Inicio > Cine > La sonrisa de Mona Lisa

La sonrisa de Mona Lisa

Cuando se estrenó esta película hubo un descontento bastante general entre la gente que conozco (no sé la reacción general… ni me interesa), ya que fue vendida como la versión femenina del Club de los Poetas Muertos y, obviamente, esta película no le llega ni a la suela de los zapatos al Club… Lo cual no quiere decir que el film esté mal, pero, claro, las comparaciones son como son y, en este caso, funcionan en detrimento de la película.

La historia es bastante sencilla: una profesora de Historia del Arte californiana llega a la costa Este de los EEUU a impartir clase en una prestigiosa escuela femenina. Al llegar se da cuenta de la hipocresía que recorre en el centro de formación, ya que ninguna de las alumnas tiene más aspiraciones que casarse y vivir sirviendo a su marido como ama de casa. La profesora se rebela al ver el gran potencial de su alumnado y decide ejercer de influencia “nociva” en sus alumnas, animándoles a que decidan seguir estudiando una carrera que les mantenga y que no se contenten con vivir siendo una ama de casa más cuando podrían ser todo lo contrario. Contará, entonces, con la oposición de una de sus mejores alumnas, que además de ser la hija de una de las familias más influyentes de la ciudad, es columnista en un periódico escolar desde el que se dedica a denunciar cosas tan “malas” como el reparto de anticonceptivos en la escuela o las actividades de la profesora de Historia de Arte. Además, la profesora dejará a su novio y se liará con el profesor de Italiano, que no es lo que parece (además de aprovechar el tiempo acostándose con sus alumnas), por lo que la relación no cuajará.

La película se basa en que todos veamos los esfuerzos continuados de la profesora para que sus chicas no se dediquen a limpiar, planchar, hacer la comida y demás y, también, en que Kirsten Dunst se dedique a elogiar la buena vida de la mujer casada… aunque su marido se acueste con otra… Todo el rato con el mismo tema (menos la relación de Julia Roberts con su novio y luego con el profesor de italiano), por lo que llega a aburrir. Eso sí, hay una interesante reflexión que hace que la película suba varios puntos: cuando la alumna más brillante le dice que por muy buenas notas que tenga, por muchas ofertas de universidades que tenga o por muy prometedor que sea su futuro como estudiante, ella no quiere sino ser ama de casa y estar feliz con su marido. Un punto de vista completamente necesario y, además, muy realista en la época que retrata la película.

Por lo demás, la historia no es gran cosa, las interpretaciones son bastante normalitas y el paisaje es precioso… Eso sí, el friky que llevo dentro no pudo dejar de apreciar la buena pareja que hacen Kirsten Dunst y Topher Grace en la pantalla…😉

Por cierto, que ahora que he visto a Topher de rubio, y aunque aún es muy pronto para que se haya teñido para el rodaje de Spiderman 3, me he fijado que haría muy bien de Peter Parker en la época en que era la Araña Escarlata….

Categorías:Cine
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: