El Pianista, de Roman Polansky.

Anoche pude por fin encontrar el tiempo suficiente para ver esta maravilla de película. Mi tía Emilia me la dejó más o menos en navidad, pero, curiosamente, en versión original, por lo que luego tuve que adquirir los subtítulos y, posteriormente, un programa para poder ponerle los subtítulos, jejeje. Pues eso, que después de esta pedazo de odisea, anoche la vi. Y me quedé sin palabras.

Cuando estudias historia, o lees y te informas por tu cuenta, las muertes, las guerras y los asesinatos están completamente alejados de ti. No son más que datos, cifras, números en un papel. Sin embargo, todas esas guerras fueron, como lo son las guerras actuales, horrorosas, con víctimas inocentes y con actos de una crueldad que aún hoy siguen poniendo los pelos de punta. Esto es especialmente llamativo en el caso de la Segunda Guerra Mundial. El gobierno nazi exterminó a millones de judíos, simplemente, por ser judíos. Esta película refleja, desde el punto de vista judío, la situación de Varsovia tras la ocupación alemana y hasta su liberación. Algo más de 6 años en los que la vida de la ciudad cambió totalmente al mismo tiempo que la vida de más de medio millón de habitantes judíos era, primero, destrozada y, luego, aniquilada.

La historia comienza con una esperanza: la familia del protagonista (interpretado magníficamente por Adrien Brodi) brinda por la entrada de Inglaterra y Francia en la guerra contra Alemania. A partir de este momento, esa esperanza se va debilitando por momentos, ya que somos testigos del continuo proceso de humillación al que son sometidos los judíos: primero se les establece un máximo de dinero, luego se les obliga a llevar un brazalete que les señala como judíos, se les prohíbe ir por la acera, se les obliga a vivir en el ghetto judío y a abandonar su hogar, empiezan a ser asesinados por las SS, pasan hambre, frío, hasta que, finalmente, son conducidos a los campos de concentración de los que muy pocos volverán. A lo largo de esta primera parte de la película, vamos percibiendo la desesperación de los judíos y, también, de algunos intentos de rebelión que no llegan a nada. Deja un sabor amargo que aumentará aún más

El pianista consigue librarse de los campos de concentración gracias a la ayuda de un conocido en la policía militar y, desde ese momento, dedicará todos sus esfuerzos en conseguir su libertad. En esta parte de la película, en la que el protagonista no sólo lucha por conservar la vida, sino también la cordura, la esperanza con la que se iniciaba la película desaparece gradualmente. La ciudad, completamente destruida, se convierte en una trampa de la que nadie puede salir vivo por sus propios medios. Lo más impactante es la lucha del protagonista por mantenerse cuerdo y su método para conseguirlo: la música. Se pasa meses en una habitación con un piano que no puede tocar sino mentalmente y logra reprimir sus ansias para conservar la vida. Paradójicamente, será un piano olvidado el que contribuya a salvarle la vida también.

La película tiene muchos efectos sobre el espectador. Te hace pensar acerca de hasta dónde puede llegar el hombre, capaz de matar a otros por la religión, capaz de sobrevivir a lo peor aferrándose a una esperanza, capaz de salir adelante cuando ya no te queda nada. Hace que te cuestiones hasta dónde llegarías tú.

Anuncios

Últimas lecturas Forum (2)

Sigo con mis últimas lecturas Forum (que aún me quedan por los exámenes y tal) y, a continuación, empezaré con mis las Lecturas del mes de enero del 2005.

Xtreme Xmen #32: Intifada, parte 2 de 5. Chris Claremont e Igor Kordey. La historia de Valle Soleada va cogiendo más interés. Las acciones de los especuladores que quieren echar a los humanos del pueblo son un recurso argumental interesante. La historia de Marie D’Ancanto como terrorista, aunque muy vista y metida con calzador, no está mal, ya que sirve como eje para el resto de la historia. Claremont vuelve a tratar el tema sobado de la relación entre humanos y mutantes, pero esta vez lo hace desde el punto de vista contrario: los humanos son la minoría, por lo que se siente verdaderamente amenazados (además de extorsionados para que dejen sus casas por una extraña presencia… ¿mutante?). El beso entre Tormenta y Gambito es una nueva idea de bola de Claremont, aunque casi que pasa inadvertido. Claremont está sabiendo adaptar sus historias a los nuevos tiempos y las nuevas características del panorama mutante, aunque siempre dentro de su estilo propio, claro. Kordey va empezando a ser menos horroroso, aunque sigue teniendo sus momentos. Su narración es buena, pero su dibujo no es “bonito” ni le pega a la historia.

Ultimate Xmen #25: Nuevos Mutantes, partes 5 y 6 de 6. Brian Michael Bendis y David Finch. Bendis sigue dando coherencia al Universo Ultimate. SHIELD y el Gobierno de los EEUU son impredecibles y esconden tantos secretos como las agencias gubernamentales que podíamos ver en series como Expediente X. Furia, para proteger al presidente y su relación con la escuela de Xavier, va soltando datos confidenciales en pequeñas dosis para provocar la reacción de la Patrulla X y que acudan a la rueda de prensa de la presentación del nuevo grupo de mutantes gubernamental (Emma Frost, Kaos, Karma, Dazzler y la Bestia), ya que sospecha que van a ser atacados por órdenes de los disidentes en el equipo de gobierno. Bendis se monta una historia de traiciones y líos gubernamentales muy interesante que resuelve bastante bien, aunque la muerte de Hank McCoy es muy absurda y totalmente gratuita. También se toma alguna que otra licencia artística con los poderes del profesor X al otorgarle telekinesis (aunque el Universo Ultimate no tenga por qué seguir las normas del Universo Marvel, lo cierto es que usar esos poderes ahora para detener un centinela y no usarlos para, por ejemplo, caminar, es una chorrada). David Finch cumple bastante bien. Sigue haciendo las caras parecidas y algunas figuras un poco raras, pero no molesta mucho.

Vengadores #74: Buscando a Hulka, parte 3 de 4. Geoff Johns y Scott Kolins. La vuelta de Ojo de Halcón a las páginas de Los Vengadores, si bien muy esperada, no es tan espectacular como podría. Su enfrentamiento con una Hulka completamente fuera de control es bastante simple y se resuelve con la aparición in extremis de Bruce Banner y con una conversación entre los dos primos que no convence demasiado. Que tengan que recurrir a convertir a Banner en Hulk para detener a Hulka tampoco. Vamos, que el guión es flojito. Pero aún más flojo es el dibujo, que es prácticamente horroroso.

Coleccionable Spiderman 28 al 32: Varios Autores. Spiderman es el héroe por excelencia. Vive mil aventuras (que están algo descontroladas en el coleccionable, se mezclan algunas historias sin orden lógico) y recorre todo el universo Marvel: Symkaria, New York al completo, Pennsylvania, … su vida personal se complica (la prima de MJ enferma, Nathan muriéndose, Jonothon Caesar haciendo de las suyas, el Daily Bugle en manos del Puma) y tenemos toda una galería de personajes invitados (Paladín, Solo, Marta Plateada, el Capitán América, el Corredor Cohete) y un montón de villanos (desde los clásicos como Elektro hasta personajes como el cabeza rapada, el Oso Pardo, Lápida, etc). En estos números la parte que menos me está gustando es la de los Actos de Venganza. Ver a Spiderman venciendo a personajes como Magneto, Titania, etc se me hace raro. En el dibujo, la llegada de Larsen a la colección se nota. Aunque a mí Larsen no me gusta mucho.

Spiderman de John Romita #72: Varias historias.Mark Wolfman, Ross Andru, Keith Pollard, John Byrne. La historia del niño secuestrado por Elektro y que al final resulta tener la peste es de lo más extraño que he leído en mucho tiempo. La de Puzzle secuestrando el barco donde están Peter Parker y todos sus amigos es bastante simple, pero este tipo de historias son un clásico en el personaje, así que tampoco se sale de lo normal. La historia más interesante es la última, la de John Jameson (en plan momia) atacando a su padre y a Spiderman por estar controlado por una extraña figura a sus espaldas. Esta última historia es la más interesante de las tres, ya que, además, se profundiza en el personaje de Jonah Jameson, su relación con Marla y su hijo, su poder como editor de un periódico, etc. Dibujo correcto en las tres historias.

Ultimate Spiderman #32: Después. Brian Michael Bendis y Mark Bagley. Historia que retrocede en el tiempo hasta justo después de que Spiderman venciera al Dr. Octopus y que sirve para presentarnos al Ultimate Hombre de Arena, producto de las industrias Hammer y tan peligroso como el original (eso sí, más desequilibrado aún). Que la historia esté contada por Sharon Carter hace a este fill-in ganar a este número más puntos. También sirve como “precuela” a Ultimate Six al presentarnos la nueva versión de Flint Marko. Mark Bagley empieza a cansarme…
Ultimate Six parte 1. Brian Michael Bendis, Joe Quesada y Trevor Hairsine. Buen inicio para esta miniserie. Los Ultimates son el grupo de élite de SHIELD y, por ello, se encargan de arrestar y vigilar a los delincuentes superpoderosos. La idea de que se distinga entre delincuentes mutantes y delincuentes que obtuvieron sus poderes de forma ilegal me parece de lo más interesante que he leído dentro de la línea Ultimate, ya que tanto Spiderman como algunos héroes de los Ultimate podrían ir a la cárcel por el mismo motivo en cualquier momento si los EEUU y SHIELD quisieran. La presencia de los 5 Siniestros, especialmente la de Norman Osborn y su obsesión con su hijo (no Harry, sino Peter Parker, su hijo “genético”) me parece magnífica. Dibujo correcto, poco más.

Punisher #32: Soap. Garth Ennis y Steve Dillon. El mejor número de esta serie en mucho tiempo (más o menos desde La Hermandad). Y es lógico, ya que está centrado exclusivamente en el mejor secundario aparecido en los cómics Marvel de los últimos años: Martin Soap, el policía gafado encargado de detener a Frank Castle y convertido en aliado del Castigador muy a su pesar. Conocemos su infancia en el orfanato, quién fue su inspiración para ser policía (así le va al pobre Soap), su relación amorosa con su novia (que en realidad es su madre, como vimos hace unos meses) y conocemos a su último ligue… Todo esto con el sentido del humor que Ennis destilaba en los primeros números de esta serie. Dillon está en su salsa.

Otras series de Planeta:
Planetary vol2 #1: Siglo. Warren Ellis y John Cassaday. Número centrado en Elijah Snow. Es una pequeña maravilla ir desentrañando todas las referencias culturales y literarias que tiene este cómic. El entrenamiento de Elijah a manos de Sherlock Holmes se merece una historia completa, ¿la tiene?. El dibujo es una maravilla.

Sleeper #8 de 12: Extracción. Ed Brubaker y Sean Phillips. Al agente Carver se le siguen complicando las cosas. Su huida de la organización de Tao no tiene pinta de ser fácil y cada vez está más enganchado a Miss Misery. Para colmo, su contacto con Lynch muere. Vamos, que la historia está cada vez más interesante. El dibujo es perfecto para el tono de la serie.

Harry Potter y el prisionero de Azkaban

La tercera parte de la serie de las aventuras del mago de moda peca de dos cosas: la primera, la repetición de esquemas. La segunda, de conseguir enganchar al lector de una manera extrañísima. Repite esquemas: Harry aburrido en casa de sus tíos y huida a final de verano, estancia en el callejón Diagon, llegada accidentada a Hogwarts, uno de sus amigos en la enfermería al final de la historia y el otro se convierte en parte clave para resolver el asunto, villanos que no son lo que parecen, Snape cogiendo manía a Harry, secretos del pasado, etc.

La historia engancha, pero no sé muy bien por qué. No sé si es por la intriga por saber cómo se librará Harry de Sirius Black, o por si crees que Crookshanks es lo que no es, o por si el ambiente tétrico en la Escuela de Magia (por culpa de los Dementores) te envuelve… quizás es por culpa de Scabbers (la muy… XD). Cada vez que leo un libro de Harry Potter pienso que no podrá gustarme tanto como para que me enganche…. pero siempre lo acaba haciendo. Tengo que hacérmelo mirar.

Criticaría muchas cosas de este libro, pero también podría ponerme a comentar algunas cosas que hacen que la novela suba puntos, así que no lo haré 😉 Creo que es una novela que tiene muchos fallos que la escritura supo compensar con otros tantos aciertos, lo que hace que siga siendo una novela correcta, que muestra la evolución (poca, eso sí) de los personajes y nos sigue introduciendo en el mundo mágico del personaje, que se va ampliando capítulo a capítulo.