Inicio > Cine > La Misión

La Misión

Vuelvo a comentar las últimas películas que he visto recientemente. Como no tengo mucho tiempo para ir al cine, pues me va a tocar comentar una película vista en casa. Una de las últimas ha sido La Misión de Roland Joffé, con Jeremy Irons y Robert DeNiro (y un joven Liam Nesson también sale). Me imagino que, siendo una película bastante conocida, no tendré que explicar la historia, pero ahí va: un grupo de jesuitas se rebela contra la decisión de la Iglesia de Roma (con el apoyo de las coronas de España y Portugal) de cerrar las misiones fundadas por los jesuitas en la zona fronteriza entre Brasil y Paraguay. Cogen las armas y, junto a los indios guaraníes de sus misiones, se enfrentan a los ejércitos de las metrópolis en una batalla en la que tienen pocas esperanzas de ganar y en la que su mejor arma es su fe en Dios.

Si bien la historia tiene algunos fallos históricos un poco curiosos, el desarrollo es muy consistente ya que muestra no sólo el “paraíso” jesuita, sino también las motivaciones de las demás facciones de la Iglesia para terminar con las misiones (o reductos donde se “cultivaba” a los indios y se les convertía a la religión católica). Al mismo tiempo que se nos da a conocer la labor de los jesuitas, también se nos enseñan las divisiones dentro de la Iglesia en su concepción del indígena americano: mientras que unos los tratan como niños, otros los consideran hombres a “civilizar” y otros, simplemente, los cazan como animales para venderlos como esclavos. La evangelización en América no estuvo libre de polémica y esta película refleja este hecho de una manera bastante clara y, sobre todo, de una forma muy dura, con el fin de impactar y hacer reflexionar acerca de hasta dónde estaban los sacerdotes dispuestos a llegar por hacer prevalecer sus creencias y, sobre todo, sus intereses.

En La Misión destacan dos cosas sobre todas las demás: la fotografía y la banda sonora. La película está marcada por los paisajes del interior del continente americano: selva, cataratas, llanuras, cielos azules, ríos caudalosos… Y a estos paisajes casi míticos le acompaña una banda sonora magnífica compuesta por Ennio Morricone, banda sonora que le consagró como uno de los grandes compositores actuales y que a lo largo de la película va adquiriendo cada vez más importancia. De entrada tenemos el “Gabriel’s Oboe”, que será el leit motiv musical del film, al que acompañará el “Ave María Guaraní”, una obra que sobrecogerá paulatinamente a los espectadores en cada aparición: cuando la cante el niño guaraní ante los enviados de Roma, cuando la cante todo el pueblo guaraní para probar la validez de la obra jesuita y cuando el Padre Gabriel haga frente a los invasores cargando la cruz de Cristo con todo su pueblo cantando el Ave María junto a él.

En definitiva, una película brillante, muy bien interpretada, con escenas memorables, una música inolvidable y con un guión bastante digno, pese a que tiene algunos fallos históricos y a que las motivaciones de algunos personajes no están del todo claras.

Categorías:Cine
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: