Inicio > Cómics > Releyendo Los Invisibles de Morrison

Releyendo Los Invisibles de Morrison

Aprovechando el verano, me ha dado por releer algunas obras que tengo por aquí y que, debido a su publicación “irregular” nunca he tenido la oportunidad de disfrutar a fondo o, también, no lo he podido hacer porque me faltaban algunos números. De esta manera, estoy releyendo ahora mismo el primer volumen de Los Invisibles de Grant Morrison, una obra en la que la teoría de la conspiración se mezcla con los mitos prehispánicos de Sudamérica, la psicodelia, los extraterrestres, los “superhéroes”, los espías y muchas más cosas formando un cóctel en el que la combinación entre la acción y los momentos “filosóficos” se van combinando magistralmente.

Empecé a leer Los Invisibles al poco tiempo de que se empezó a publicar en España la etapa de Grant Morrison en New Xmen, hace más o menos dos años y poco, y no pude leer todos los números que se habían publicado hasta esa fecha ya que me faltaban la primera parte del segundo arco argumental, Arcadia, y el tomo Monstruos Reales, por lo que la historia se me quedaba coja, ya que estamos ante una serie en la que cada una de las páginas es fundamental para su desarollo, así que no fue hasta mi primer viaje a Madrid, en enero de este año, que conseguí completar lo que me faltaba (aquí no me los pedían a la editorial ¬¬) y debo decir que la lectura de este primer volumen ha resultado muy emocionante. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto leyendo un cómic y, sobre todo, hacía tiempo que no me enganchaba tanto una historia que ya hubiese leído en su mayor parte. No voy a aportar nada nuevo a lo que se ha dicho ya de esta serie, pero, por lo menos, voy a dejar mi impresión de este primer volumen.

 

La serie empieza de una forma bastante habitual: la iniciación del nuevo miembro en el grupo, en este caso, un rebelde adolescente inglés llamado Dane MacGowan y que está destinado a ser Jack Frost, uno de los cinco miembros de la célula de Los Invisibles de King Mob y compañía y, además, será nuestros ojos para descubrir el mundo en el que se mueven los Invisibles. A través de él empezamos a vislumbrar la complejidad de la guerra en la que los Invisibles y los Perdidos están metidos desde hace mucho tiempo y, cómo no, observamos al variopinto grupo al que tendrá que unirse: un calvo con mala leche, una pelirroja con la cara pintada, un travesti bruja brasileña y una ex policía neoyorquina capaz de darte una paliza sin sudar demasiado. Estos son los que serán sus compañeros y los que le salvarán la vida más de una vez. En el primer arco argumental, Sin blanca en el cielo y el infierno, Dane descubrirá que su existencia está amenazada y que su vida no será la de cualquier maleante que se dedique a lanzar cócteles molotov a su escuela. A lo largo de este volumen le veremos ir aceptando su destino y recordando su iniciación, que tiene lugar en esta primera etapa.

A continuación, en el arco Arcadia, nos metemos en uno de los tópicos de la literatura: el viaje en el tiempo. Eso sí, como TODO tópico que encontremos en esta obra (o, por lo menos, en este volumen), Grant Morrison le da una vuelta de tuerca más al tema. Así, nos presenta a Lord Byron y a Percy y Mary Shelley como algunos de los protagonistas de la trama y convierte al Marqués de Sade en un Invisible. Todo esto en medio de una visita a la Francia (y la Europa) de la Revolución Francesa y las comunidades utópicas que se montaban los escritores a orillas de los ríos. La dinámica de los viajes temporales se mezcla con gags (especialmente de Jack Frost y Lord Fanny), profecías cristianas, asesinos demoníacos, demonios convocados para asesinar y el Marqués de Sade descubriendo que su influencia en la historia sería mucho mayor de lo que él creía…

Monstruos reales es un tomo que presenta historias, aparentemente, inconexas con la trama principal, aunque el primer número continúe directamente la historia de Arcadia. Nos amplía la historia de Los Invisibles a través de retazos del pasado del grupo de King Mob (con la aparición de John-A-Dreams), nos presenta a otros Invisibles (como Jim Crow, genial personaje) y Morrison llega a sorprender al lector con un número sorprendente en el que un soldado al que King Mob mata en el primer número de la serie recuerda toda su vida mientras muere. Como siempre, mucha magia, muchos seres demoníacos y las conspiraciones del “otro bando” de la guerra.

Llegamos, a continuación, con mis dos tomos favoritos. El primero, Apocalipstick, nos relata la vida de Lord Fanny, una bruja encerrada en el cuerpo de un hombre… bueno, más o menos. Lo cierto es que la historia está muy bien contada y es el germen del siguiente volumen: Entropía en UK, en el que nos presenta a King Mob en todo su esplendor hasta el momento, pese a que está drogado, torturado y con un pulmón perforado por una bala… Por si fuera poco, el dibujo es de Phil Jimenez y, como “complemento” tenemos el origen de Boy, bastante más trágico que el de Jack Frost…

Por último, ¡Adiós, conejitos! nos lleva al gran final. Todos los jugadores están en el campo: Boy rescata a Jack Frost y con la ayuda de otro invisible, Seis, se marchan a ayudar a Ragged Robin y a Jim Crow, que están intentando rescatar a King Mob y a Lord Fanny de Sir Miles, la señorita Dwyer, el Rey de Lágrimas y, de paso, intentan evitar el fin del mundo o algo así. Acción, magia, esoterismo, peleas, resurrecciones… Vamos, que tiene de todo un poco.

Leer este volumen de un tirón me ha ayudado no sólo a comprender la historia (aunque, seguramente, no lo parezca por lo que estoy escribiendo, ya que no comento temas cruciales del argumento) y, sobre todo, a disfrutarla, a sentarme a leer en mi cama y obligarme a parar para no saturarme de tanta guerra secreta (¡ya quisiera Bendis que su guerra fuera como esta!), tanto nombre de dioses aztecas y demonios.

También me ha servido para darle vueltas a la cabeza a la idea de que los Wachowski, en lugar de “homenajear” la historia, podían haberse dedicado a realizar la versión fílmica de Los Invisibles y no a hacer la segunda y la tercera parte de Matrix…

En fin, que eso es todo…

PD: mañana empiezo a leer el volumen 2 y, cuando me termine el primer tomo, me morderé las uñas de impaciencia esperando el segundo tomo, que sale en octubre…

Categorías:Cómics
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: