Inicio > Televisión > Perdidos 2×4 Everybody Hates Hugo

Perdidos 2×4 Everybody Hates Hugo

********** SPOILERS ***********

Cuarto capítulo de la segunda temporada y, además, un poco de relax tras tres capítulos frenéticos. Esto no quiere decir que el capítulo pierda interés comparados con los anteriores, sino que consigue todo lo contrario: me parece que es uno de los mejores capítulos de la serie y, de momento, el mejor de la 2ª temporada. Sí, vale, no hay grandes revelaciones… bueno, sí, que lo que Michael, Jin y Sawyer descubren es IM-POR-TAN-TÍ-SI-MO… pero tras tres capítulos centrados en el rifirrafe Locke-Jack y la llegada de los supervivientes de la balsa a la isla, por fin vemos a los demás "perdidos": Charlie, Claire y Aaron, Shannon, Sayid, Sun, Rose… y el resto. ¿Y a quién mejor que a Hurley para representarlos a todos? Vuelvo a avisar de que en mi resumen-comentario habrá spoilers.

Para empezar, vemos a Hurley poniéndose las botas en la despensa de Desmond. Come chocolatinas, papas fritas, carne y bebe leche de una caja con la foto de Walt y el título "Missing". Es interrumpido por Jin, que le dice, en perfecto inglés, que "Todo va a cambiar" y Hugo se despierta. Por fin sabemos cómo era posible que Jin hablara inglés (aunque poco a poco va haciendo sus pinitos, un curso intensivo que ni los de Opening para el capítulo 2×5). Esto echa por tierra todas las teorías que vinculaban a Jin con Dharma. Además, Hurley teclea la clave numérica correctamente cuando le toca el turno y, encima, Jack le ordena hacer el inventario de la comida que nadie debe ni comer ni conocer para evitar problemas y motines. Aunque no tarda mucho en llevar a Rose a la escotilla (presentándonos, así, la puerta trasera) para que le ayude a recontar los alimentos y, también, para aliviar la carga de ser el que tenga que repartir la comida.

Por si los problemas de Hurley fueran pocos, Locke pilla a Charlie escondido en la selva (¿a punto de sucumbir a la heroína?) y le cuenta lo de la comida, así que Charlie le pide a Hurley mantequilla de cacahuete para Claire, pero Hugo se niega y el rockero se enfada y le deja de hablar. Esto hace que Hugo tenga un flashback y recuerda el momento exacto en que supo que había ganado la lotería y deja de trabajar en la tienda de pollo frito, lo mismo que hace su mejor amigo. Luego se van a una tienda de discos donde escuchan una canción de Driveshaft, un grupo que, opinan, apesta. Después de conseguir una cita, putear a su exjefe y pasárselo bien juntos, Hurley le hace prometer a su amigo que todo seguirá siempre igual entre ellos, que nada cambiará, pero la decepción en la cara de su amigo al enterarse por otra persona de que Hugo ha ganado la lotería le hace comprender que eso no pasará. Uno de los grandes flashbacks de la serie, por cierto.

Al otro lado de la isla, Jin, Sawyer y Michael son sacados de la celda por Ana-Lucía y "Shaft" y una nueva mujer: Libby. Todos ellos son supervivientes del avión. Libby le dice a Michael que sobrevivieron 23 pasajeros mientras viajan camino de su refugio. Al llegar hasta él (una puerta trasera igualmente escondida que la puerta trasera de la escotilla de Desmond), hacen una señal para entrar, lo cual ya es sospechoso. Un hombre mayor les abre la puerta y entran, pero dentro sólo hay 2 supervivientes más: el hombre y una mujer. En total, 5 supervivientes de los 23 iniciales. ¿Qué ha pasado con ellos? La respuesta en el próximo capítulo, donde encontraremos a un sexto superviviente… más o menos… Los pasajeros de la cola del avión, además, parece que no cuentan con tantas comodidades como los del "centro" del avión… Ah, sí, el logo de esta escotilla es distinto al de la que descubrió Boone.

En la escotilla de Desmond, Hurley roba uno de los cartuchos de dinamita que Locke no utilizó y lo mete en la despensa para volarla. No quiere causar problemas entre los supervivientes ni que la gente cambie. Está decidido a hacerlo, pero Rose le detiene y le hace entender que con eso no gana nada. Además, Claire encuentra en la playa la botella con los mensajes que le dieron a los de la balsa y ella y Shannon deciden entregársela a Sun para que decida qué hacer con ella. Sun se queda un tanto en estado de shock… Esa noche, mientras ella entierra la botella en la arena de la playa, Hurley reparte toda la comida entre los supervivientes para evitar los problemas. Se reconcilia con Charlie y Rose le guarda una chocolatina al goloso de su marido.

En la escotilla de los supervivientes de la cola del avión, el hombre que les abrió la puerta se acerca a Michael y Sawyer y les pregunta si entre los supervivientes se encontraba Rose, su mujer. Final impresionante y emotivo.

Personalmente, este capítulo me ha gustado por varios motivos:

  • La vuelta de Rose, mujer que tenía la seguridad de que su marido no estaba muerto y, como descubrimos, no estaba equivocada. La presencia de Bernard abre, además, una nueva posibilidad: uno de los rumores que había sobre la segunda temporada es que Sawyer y un hombre mayor superviviente de la cola del avión entablarían una relación casi fraternal, pero se descubriría que este hombre era el auténtico "Sawyer". ¿Cogerán los guionistas esta idea? Sería un tanto rebuscada…

  • Hurley, pese a que se supone que estuvo en un psiquiátrico, demuestra en su flashback que es un chico normal. Un tanto friky, pero normal. Incluso se liga a una chica guapísima.

  • El grupo de supervivientes de Ana-Lucía, Libby, Bernard, la otra mujer y "Shaft" esconden mil y un secretos. ¿Cómo han sobrevivido? ¿Cómo encontraron la escotilla? ¿Por qué han pasado de ser 23 a ser 5? Y, sobre todo, ¿por qué tienen que hacer una clave antes de entrar al refugio? ¿De quién se esconden? Esto y más en el 2×5, en el que sabremos que ellos conocen mucho de ¿Los Otros?, incluso algo que los espectadores y Charlie, Sayid y Danielle también saben… aunque quizás lo pasaron por alto.

  • Me extraña mucho que, tras pasar la noche aterrorizados creyendo que van a morir, al día siguiente ya estén todos por ahí trasladándose a la playa, lavando la ropa, buscando comida… o quizás es que han creído que el humo negro lo encendió Rousseau para secuestrar a Aaron…

  • El final es muy bueno. En serio. De los que ponen los pelos de punta y hacen soltar alguna lágrima.

Y, lo mejor, es que he visto ya el 2×5 y también me ha dejado sin palabras, ¿hasta dónde llegarán con esta serie?

Categorías:Televisión
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: