Inicio > Cine > Brokeback Mountain

Brokeback Mountain


La expectación que se ha formado alrededor de esta película me llama mucho la atención. Dicen que es una de las mejores historias que podremos ver este año y, probablemente, sea así, pero lo cierto es que a mí no me ha parecido una película tan buena como para que se forme taaaanto interés por ella (lo cual no quiere decir que no me parezca buena, porque sí que lo es, pero que sí que creo que hay un poco de sobrevaloración). Obviamente, no todo el interés suscitado viene por el propio film, sino que el tema tiene una "culpa" decisiva. Si el amor en el cine vende, el amor entre dos hombres es un tema lo suficientemente polémico, entre determinados sectores, como para que se haya hablado de la película por motivos ajenos a los aspectos técnicos, la interpretación de los actores, la trama… Vamos, lo que hace de una película "una película". Quizás también pueda deberse a que sea una de las pocas películas destinadas para todos los públicos que hablan sobre el tema de una forma tan natural y con una historia inteligente, porque lo cierto es que películas "de amor entre hombres" hay unas cuantas, sobre todo de serie B (hace poco vi una página web sobre el tema y aluciné con todas las que hay).Lo que más me llama la atención de Brokeback Mountain es, como ya he dicho, que tiene un argumento inteligente. No es fácil retratar una historia de amor y menos una historia en la que lo realmente importante no es ese amor, sino la lucha por mantenerlo vivo pese a la adversidad, que no es otra que el temor de los protagonistas a ser descubiertos, el miedo a ser rechazados por un mundo del que no se atreven a salir. Desde la primera vez que se "lían" en la montaña y sueltan la frase de "yo no soy marica", todos sabemos que la película no va a girar en torno a la relación sentimentaloide típica de Hollywood, sino que la lucha interna por negar sus sentimientos y adaptarse al mundo en el que tienen que encajar por fuerza va a estar muy presente. La escena que más me impactó, en este sentido, fue la del reencuentro de Ennis y Jack cuatro años después de abandonar Brokeback, cuando ambos ya tienen una familia y, nada más verse, no esperan ni un minuto para besarse a escondidas, creyendo que nadie les puede ver. En esta escena se ejemplifica el mensaje de la película: puedes llenar tu vida con otras cosas, pero nunca debes rechazar al amor ni negarte a ser como eres, porque no sólo te afectará a ti, sino a quien te rodea.

Sin embargo, y pese a que Ang Lee consigue transmitir perfectamente el tema de la película, hay un par de cosas que considero defectos. Primero, que es muy lenta. Lentísima. Luego están los saltos temporales, que alguna vez consiguieron distraerme un poco porque no sabía si había un flashback o si seguía la historia hacia adelante. Por lo demás, la labor de los actores me parece bastante buena (me sorprendió Michelle Williams, que en Dawson Crece no me terminó de cuajar… bueno, en esa serie no me terminó de cuajar nadie…), la fotografía me encanta, la BSO está bastante bien y, sobre todo, me gusta mucho el marco en el que se desarrolla la primera parte de la película.

Valoración: 8/10.

Anuncios
Categorías:Cine
  1. proudstar77
    27 febrero, 2006 en 6:57 pm

    Yo no sé si la peli está a la altura de las expectativas o no, ya que fui a verla nada más estrenarse, pero una historia que te deja marcado y que te tiene dándole vueltas a la cabeza durante días, se merece mi máxima admiración.

    El tema de la cinta puede resultarle morboso a algunos, pero la verdad es que Lee no cae en ello. De hecho, está contado de forma muy natural. No habla de una historia de Amor Gay. Habla de personas que dejan escapar sus sueños por cobardía, habla de la felicidad no alcanzada y de la intolerancia que todos profesamos, incluso sin darnos cuenta.
    No hace falta ser un cowboy de Texas en los años 60 para comprender las penalidades por las que pasan los protagonistas. Lo peor de todo, es muchas veces las causamos nosotros mismos con nuestros comentarios, pretendidamente viriles. A veces no somos conscientes del daño que nuestras palabras pueden hacer. Nunca se sabe a quién se las puedes estar diciendo.

  2. 28 febrero, 2006 en 1:40 pm

    muy ciertas tus palabras ^_^

    ¿Desde cuándo has añadido el 77 a tu nick? XD

  3. 28 febrero, 2006 en 5:00 pm

    Desde…ayer? Nada, se me fue la olla.
    Y perdona, en vez de un comment, casi escribo un post 😛

  4. 2 marzo, 2006 en 10:46 pm

    Ya te he linkeado compañero. Por cierto, la peli no la he visto :P. Nos leemos.

  5. 5 marzo, 2006 en 4:27 pm

    Me parece muy correcto tu análisis de la película,,, a mi me pareció una historia tristísima…dejando de lado que son dos hombres, es un relato sobre la imposibilidad de amar y vivir libremente . Ang lee es un monstruo , ha retratado los EEUU como pocos americanos podrían hacerlo, y en esta peli, hasta se atreve a tocar un tabú tan marcado (los “machos” vaqueros pueden ser gais )así como “philadelphia” me pareció ñoña y demasiado conservadora, ésta creo que es valiente y de duro desenlace: sin concesiones, auque te doy la razón en que le sobra bien bien media hora ,..
    nos leemos.
    un saludo.

  6. 5 marzo, 2006 en 7:18 pm

    yo no pude con Philadelphia, fue superior a mí :S La apuntaré a la lista de “las veré algún día”

    Ang Lee toca el tema con seriedad y respeto, que ya es algo, y hace una película bastante buena, larga de cojones, pero…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: