Inicio > Cómics > Outsiders: Pasar Lista

Outsiders: Pasar Lista


Edición USA: Outsiders 1 al 3.
Guión: Judd Winick
Dibujo: Tom Raney
Tinta: Scott Hanna
Fecha: agosto – octubre 2003
Edición española: Outsiders 1 al 3, octubre 2005 – enero 2006. Precio: 1,95€

Hay ocasiones en las que no sabes qué esperar de un cómic. Al no ser fan de DC y tener poca idea sobre su universo, decidí probar con esta serie porque tenía a Nightwing y porque de DC intento huir de todos los grandes iconos, que no me llaman la atención por algún extraño motivo. Pues bien, el primer número, "Ofertas de apertura", me pareció un buen número de presentación, ya que, incluso para los que no tenemos ni idea de DC, tenía los elementos necesarios para introducir a los personajes, llamar la atención sobre ellos (especialmente por el mal rollo entre algunos de los Outsiders) y crea intriga sobre la invasión a Manhattan y la financiación del grupo. En principio, la serie parece que va a estar bien… pero esta saga fue hacia peor.

Compro el segundo número "Abogados, pistolas y monos". Buen inicio: el Air Force One es destruido en plena pista del JFK. Lex Luthor muestra cada dos por tres su sarcasmo. Comienza la invasión de Gorila Grodd y los golias de Ciudad Gorila. Los Outsiders van a por ellos. La batalla está bastante bien llevada y Raney se luce muchísimo (aunque le falten fondos…). La entrada de Jade está perfectamente sincronizada y cumple con su función. Espectacular la combinación de poderes de Trueno y Grace para detener al avión en peligro. Y, entonces, ocurre algo inesperado y que, particularmente, me hizo sentir que estaba haciendo un poco el tonto: el Jóker está detrás de todo. A ver, si Gorila Grodd invade Manhattan, ¿por qué está el Jóker detrás de todo? ¿Qué pinta el Jóker yendo detrás de Lex Luthor? Pues ni idea, pero eso me quitó gran parte de la buena sensación que me habían dejado hasta ese instante los dos primeros números. Y eso que aún faltaba lo peor. El GENIAL! número #3…

Curiosamente, se llama "Quien ríe último", que le viene bien, porque te ríes un montón a pesar de que de fondo casi puedas oír a Judd Winick diciendo: ¡¡¡ Se lo compró!!! ¡¡¡Qué pardillo!!! ¡¡¡Se lo compró!!!! o algo así. Porque durante mis muuuuchos años de lector de cómics he leído mucha mierda, pero hacía mucho tiempo que no caía en mis manos algo como esto… Dejando a un lado el hecho de que este número es una muestra de cómo los traductores y rotulistas de Planeta se empeñan en reinventar la gramática española (¿folicularmente handicapado? Vale, yo lo entiendo, pero no había otra forma de traducirlo? ¿¿¿¿¿HANDICAPADO????? No sé, a mí, a bote pronto, se me ocurren: incapacitado, deficiente…). Bueno, total, que el Joker desvela sus razones: secuestró a Lex porque Lexcorp adquirió hace un tiempo unas armas que él había comprado primero a Industrias Sivana. Como las quiere, qué mejor que organizar una invasión a Manhattan, destruir el Air Force One y, una vez que Lex está en una base segura, invadirla de antemano (¿cómo sabía a dónde irían?) y secuestrar al Presidente de los EEUU. Vamos, un plan brillante. Sobre todo la parte en la que consiguió controlar a los gorilas de Grodd para que le hicieran el trabajo sucio. Sigh. Brillante resolución también la de la batalla con los gorilas: tíralos al agua, hombre, que se asustarán porque se ahogarán y se rendirán… Ay, dios… Bueno, y, para acabar de rizar el rizo, van los Outsiders y llegan a rescatar a Lex a la base secreta del Gobierno de los EEUU, que muy secreta no debe ser porque todo el mundo la encuentra. Porque sí, que vale que se lo dijera el padre de Trueno, pero es que, según dice Winick, es el secretario de Educación… si un político de tercera, por muy superhéroe que fuera hace años, tiene la dirección de los refugios secretos del Presidente, así van los EEUU de Lex Luthor…

En fin. No sé qué hacer. Me parece que dejaré esta serie muy pronto. Por lo pronto tengo el número 4 comprado porque me dio por ahí, pero seguramente no seguiré con ella mucho tiempo… ¿Cuándo se va Raney? Es la única razón por la que me quedaría ahora mismo en la serie. Este dibujante es una debilidad personal…

Categorías:Cómics
  1. 27 febrero, 2006 a las 5:27 pm

    Uf, pensaba que era el único al que no le gustaba esta serie era a mi. Aparte del sentido del humor un tanto trasnochado la veo insulsa, sin nada destacable. Es correcta, pero nada más. Y Tom Raney no me acaba de convencer, aunque ha mejorado bastante.
    ¿Has leído los de Mike Barr y Alan Davis? estaban bastante mejor (según mi modesta opinión)

  2. 28 febrero, 2006 a las 1:41 pm

    si te sirve de consuelo, he decidido dejarla pero ya!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: