Inicio > Reflexión > De cómo fue que llegué a ser un “friky” (Parte 4: multiplicación mutante)

De cómo fue que llegué a ser un “friky” (Parte 4: multiplicación mutante)

¿Dónde nos habíamos quedado? Uhm… Ah, sí! Por aquí:

ROB!!! LIEFELD!!! ROB LIEFELD!!!! ¿Alguien puede imaginarse lo que esa portada pudo perturbar a un chico impresionable acostumbrado al triste blanco y negro del manga y a la sobriedad espectacular de los X-Men de Jim Lee? Pues algo así como si un arco iris hipermusculado te cayera sobre la cabeza. Fue ver esa portada y comprarme el cómic. Ni siquiera sabía de qué iba. Lo compré. Y lo leí. Durante su lectura descubrí que había algunas cosas que me sonaban. Por ejemplo, Bala de Cañón y Mancha Solar, a los que conocía de Los Nuevos Mutantes, serie de la que había leído algunos números, perdidos a saber dónde. El resto no me sonaban tanto, salvo Bum-Bum y Feroz, pero Feroz porque pensaba que era Loba Venenosa con nombre nuevo y mala leche. Todos esos músculos, esos pistolones, esa chulería, las bocas llenas de dientes y tacos y demás me cautivaron. Me dejé seducir por ROB!, bueno, por sus dibujos, que ya nos conocemos y luego acusan al pobre ROB! de cosas que no son. La cosa está en que al final de ese número (mi primer número #1 que compraba antes que el resto de la serie) decía: continuará el mes que viene! (o algo así). Y yo, que no sabía ni en qué día vivía, decidí bajar al día siguiente (o el otro, no sé) a ver si había llegado ya. Y lo había hecho. Pero también el 3, el 4, el 5…. Hasta el 13!! Así que me los compré. Poco a poco, que no era rico (y sigo sin serlo).

Total, que fue una época en la que compaginé X-MEN (la de Jim Lee y sus sustitutos) y X-Force (la de ROB! y sus sustitutos) y creo que Dragon Ball hasta que acabó. Hasta que lo dejé. Pero dejé por completo los cómics. No sé muy bien por qué. Ni siquiera tenía novia en condiciones… No tenía una vida escolar ajetreada (nunca la he tenido), no tenía razones para dejar de comprar cómics. Pero lo hice. ¿Por qué? NI IDEA. Simplemente, me tiré varios meses, casi un año, sin comprar un cómic. Pero, claro, la vida es dura y recaí. Y la culpa fue de Telecinco. Un día empezaron a emitir la serie animada de los X-Men y yo la vi. Ver los primeros capítulos, La noche de los Centinelas parte 1 y 2, fue como un orgasmo friky. En serio, me pasé toda la tarde babeando y buscando por todas partes los cómics que tenía de los X-Men. Me los leí todos esas dos tardes y, poco después, me fui a comprar todos los que no había comprado durante los meses en los que había estado haciendo una vida "normal". El primer cómic de esta "nueva era friky" fue éste:

Me enganché (pese a que era de Lobdell) y decidí volver a hacerme con la Patrulla X, pero no encontré más números de Patrulla X, así que me compré los X-Men y X-Force que me faltaban y me puse a leerlos. Así descubrí que Cable tenía serie propia, Lobezno también, que iba a salir una serie llamada Generación X con Júbilo… Un día me compré un cómic de Cable y en su interior, a modo de complemento central, venía un boletín sobre la próxima macrosaga mutante: La Era de Apocalipsis. No tengo que decir lo que ocurrió después, ¿verdad? Todo fueron nervios hasta que llegó. Eso sí, antes me sorprendieron con el cambio de papel: del amarillento de toda la vida al satinado, que en aquel momento me hizo alucinar y, todo hay que decirlo, acordarme de la madre del que decidió ponerlo porque significaba un aumento considerable de precio y yo seguía sin tener ni un duro. Total, que me hice con toda la Era de Apocalipsis… menos con el X-Men Alpha, que nunca lo conseguí y tuve que esperar muchos años (concretamente hasta el coleccionable de la EdA en tomos amarillos de Planeta) para obtenerlo. Y ahí empezó mi perdición definitiva.

Sí, vale, yo era hasta "normal" por aquella época. Estudiaba, hacía deporte, salía por ahí, estudiaba música, veía la TV, etc. etc. Pero el fin de la Era de Apocalipsis supuso también un cambio en mi mundo: decidí hacerme con más y más cómics de los X-Men. Ya seguía X-Force, X-Men y Generación X, así que decidí tirar la casa por la ventana y seguir también Patrulla X y Excalibur (Cable, Lobezno y X-Man fueron más bien ocasionales, cuando la portada y lo que miraba al [h]ojearlo me llamaban la atención). X-Factor se hizo también compra segura poco después, ya que llegó Matsuda y a mí siempre me ha gustado mucho el amerimanga. Total, que si sumamos las 6 series regulares, las otras esporádicas y las miniseries, anuales, especiales, los crossovers (Onslaught, Cable/X-Man; Excalibur/X-Man, etc. etc) fueron tiempos (como 2 años o así) con mucha lectura y poco dinero. Pero aún podía controlarlo todo. Conmigo funcionó lo de "hagamos crossovers a ver a cuántos pringados captamos"…

He de confesar que fue una época en la que disfruté MUCHO de la lectura de las series mutantes. Sí, vale, que eran los años 90, que la gente tiende a poner esos cómics a parir por crear estereotipos y repetirlos hasta la saciedad, por tener argumentos que no llevaban a ningún lado, por presentar personajes que no eran demasiado interesantes… Dicen que la peor época de los mutantes (y de Marvel en general…), pero yo disfruté MUCHO leyéndolos. Y a día de hoy sigo disfrutando mucho, aunque la perspectiva me diga que hay cosas mejores, no sólo por los recuerdos que me traen, sino, también, porque a mí me gusta mucho la sensación de ir releyendo esas historias y compararlas con todo lo que ha venido después, ver la evolución de los personajes (que SÍ que evolucionan), conocer la resolución de determinadas tramas y sorprenderme descubriendo que todo estaba, o parecía estarlo, pensado desde muy al principio… No sé, ese tipo de cosas…

Sin embargo, aún estaba por llegar el momento definitivo: el momento en que pasé de fan de los mutantes a fan de Marvel y de ahí al infinito!

Próximamente:

  • Nada peor que mudarte para convertirte en friky.

  • El redescubrimiento de… ROB!!!!!!

Anteriormente:

Categorías:Reflexión
  1. 28 diciembre, 2005 a las 9:33 pm

    Mmmmm, se ve que eres un tio con mucha fe. Ya tiene narices, ya, iniciarse en el mundo mutante con ROB!!!.
    Yo, cuando empecé a coleccionar mi primer comic fue allá por el número 49 de La Patrulla Vol I, por supuesto.
    Claremont en su apogeo y un Jhon Romita Jr. que desde entonces ha sido mi debilidad.
    Y también estoy de acuerdo contigo en que ya está bien de tirar por los suelos a los 90.
    VIVA LOBDELL COÑO YA!!!

  2. 31 diciembre, 2005 a las 11:29 am

    me inicié definitivamente con ROB!, pero ya seguía antes a Jim Lee😛

    El problema de las críticas a los cómics de los 90 es que sí, tienen razón en muchas cosas, pero también es cierto que hubo ideas muy buenas (con desarrollo regular, bueno o malo, según los guionistas de turno). Quizás uno de los factores que más molestó a la gente fue la “multiplicación de series”, ya que las tramas saltaban de una serie a otra indiscriminadamente, fue la época en que más se usaron los cartelitos de “Ver número tal de tal serie”, y eso complicaba bastante la lectura.

  3. Anonymous
    31 diciembre, 2005 a las 7:41 pm

    Las historias de los 90s con la llegada de bishop, los conflictos de psylocke, el romance de rogue y gambit, la boda de jean y ciclops, los dibujos de andy kubert son de lo mejor. Extraño esa època de esplendor de los X.

  4. 1 enero, 2006 a las 3:42 pm

    Pues yo me enganché en serio a los X-men gracias al coleccionable y comencé con las series regulares, curiosamente, con las Eras de Apocalipsis.

    ¡¡OJO!! No “la” Era, sino “LAS” Eras. Es decir, comencé aquella penúltima saga de Davis, la cual me encantó y conseguí hacerme con todo lo anterior como pude, de hecho tengo el volumen actual completo.

    Odio a muerte la Revolution, la verdad.

  5. 3 enero, 2006 a las 10:58 pm

    Tíooooo, eres mi ídolo.
    ¿Cómo coño logras acordarte de todo eso, cuando yo, que tan solo llevo 5 ó 6 años en ésto tengo totalmente olvidado el cómo comencé (bueno, los “puntos” más importantes no, tampoco tengo alzheimer)?

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: