Inicio > Cine > Verano de Corrupción

Verano de Corrupción

Tras ver Superman Returns decidí retomar un viejo propósito: ver todas las películas de Bryan Singer. También tengo el propósito de ver todas las películas de Superman (incluida Supergirl), pero no me atrevo a ver la 3 y la 4 tras ver lo mucho que habían envejecido las 2 primeras….

 

Photobucket - Video and Image Hosting

Director: Bryan Singer

Actores: Ian McKellen, Brad Renfro, Bruce Davison, Elias Koteas, David Schwimmer.

Año: 1997

Música: John Ottman

Basada en una historia de Stephen King

“Un chico descubre que un viejo vecino suyo es un ex agente de las SS alemanas y, en lugar de denunciarle, decide hacerle un chantaje: a cambio de no revelar su pasado, el viejo deberá contarle su experiencia en los campos de concentración. Todo se complicará cuando ambos se vean involucrados en un asesinato”.

 

El tema del Holocausto Nazi ha dado para mucho en el cine. Esta película lo aborda desde la lejanía, en la figura de un anciano criminal de guerra escondido en territorio enemigo (América) durante décadas y que, finalmente, es descubierto por quien menos se lo espera: un adolescente inteligente, pero ávido de emociones y necesitado de salir de una vida que no le proporciona lo que busca. El joven le propone al ex agente de las SS un pacto: a cambio de no entregarle a las autoridades, él deberá contarle cómo fue vivir en la Segunda Guerra Mundial, cómo fue ser un asesino de masas en los campos de concentración. Este pacto marcará la relación entre ambos: mientras que el chico llega a idealizar al viejo, éste no hace sino buscar la forma de deshacerse de él, de buscar una manera para que el chico sea también chantajeado y poder librarse de él y que el peligro de ser expatriado a Israel desaparezca.

 

El principal mérito de esta película es conseguir una más que interesante tensión. No es un relato de terror a lo “Stephen King” (pese a que la historia original sea de este escritor), sino que el director se centra en mostrarnos los aspectos más psicológicos que el vínculo con el criminal provocan en el adolescente protagonista: alucinaciones, desgana, apatía por su vida cotidiana, falta de apetito sexual (¡en un adolescente!)… y, también, cómo su propia vida se tambaleará cuando su secreto compartido salga a la luz, demostrando que somos capaces de todo para seguir adelante con nuestras vidas.

Datos de interés: actuaciones interesantísimas, principalmente Ian McKellen, aunque Brad Renfro tampoco se queda atrás (¿qué habrá sido de él?), dando a los personajes una mayor profundidad aún de la que inicialmente poseen; una banda sonora inquietante que contribuye a dar intensidad a muchos momentos; una ambientación que destaca por transmitir maldad y, también, limpieza, seriedad, sabes que va a pasar algo, pero estás seguro de que no será como te lo esperas; un final sorprendentemente coherente con la evolución del protagonista: ha luchado para hacerse con el control del juego que él mismo ha comenzado y no va a dejar que nada ni nadie se lo quite, aunque tenga que destruir a quien más le ha ayudado.

Categorías:Cine
  1. 5 abril, 2007 a las 12:44 am

    hola
    mucho gusta ecto gusta apt pupli

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: