Inicio > Cine > Blade II

Blade II


Blade fue uno de los primeros personajes Marvel, si no el primero, en pasar a la gran pantalla y convertirse en un relativo éxito, por lo que su secuela no tardaría en llegar. Si la primera película contaba con una puesta en escena bastante espectacular en lo que a coreografías y efectos especiales se refiere, en esta película tampoco se quedaron atrás, aumentando la dosis de efectos especiales y proporcionándonos unas peleas que ganaron varios enteros en agilidad, espectacularidad y, además, en interés, ya que no se centraban sólo en mostrarnos los recursos del cazavampiros, sino que también sus contricantes tenían mayor gloria.

Lo cierto es que la espectacularidad de la película sirve para ocultar medianamente bien bastantes agujeros de guión y hasta la aparición de algunos recursos tópicos del cómic-book y que, en realidad, se revelan en la película como completamente innecesarios. Por ejemplo, lo del “sidekick” que se descubre como un enemigo o la resurrección del mentor y mejor amigo de Blade, Whistler, al que sacan de un tanque de animación suspendida vampírico y consiguen no sólo resucitarlo, sino también que toda la influencia vampira desaparezca en una única noche. Otro tópico que ya empieza a oler bastante es el de que el malo acabe siempre estando relacionado con el que le pida ayuda al héroe, en este caso, el Segador original está emparentado directamente con el jefe del clan vampiro y su hija, el interés… sexual… de Blade. Eso sí, el Grupo Sangriento forma el mejor equipo de vampiros al que Blade se ha enfrentado en sus películas. La mezcla entre el Hightech y los colmillos luce bastante… aunque quizás sea por Ron Pearlman (que resuelve muy bien su papel) y Leonor Varela. Y, para continuar con el tufillo friky, Santiago Segura tiene sus cinco minutos de gloria en unas escenas bastante divertidas y ese epílogo final.

Por lo demás, considero que esta película de Blade está bastante bien, aunque para mí queda un poco rezagada en relación a las otras dos, lo cual no quita que, en mi opinión, Blade 2 tenga la mejor batalla de las tres. La lucha del Cazavampiros que ha visto el Sol, Whistler y el Grupo Sangriento en las alcantarillas contra los Segadores es espectacular. Acción, traición, vampiros que dan realmente miedo, una situación que sobrepasa a todos los que participan de ella… Además, me recordó mucho a la batalla final de Buffy Cazavampiros… hasta diría que el parecido entre los Ubervamp y los Segadores era un poco más que evidente…

Bueno, en definitiva: una película de acción sobrenatural bastante correcta. Un reparto bastante creíble. Una historia mejorable en muchos aspectos. Efectos especiales más que correctos.

Categorías:Cine
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: