Inicio > Cómics > Últimas Lecturas

Últimas Lecturas

Aprovechando que ha hecho un día maravilloso (¡¡¡no ha parado de llover y ha refrescado!!!), me pongo a comentar algunas de mis últimas lecturas. No hay muchas novedades, ya que la distribución es así de guay y este mes se están haciendo de rogar las novedades de Panini. De las de Planeta ya ni comento. Me he leído, eso sí, la miniserie que Forum sacó hace unos años del líder de los New Warriors, Destructor Nocturno, que está bastante bien, y unos cuantos números antiguos de mutantes (básicamente de los 90) para ir aumentando las fichas de la Hemeroteca XMEN. Los he ido compaginando con la lectura de lo siguiente:

Lobezno El fin #3 de 3: Jenkins se mete en unos líos… A ver si me aclaro. Resulta que la Patrulla X funciona en este futuro como si del FBI se tratara. El hermano de Lobezno trabaja para alguien más, por lo que todo el rollo anterior no sirve para mucho… Lobezno engaña a un ejército ultratecnificado con un rotulador y cinta adhesiva… Y luego, así como el que no quiere la cosa, se carga a su hermano… sin “querer”…y todo se acaba… Pues vale, qué cantidad de chorradas… El dibujo de Castellini me gusta más en la primera parte, porque se le da muy bien lo de ambientar la historia dándole un toque futurista a objetos habituales, como los uniformes, los aviones (tanto por dentro como por fuera), las ciudades… En fin, una limited que es un bluff tremendo.

The Pulse #6 (Secret War parte #1): no sé cómo decir esto sin que se me reboten los fans de Bendis… bueno, lo mejor será liarse la manta a la cabeza… Este cómic es una puta mierda. Y punto. MUY alargado. TODO lo que cuenta es digno de contarse en dos hojas. Mucho misterio, mucho “Oh, han malherido a Luke” y ya está. En fin… ¿Era necesario? Pues va a ser que no… Me parece que paso de esta serie a partir de ya…

Daredevil #63 (El rey de La Cocina del Infierno #3): esto es otra cosa. Bendis le tiene cogido el punto a esta serie y sabe dar vueltas de tuerca al argumento. Milla se está convirtiendo en su mejor personaje. Urich sigue ganando puntos. Hay detalles muy buenos (como lo del pequeño Matt reconociendo a su padre tras morir), pero hay otros que no me convencen. El tal Sano Orii no me parece un villano a la altura de DD y lo del “Hospital para superhéroes” me parece una tontería tremenda… Sí, vale, que todos hemos pensado que cómo era posible que se curasen tan bien después de las palizas que recibían, pero… yo qué sé, no me convence… Y, bueno, la manera que tiene Urich de descubrirlo… ¡¡que lo contrate ya el FBI!! Eso sí, las páginas en el buffete, con Nelson, salvan el número, junto a las primeras con la conversación entre Milla y Urich.

XMen/4 Fantásticos: Primer contacto: no iba comprármelo, pero tuvo la “suerte” de que vino en una semana de esas en las que no hay casi novedades (o quizás llegó antes y no lo vi hasta entonces, no sé) y lo compré. Me arrepiento de haberlo leído. Qué historia más previsible. Qué dibujo más espantoso. Qué coñazo de tomo. Y encima se lee en un ratito… y son 5 números. Y lo peor es que el guionista es el que va a hacer la segunda parte de “La Era de Apocalipsis”… ya empiezo a temblar.

X-Statix: La cura: Milligan y Allred consiguen dejarme con un buen sabor de boca cada vez que termino un tomo de esta serie. Y eso que ya empiezan a flojear. Lo de poner a la Britney del grupo como líder sirve, además de para que nos riamos con sus planes, para criticar toda esa influencia mediática de personajes que no tienen demasiado que aportar y no, no me refiero a los salidos de los Reality Shows, sino a los artistas estos que se creen dioses por hacer música prefabricada y tener una cara bonita y un cuerpo decente (a veces). Se nota, por otra parte, que los artistas empiezan a no saber por dónde moverse, ya que se quitan a más personajes de un plumazo (Grasas, Lacuna momentáneamente, El Guapo y Spike Freeman), demostrando que son un grupo con una alta tasa de mortalidad. Además, Henrietta Hunter tampoco dura mucho… Eso sí, el que un par de miembros del grupo mueran combatiendo a alguien tan patético como el Código de Barras (toma ya crítica a los nombres ridículos de los personajes) es un puntazo. Para mí, lo mejor de este tomo es la segunda histora, la que da nombre al tomo de Panini. La cura nos muestra la frivolidad en la que se mueven no ya los personajes de la serie, sino un buen montón de artistas, actores, músicos, cantantes, directores, gente de televisión… Nos dicen claramente que lo que te hace distinto a los demás no es sólo que de verdad poseas unas características únicas (como todos nosotros tenemos), sino también que hayas asumido ese potencial y lo hayas explotado para sacarle provecho… en este caso, la fama. Y, claro, aunque esas habilidades, puedan parecerte una mierda y quieras deshacerte de ellas, siempre habrá alguien que quiera estar en tu lugar. Adoro esta serie.

En fin, a ver si la semana que viene me llega algo interesante, que lo único “nuevo” que tengo por leer son los cómics de Spiderman de Romita y Peter Parker… Y cada vez me aburren más…

Categorías:Cómics
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: