Inicio > Cine > Transamérica

Transamérica

Director y guión: Duncan Tucker

Año: 2005

Intérpretes: Felicity Huffman, Kevin Zegers, Fionnula Flanagan, Elizabeth Peña, Graham Greene, …

Duración: 103 minutos

 

Argumento: Bree es una transexual que pasa por ser una mujer desde el punto de vista genético. Aunque tiene una formación universitaria, vive en una zona muy modesta de Los Ángeles y tiene dos trabajos con los que pretende ahorrar el dinero suficiente para sufragar la operación final de reasignación sexual que la convertirá definitivamente en mujer. Cuando recibe una llamada telefónica de la Policía de Nueva York preguntando por el padre de Toby, un adolescente encarcelado por tráfico de drogas, Bree descubre consternada que de una esporádica relación heterosexual (“trágicamente lésbica”, según ella) que mantuvo con una compañera de universidad durante su vida como hombre había nacido un hijo. Instintivamente, Bree desea ignorar este descubrimiento y centrarse en la operación a la que desea someterse y en el futuro que se abrirá ante ella después, pero su terapeuta insiste en que ella debe enfrentarse a su pasado y asumirlo, y condiciona el permiso legal que debe dar para la operación a un encuentro con Toby. Bree va a buscarlo a Nueva York y emprende con él un viaje de vuelta hasta Los Ángeles lleno de sorpresas y emociones. (Sacado de Estrenos de Cine)
Opinión: Me esperaba más. Había oído y leído maravillas de esta película, pero me resultó bastante normalita cuando la vi. Si no fuera por la excelente interpretación de Felicity Huffman y Kevin Zegers, que mantienen la película por completo, se quedaría en una película con un guión un tanto rocambolesco y que aspira a demoler algún que otro tópico y a invitar a reflexionar acerca de la condición de los transexuales en la sociedad actual. Deja buen recuerdo, pero no impacta demasiado, es muy “normal”…
El guión: lo del “hijo que aparece de la nada” me pareció demasiado rebuscado, sobre todo por el giro final, pero está lleno de buenos momentos y de alguna que otra doble lectura. Hay ideas interesantes, como el desarrollo de la relación entre Bree y Toby o la crítica a la moralidad de la familia de Bree, que les lleva a rechazar a su hija transexual pero a aceptar a su nieto adolescente: chapero, drogadicto y aspirante a actor porno gay, aunque, claro, su madre no les cuenta esto último…
Los personajes: realmente humanos. Madre e hijo han sufrido en su vida. Ella por su condición de transexual, el rechazo de sus padres, la imposibilidad de conseguir un trabajo acorde a sus estudios por culpa de no ser una “mujer de verdad”. Él vio cómo su madre se suicidaba y su padrastro abusaba sexualmente de él, se vio obligado a hacer de chapero en Manhattan para salir adelante y cree que su única salida es el cine porno. Los secundarios están definidos en apenas unos rasgos y, a veces, resultan un poco tópicos (como el hippie que les roba el coche o el camionero “marica”), pero tanto la familia de Bree como su psicóloga son el contrapunto a los personajes. La madre de Bree, aunque un poco salida de tono en más de un momento, representa el rechazo social a la transexualidad, mientras que la psicóloga tiende un puente entre ese rechazo y la posibilidad de conseguir una vida normal, es ella quien tiene que juzgar que Bree está completamente preparada para dar ese paso.
Los actores: Qué grande está Felicity Huffman. Bree es completamente creíble en la piel de la actriz, sobre todo cuando sus sentimientos y acciones no son exclusivamente “transexuales”, es decir, cuando se siente admirada y deseada por el indio que les acerca a casa de sus padres y coquetea con él, cuando siente que le ha fallado a su hijo, cuando ha de enfrentarse al rechazo de su familia… Pero también en todo lo demás: la forma de moverse y, supongo, de hablar (no la vi en V. O. así que no puedo opinar) y la soledad y el aislamiento que transmite su personaje, el deseo de ser “normal”… Kevin Zegers cumple muy bien como “Lolita”. Es capaz de seducir a quien se lo propone, sea hombre o mujer e intenta hacer lo mismo, aunque por ¿amor? con su madre, obligándole a revelar su secreto… Oculta su fragilidad con una fachada de autosuficiencia que, finalmente, resulta más inocente de lo que cree. Ambos consiguen subir muchos puntos a la película.

Anuncios
Categorías:Cine
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: