Inicio > Literatura > Elemental, querido Chaplin. Una historia de Sherlock Holmes

Elemental, querido Chaplin. Una historia de Sherlock Holmes

A ver si este año no dejo tan aparcada mi afición a la lectura, que salvo los libros de la carrera, el año pasado apenas pude dedicarle tiempo (y, bueno, tampoco es que tuviera ganas después de acabar Filología, necesitaba desintoxicarme)


Autor: Rafael Marín
Año de edición: 2005 (1ª edición, mes de enero)
Editorial: Ediciones Minotauro
Precio: desconocido (la saqué de la biblioteca…)

Psinopsis: Sherlock Holmes existió, y Charles Chaplin da fe de ello en un manuscrito donde narra sus aventuras de infancia y juventud junto al célebre detective. Con él efectuará una trepidante investigación que los llevará desde los suburbios de Londres hasta Laussane, para desenmarañar una trama de sectas esotérico-diabólicas y extravagantes planes de clonación.

Esta novela es un divertimento especulativo con todos los elementos de las mejores historias policíacas, por donde desfilan personajes tan dispares como Albert Einstein y Alistair Crowley, Oscar Wilde y Fu Man – Chú. Una obra inclasificable, repleta de humor y referencias, de la mano de uno de los más importantes autores de la ciencia ficción española.

Comentario: hay obras que me atrapan desde el título. Ésta es un claro ejemplo. Como es habitual, estaba rebuscando entre los estantes de los libros destacados en la biblioteca cuando me topé con el ejemplar de Elemental, querido Chaplin, título que me llamó la atención por las connotaciones que implicaba. Lo cogí, le di la vuelta y leí el texto de la contraportada y decidí llevármelo a casa. No supe hasta 3 días después que era de Rafa Marín, a quien conocía por su labor como guionista de cómics y por haberle leído en su blog alguna vez que hablaba de Buffy.

La idea de la novela es bastante llamativa, un crossover en el que dos seres que forman parte de la mitología más reciente se encuentran, trabajan codo con codo y logran resolver un caso digno del mejor detective de la historia, uno de esos casos como los que todos conocemos por otras obras sobre el personaje y cuyas repercusiones quedan en el aire. Lo interesante no es casi tanto saber si se va a resolver el caso (al fin y al cabo es Sherlock Holmes), como todo lo que podemos disfrutar durante ese proceso. Es una novela en la que hallamos guiños literarios y cinematográficos muy bien situados durante el desarrollo de la trama, en la que se producen situaciones que te dejan con una sonrisilla en los labios, como un encuentro de Chaplin con cierto pintor de quien no voy a dar el nombre…; vemos, así mismo, la introducción del mito de Frankestein (al que se le da un gran giro bastante sorprendente y se relaciona con conceptos sectarios y con experimentos tan actuales como el de la clonación) y, además, una profundización psicológica del narrador (Charles Chaplin) bastante conseguida hasta donde yo conozco. Argumentalmente, por tanto, es una obra muy curiosa en cuanto a la cantidad de información no estrictamente necesaria que aporta, información que, sin embargo, resulta no estar de más en ningún momento y contribuye decisivamente para dejar una sensación muy agradable una vez concluye su lectura.

Formalmente, es una novela que no presenta una gran complejidad, no tiene saltos argumentales importantes, no presenta una estructura intrincada (salvo la técnica del manuscrito encontrado, que podría pillar desprevenido a algún lector, ya que es bastante original), sino que sigue a grandes rasgos la pauta de las novelas de Conan Doyle (por lo menos de las dos o tres que he leído) y la caracterización de los personajes está muy conseguida: Sherlock Holmes actúa de una manera similar a como lo haría la idea de Sherlock Holmes que conocemos popularmente (al igual que lo hacen los secundarios habituales, que aportan una visión más general del mito del detective) y Charles Chaplin es una recreación que, para los no expertos en la biografía del autor (como es mi caso), se hace simpática y logra interactuar con el lector de forma eficiente (o por lo menos a mí me funciona el rollo "sidekick" :P). Destaca el uso de elementos "reales", literarios y cinematográficos para dar complejidad, credibilidad e interés a la historia.

Valoración: recomiendo su lectura.

Categorías:Literatura
  1. 10 febrero, 2006 a las 5:30 pm

    Perdon por el off-topic:

    http://zonanegativa.com/?p=2233

    Un saludo!

  2. 10 febrero, 2006 a las 8:26 pm

    “(salvo la técnica del manuscrito encontrado, que podría pillar desprevenido a algún lector, ya que es bastante original)”
    Yo creo que es un recurso bastante habitual, así a bote pronto lo usan el Quijote, los Devoradores de cadáveres, el Nombre de la rosa, los hijos del Grial…
    En cualquier caso habrá que echarle uno ojo.🙂

  3. 11 febrero, 2006 a las 3:37 pm
  4. 12 febrero, 2006 a las 12:15 pm

    Adolfo, lo de original iba por la forma en que lo utiliza, no por el recurso en sí, que debe ser el más usado de la historia XDDDD

    Ya verás, ya…😉

    Cuántos enlaces! Tengo que verlossss

    PD: HE VUELTO!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: