Inicio > Cómics > Los muertos vivientes. Tomos 3 y 4

Los muertos vivientes. Tomos 3 y 4

Photobucket - Video and Image HostingPhotobucket - Video and Image Hosting

Robert Kirkman lo ha vuelto a hacer. Ha conseguido que me enganche a la lectura de estos dos tomos y que los devore tal y como los zombies que aparecen en sus páginas devoran a los humanos que encuentran por el camino. Creo que no me esperaba que la serie mejorase tanto (pese a que todos me lo habíais dicho) porque pensé que, con el cambio de escenario (la cárcel), la obra sólo podría derivar hacia una de las dos siguientes cosas: o un rollo tétrico en plan “estamos encerrados aquí, matémonos unos a los otros” (algo de eso hay) o un rollo en plan “ahora que estamos a salvo, pongámonos introspectivos” (y de eso no hay mucho).

Kirkman aprovecha la claustrofobia típica de una cárcel para sacar lo peor de los personajes, sus pasiones más viscerales y freudianas, ésas que siempre mantenemos a raya para que no salgan a la luz y juega a sorprender constantemente al lector. Todos los personajes tienen su minuto de gloria en la historia. Desde el asesinato de Dexter a la aparición de la nueva componente femenina del grupo, pasando por el intento de suicidio de la novia de Tyresse o la paliza que Rick y Tyresse se dan, las páginas de estos dos tomos son un constante goteo de situaciones límite, un ejercicio de cómo plantear cómo sería el mundo si se fuera a la mierda en un momento dado. Cuando ya no tienes nada que te importe, cuando ya no tienes que preocuparte del qué dirán, nuestra verdadera personalidad sale a la luz y esto es lo que hace Kirkman en esta obra: refleja cómo sus personajes luchan por la supervivencia sin preocuparse en exceso del método a seguir. No importa matar a un hombre si crees que podría poner en peligro a quien te importa. No importa cuestionar las órdenes del líder si crees que pueden llevarte por mal camino. No importa comportarte como no eres o como antes no habrías sido por conservar lo que quieres. No importa ser infiel si necesitas echar una mamada y tu pareja no te las hace…

Kirkman tiene un estilo que me gusta especialmente. En sus páginas no tienes en ningún momento la sensación de estar ante una historia enrevesada, no se nota una planificación previa (salvo momentos puntuales, como la muerte de Allen, que se ve venir desde muy pronto). Esta aparente simplicidad esconde la clave de la obra, ya que el guionista consigue que el lector se meta dentro de la historia como si la estuviera viviendo en primera persona al quitarle todo el artificio de la escritura. Nos hace no sólo testigos, sino protagonistas de los Muertos Vivientes, puesto que las decisiones y las acciones de los personajes son cuestionadas, al mismo tiempo, por lectores y protagonistas, logrando algo muy complicado en la literatura: empatía entre el escritor, la obra y el lector potencial.

Qué ganas de saber cómo sigue. Es una obra que, de seguir así, será muy recordada con los años. Y esa declaración final, “Nosotros somos los muertos vivientes”, espero que sea algo más que una frase efectiva.

Categorías:Cómics
  1. 18 diciembre, 2006 a las 12:02 am

    Mmmmm….sabes lo que te voy a decir, no?………TE LO DIJE!!!!😉 Esta serie es de lo mejor que se publica actualmente. Coicido contigo: de continuar evidenciando un nivel de calidad similar, se recordará con el paso de los años.

    Un saludo, IvánN!

  2. 18 diciembre, 2006 a las 12:45 am

    Además que Charlie Adlard en su paso por Avilés comentó, que hablando con Kirkman, éste le dijo que los protas estarían todavía mucho tiempo en la cárcel. Situación que a mi personalmente me encanta y que aún puede dar mucho juego.

  3. Fox
    18 diciembre, 2006 a las 1:13 pm

    Yo también fui a la conferencia de Adlard y me pareció muy interesante todo lo que comentó sobre esta serie (por no hablar de lo de Expediente X). En este enlace tienes un video con parte de su entrevista:

    http://theblogfox.blogspot.com/2006/09/cubriendo-las-xi-jornadas-_115804839194264020.html

    La serie me está encantando. Voy lento (solo por el segundo tomo) pero es adictiva y divertida a más no poder. A Adlard tuve que acostumbrarme, pero en general me gusta.

    FOXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

  4. 18 diciembre, 2006 a las 10:11 pm

    ainsss pues yo ya tengo ganas de que llegue el siguiente tomo para ver si siguen en la cárcel

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: