, un ser alienígena está haciendo de las suyas en el desierto de California. Poco después, Hal conocerá a la Capitán Jillian Pearlman, cuyo avión experimental lleva un motor extraterrestre. Número de presentación que no pasa de ser simplemente eso. Pacheco, en su línea, muy bien.

Como colofón, un montón de fichas de personajes, ideales para lectores novatos, con los principales actores de la mitología de los Green Lantern.

Daredevil: El dossier Murdock (9 al 11 Panini)

Daredevil 76, 77, 78, 79, 80, 81 USA
Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: Alex Maleev
Panini. 48 páginas. 2,90€ (números 9 y 10); 56 páginas, 3,50€ (número 11).

Conclusión de la que, para muchos, es una de las mejores etapas (o la mejor) de Daredevil. Para otros no tanto, ya que se han quejado del “reciclaje” de historias anteriores o de que Bendis no les gusta. Sea como sea, no podemos dejar de lado el hecho de que estamos ante el fin de una era. Una etapa que se ha caracterizado por tener una personalidad propia y completamente diferenciada de otras tanto en el guión (made in Bendis con toda la controversia que ello conlleva) como, sobre todo, en el dibujo, apartado en el que Alex Maleev ha tenido capital importancia.

Bendis cierra su etapa usando a muchos de los habituales personajes secundarios usados por él y, además, lo hace cerrando por fin el argumento iniciado hace ya un par de años, asistiendo a uno de los enfrentamientos más originales e inesperados entre el Hombre sin Miedo y Kingpin. Desde que Matt Murdock derrotara a su enemigo y se autoproclamara señor de La Cocina del Infierno, muchos han sido los problemas que ha tenido que solventar: su identidad secreta desvelada al público, asesinos, bandas mafiosas, tráfico de drogas, su matrimonio, su descenso a la locura… Todo ello le ha conducido hasta el momento en el que comienza esta saga: Daredevil es por fin un héroe respetado y querido, su esposa quiere volver con él y las cosas en su buffette no van mal. Sin embargo, no podía prever que Kingpin utilizara a Ben Urich para hacer pública toda la información acerca de su identidad y conseguir liberarse del FBI. A partir del momento en que esto se sepa, Daredevil acometerá una búsqueda desesperada para evitar que su tapadera sea descubierta. No estará solo. Viejos y nuevos aliados le echarán una mano: la nueva Tigre Blanco, Elektra y la Mano, la Viuda Negra, Luke Cage, Iron Fist, Jessica Jones o la Enfermera de Noche… Todos ellos participarán en la búsqueda del Dossier Murdock e intentarán que no caiga en las manos de Bullseye, de cualquier otro aliado de Kingpin o de las autoridades. Sin embargo, no será hasta que sea muy tarde cuando descubran que han caído en la trampa de Kingpin.

Un final de etapa frenético (sí, suena raro siendo Bendis el escritor), en el que los giros argumentales sorprenden, entusiasman y dejan buen recuerdo. Con un Alex Maleev soberbio a los lápices y con un final francamente inesperado que deja para Ed Brubaker y Michael Lark el difícil papel de continuar con una etapa en la que se ha llevado a Matt Murdock al extremo y ha pagado las consecuencias por ello.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: